Gabriel SilvaRayo VioletaVideos

El fuego Violeta y Blanco – energías liberadoras – Lección 22.4

En el video se muestra información que no está escrita en el artículo, te invito a ver el video para que puedas comprender esta lección.

Introducción

Comúnmente, algunos estudiantes neófitos en el campo de lo espiritual, sin previa guía ni adiestramiento en el uso de la energía, suelen arrojarse hacia la práctica y uso de estas energías superiores. De ahí, suelen generarse algunas vivencias que van cargadas de gran poder energético, que el aspirante sin conocimiento de la ley, no comprende y no sabe manejar.

Recordemos que estas energías de orden superior, actúan de forma superficial en todas las tareas altruistas que realizamos de forma cotidiana, y actúan de forma plena y potente cuando realizamos tareas concernientes a nuestro trabajo espiritual solitario y silencioso.

Por ejemplo, cada vez que decretamos, meditamos, hacemos respiración pránica, reiki, entre otros, la energía superior desciende a nosotros por oleadas, dependiendo claro del nivel de intensidad con que sean descargados mediante el pensamiento concentrado y la visualización creativa.

El momentum que se genera en el estudiante neófito cuando invoca estas energías, puede llegar a desestabilizarlo emocionalmente, y es justamente por esa razón que he puesto a su disposición este curso de lecciones básicas, ya que, uno de sus objetivos, es que ustedes aprendan a utilizar la energía de manera precisa.

Para fines didácticos, voy a explicar el efecto del fuego violeta y blanco en una persona inexperta y en una persona más capacitada, veremos las diferencias y obtendremos algunas conclusiones.

La ley

Partamos de la ley que dicta que todo es esencialmente energía. Los siete rayos, son la más pura manifestación de la energía de la cual tenemos consciencia.

La energía puede definirse como la capacidad para producir un trabajo. De igual forma, los siete rayos ponen en marcha la más fina y radiante vibración divina que produce voluntad, iluminación, amor, pureza, bienestar, equilibrio y liberación.

Las dos energías más potentes por sus cualidades e intensidad, son el fuego violeta y el fuego blanco.

Veamos cómo funcionan:

Tomemos como ejemplo a una persona que guarda sufrimientos, temores, dolencias del alma y del cuerpo, traumas y resentimientos.

Cuando a través de la visualización, meditación, decretos, reiki, etc., solicitamos el fuego verde, por ejemplo, su acción ayudará a sanar esos cúmulos de energía sedimentada que se han generado por el mal uso de la energía. Los irá desbaratando poco a poco, disolviéndolos suavemente. Esa energía sedimentada, pasa de ser compacta a estar disuelta dentro del individuo, la cual, también se va sanando poco a poco de manera paulatina.

Pero si en su lugar solicitamos el fuego violeta, debido a su mayor voltaje e intensidad liberadora, esa energía sedimentada empezará a resquebrajarse, a salir de raíz. El fuego violeta se introducirá con pleno poder hasta las fibras de recuerdos y memorias más profundos arraigados en el cuerpo etérico. La energía se liberará en grandes cantidades, en pedazos grandes por así decirlo, en bloque.

Esa energía liberada, puede sacar a flote temores, dudas, recuerdos se sufrimiento, pesares y angustias.

  • Una persona desprovista del apropiado control de sus emociones, e ignorante de la acción de la energía, puede quedar envuelta por esos sentimientos discordantes que ha revivido. Llena de temor y duda, se alejará de aquello que aparentemente le produjo malestar, y se dispondrá a esperar largo tiempo hasta que esa energía liberada vuelva al fondo, a sedimentarse y seguirse acumulando.
  • Por otra parte, una persona en control sobre si misma, determinada y conocedora de la acción de la energía aprovechará la oportunidad de que la energía ha sido extraída en bloques para transmutarla y disolverla mediante el uso del fuego violeta. Como si antes esa energía discordante hubiese estado oculta, pero ahora está frente a tus ojos, desprovista de escudos y lista para ser transmutada. Toda energía liberada es ascendida para siempre. El fuego violeta crea patrones en el cuerpo etérico de la persona que impiden la acumulación de energía similar a la que ya se ha liberado completamente. Es decir que, una persona que ha pasado y sobrepasado una prueba calificándola perfectamente para ser escrita en su libro de vida, jamás vuelve a experimentarla.

Las personas que desconocen el funcionamiento de la energía y que empiezan a trabajar con la llama violeta, pueden experimentar una serie de sentimientos discordantes que salen a flote. Otros, suelen experimentar sensaciones de liberación impresionantes que van acompañados por episodios de iluminación. En cualquiera de los dos casos, se debe recordar utilizar todas las cualidades de forma equilibrada y ser consecuente con nuestro comportamiento en pensamientos, sentimientos, palabras y obras. Se puede trabajar con un sólo rayo por largos periodos de tiempo, pero compensar la balanza con el desarrollo del resto de cualidades de los otros rayos. El camino del medio es el camino del equilibrio perfecto.

