Eres un cáliz de luz viviente | Lord Gautama

No son muchos los seres humanos en cuyos corazones los motivos sean los de ser y permanecer como un «cáliz» impersonal y maleable de Luz viviente únicamente por Amor a Dios, magnetizando esas virtudes desde los Ámbitos Internos al tiempo que sostiene todavía un vehículo físico en el mundo de la forma, el cual está sujeto a todas las diversas acciones vibratorias de la atmósfera inferior de la Tierra. ¡Esos «pocos» que sirven de esta manera son indudablemente benditos entre los hombres! Cuanto más se avanza sobre el Sendero Espiritual, tanto más sutil y delicado es el hilo de la prueba y, a menudo, en su tremendo empeño por dilucidar su propio karma y auto-liberarse, la personalidad no está consciente del egoísmo contenido en su motivación.

Quien sigue la Ley del Buddha, voluntariamente permanece en la esfera a la cual lo ha dirigido su propio Ser Crístico, magnetizando allí de manera jubilosa los regalos del Altísimo, dejando impersonalmente que la radiación de sus Virtudes Divinas fluyan hacia adelante.

Él no tiene opinión en cuanto a la valía de quienes son los recipientes de su bendición, no más de lo que el Cáliz de Comunión que los comulgantes se llevan a los labios, decide dentro de sí si hay o no sacrilegio en el alma de quien se arrodilla ante el grial.

¿Podrán ustedes llegar a ese punto en que su vida y su virtud pertenezcan a Dios, al hombre, a la vida elemental, a los ángeles encarnados o a los cuadrúpedos por igual, sin presión alguna de sentimientos personales de sus personalidades, escogiendo dirigir impersonalmente sus regalos a uno o más de aquéllos cuyo karma temporalmente los ha atraído a ustedes, a través de influencias tanto buenas como malas del pasado? ¡Yo tuve que aprender de esa manera!

 

Tomado del libro: Diario del Puente a la Libertad – Lord Gautama y Lord Maitreya – pag 20

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Eres un cáliz de luz viviente | Lord Gautama

No son muchos los seres humanos en cuyos corazones los motivos sean los de ser y permanecer como un "cáliz" impersonal y maleable de Luz viviente únicamente
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend