fbpx

Diferencia entre los Decretos y la oración

Mensaje del amado Señor Maitreya

Amados Míos, la oración es maravillosa porque por medio de ella, como una comunión con Dios, la gracia del Señor desciende al corazón del que está suplicando. Sin embargo, para una emanación vital del Poder del Todopoderoso, la oración no puede compararse con el Decreto hecho con Maestría.

La oración basada en el miedo tiene su origen en una era en que la humanidad aún no estaba en condiciones de comprender las ilaciones de la relación de su alma con su identidad divina.  El concepto de un hombre humillándose ante su Dios proviene de su antiguo patrimonio.  El pasado, tejido una y otra vez con el olor mohoso de la podredumbre humana, es el registro del descenso del hombre de un estado consciente de la individualidad inmortal al de una individualidad mortal.

La Ciencia de la Palabra Hablada, revelada por los Maestros Ascendidos, devuelve a la humanidad de esta Era el arte olvidado de decretar, que empleaban los hijos de Dios en las primeras Eras de Oro de la historia de la Tierra que antecedieron a la caída tanto de la Atlántida como de Lemuria. La práctica de esta Ciencia les proporcionará el camino de retorno a su destino en la perfección que existía antes de la expulsión del paraíso.

En pocas palabras, los Decretos tienen su premisa en la Ley de Perfección y en el ser humano, como el ser amado de Dios, mientras que la oración presupone al ser humano en un estado imperfecto –un estado de condenación y confinamiento.

En estos días de la ascendente conciencia de Cristo, cuando la Tierra está pasando por iniciaciones más elevadas, el devoto sincero también extiende sus manos hacia las glorias de la Edad de Oro. La gran emanación de Luz que se desprende cuando se hacen los Decretos permite a la humanidad, por la gracia de Dios, poseer aquí y ahora un poder extraordinario para usarlo en su servicio a la mayor Luz de Dios y para manifestar Su reino en la Tierra.  Las invocaciones y los Decretos son métodos para emplear el Fuego Sagrado de la energía humana en beneficio de su propia y Sagrada Divinidad.

Abrir chat
Escríbenos