Empezar con el uso del fuego sagrado o fuego violeta

¿Por qué si el fuego violeta es tan poderoso, se recomienda iniciar con él, y no con los otros?

Los seres humanos llevan a cuestas una serie de incertidumbres, pesares, malestares, temores, angustias, dolencias, traumas, resentimientos, odios y culpas que conforman el panorama de su camino, lleno de aparentes limitaciones y desesperanzas.

Si una persona agobiada por su pesada carga desea volver a brillar y sacar a flote todas sus cualidades de amor, perdón, misericordia, salud, etc. No puede empezar a escarbar su sendero con una cuchara y esperar sentirse mejor en poco tiempo. Hemos pasado año tras año, vida tras vida creando limitaciones, no podemos esperar que algo arraigado en nuestro cuerpo etérico sea removido tan rápidamente. Necesitamos algo más poderoso, necesitamos a la presencia divina en toda su plenitud.

Infaliblemente, el fuego violeta y blanco son herramientas potentes con las cuales se debe iniciar todo trabajo, a pesar de que su efecto es muy poderoso, cuando se trata de hoyar el sendero necesitamos de elementos de mayor potencia, de explosivos, maquinaria industrial y mucha mano de obra. Para este caso, excavar con una cuchara sería hacer un uso intermitente de estas energías o querer avanzar sin usarlas. Excavar con mayor potencia, implica el uso de la energía de forma precisa, sostenida, consistente, consecuente y disciplinada.

Cuando se ha alcanzado cierto punto de liberación, se ha despejado el camino y se ve con mayor claridad los rayos de luz que vienen del otro extremo, ya puedes detenerte para observar, volver la mirada para ver a los rezagados, y mostrarles el camino con tu ejemplo, así, con un trabajo más equilibrado y una dirección consciente de tu energía, finalmente empezarás a encaminarte hacia la unión consciente con esa parte de divina en ti que te ha estado esperando desde el mismo momento que decidiste partir. El hijo prodigo empieza entonces su retorno a la casa del Padre.

Si deseas profundizar en el uso del fuego violeta te recomiendo estos libros:

  • Misterios Develados – Saint Germain
  • Yo Soy la Mágica Presencia – Saint Germain
  • Discursos del Yo Soy – Saint Germain
  • El reino interno o el hombre develado – Dr. Jorge Adoum
  • El libro de oro – Saint Germain

Las siguientes enseñanzas se encuentran completas en nuestra página, usa el buscador para encontrarlas, están repartidas por artículos, entra al buscador que está en el menú y escribe por ejemplo: el gurú y el chela:

  • Instrucción de un Maestro Ascendido – Saint Germain
  • Meditaciones diarias – de Thomas Printz
  • El Gurú y el Chela – Kuthumi

Entre muchos otros. Allí encontrarás enseñanzas más dedicadas y completas, recuerda que la información de esta lección es exageradamente básica.

Procura conseguirlos originales, físicos, no se trata de buscarlo digital y luego imprimirlo, ya que los libros digitales pueden y han sido modificados por terceros, es preferible tener un libro original físico.

En este mismo canal puedes encontrar muchos decretos del fuego violeta, aplícalos durante todo el tiempo que sientas necesario, comprueba por ti mismo todo lo que hemos aprendido.

También encuentras muchos artículos en nuestra página oficial yosoyespiritual.com

Puedes decretar a tu gusto y en seguida hacer la meditación con los siete rayos. Dos veces al día todos los días.

Cundo se ha usado el fuego violeta intensamente produciéndose grandes oleadas de liberación, se empieza a sentir una acción más armoniosa, más fluida y más fácil de manejar por discípulo iniciado.

El fuego blanco de la ascensión

Ya vimos el poder tan grande que tiene el fuego violeta, pero, ¿y si te dijera que hay un rayo que es aún más potente y preciso? ¿Un rayo que tiene la característica particular de evitar que esa energía disuelta cause malestar y sea ascendida a la velocidad del pensamiento?

Si el fuego violeta libera las causas y núcleos de raíz, el fuego blanco purifica y asciende esa energía de una manera magnífica.

Toda actividad en la que pongas en acción a los 7 rayos, debe ser precedida por el fuego violeta y blanco, en ese orden.

El uso del fuego blanco tiene mayor efectividad cuando el fuego violeta se ha usado previamente. El fuego violeta libera la energía, el fuego blanco, la asciende. El rayo blanco tiene la característica particular de contener la totalidad de los otros rayos dentro de sí. Cuando la energía sedimentada ya no es tan grande y pesada, el fuego blanco termina de removerla.

El fuego violeta y blanco llegan a un punto de acción todopoderosamente activo en personas que ya han alcanzado cierto grado afinidad, debido a su práctica constante. Su cuota de energía sedimentada ya no es tan grande, y les es permitido alcanzar otros estados de consciencia pertenecientes a la escala evolutiva maestra denominadas Discípulo probacionista, Chela, Arhat, Adepto y Supra-Hombre que vimos en la lección 19.

¿Todo maravilloso verdad?

Pero este proceso tan aparentemente corto y fácil de ejecutar, puede llevar toda una vida, eso si se trabaja de forma determinada y sin vacilar, pero el estudiante promedio ejecuta, prueba, intenta, luego va olvidando, deja de lado, se aleja, luego cuando se mira en oscuridad, vuelve, empieza de nuevo, avanza otro poco, aprende, comprende, de pronto le invade la pereza, el desaliento, ocasionalmente vuelve a tener energía, se acuerda de lo corta que es la vida y quiere avanzar… y así nos hemos pasado vida tras vida, intentando, probando suerte, esperando que otros vengan a salvarnos.

Todos aquellos que se dicen despiertos, a penas si alcanzan a tener medio ojo abierto y se entregan al placer de sus sentidos. Los grandes maestros de la vida que ascendieron al plano superior, supieron hacerse con las llaves de la vida y ascender a pesar de todos los obstáculos.

Las almas jóvenes generalmente experimentan esos episodios de entrar y abandonar, entrar y abandonar, pero poco a poco el carácter se va fortaleciendo, la luz ilumina sus mentes y la voluntad divina les permite encaminarse hacia su objetivo superior, llamado ascensión.

El fuego violeta y blanco nos proveen de un escudo protector, iridiscente, que rompe con todos los obstáculos a su paso, barre con los temores y sugestiones propias y ajenas. El fuego violeta y blanco limpian nuestros cuatro cuerpos inferiores para ser receptáculos de una luz de mayor intensidad.

Siendo seres más limpios, podremos hacer circular la energía de los rayos azul, dorado, rosa, verde y oro rubí con una mayor potencia y efectividad. Verán, no es igual usar el fuego dorado en una mente llena de temores y angustias, que en una mente limpia, segura y optimista. El resultado se verá potencializado.

Irradiar fuego violeta y blanco

Al igual que la meditación, el uso de los rayos se consolida como una herramienta de servicio. Envíen fuego violeta y blanco a todos los seres y corrientes de vida de este planeta, hasta que toda vida aprisionada sea eternamente liberada y ascendida en pureza y perfección.

Ustedes que tienen el conocimiento, úsenlo en favor de los demás. Cada vez que vean iniquidad, injusticia y desamor, aquiétense y liberen esa parte de la vida a punta de fuego violeta que trae amor y liberación. Envuelvan todo en llama de la ascensión y ayuden a precipitar las cualidades de Dios hasta que este planeta se convierta en la santa estrella de la libertad.

La acción del fuego violeta y blanco es capaz de traspasar todas las barreras dimensionales y ayudar a disolver el cúmulo de energía sedimentada que atormenta al mundo.

La protección que provee el fuego violeta y blanco es el antídoto ideal para alejar toda idea de hechizo mal intencionado, de ataques energéticos y psíquicos por parte del mal. No hay poder humano que pueda vencer la infalible protección divina producida por el fuego violeta y blanco.

Siempre y cuando se usen de forma prolongada, la acción de la luz empezará a despejar el camino de maneras sorprendentes.

Ayúdense con el uso de las llaves tonales de cada rayo, de música inspirada, lectura de libros de los maestros, de meditación, respiración, actividad física y esencialmente de un buen comportamiento basado en la ética y la moral.

El fuego violeta ayuda a desbaratar los enredos kármicos que tengamos con otras personas. Por decirlo así, acolchona los problemas para que cuando nos toque vivirlos caigamos sobre una superficie blanda, evitando traumas, permitiéndonos actuar con mayor efectividad y levantarnos fortalecidos.

El fuego violeta impulsa tus capacidades creativas y la conexión con tu ser Crístico; acelera los procesos de aprendizaje; la carga energética que pudieses experimentar en varios años, el fuego violeta lo acelera para que la vivas en meses. Muchas de las vivencias que tenemos postergadas para siguientes encarnaciones, pueden ser adelantadas para esta vida cuando se usa el fuego violeta y blanco con maestría. Lo que podría resumirse como el hecho de vivir dos o más encarnaciones en una sola vida. Lo que implica por supuesto, muchas experiencias agradables y desagradables compactadas en periodos más cortos de tiempo.

Pero ya nos estamos yendo muy allá, empiecen poco a poco. A través de la aplicación constante ustedes podrán darse cuenta de todo esto y más. Apóyense en las lecturas de los maestros y déjense guiar por su ser interno.

Sugerencia

Antes que usar los rayos intensamente durante laaargas sesiones y luego dejar de usarlos durante meses o años, es preferible usarlos todos los días por cortos periodos durante tus sesiones de meditación, decretos, terapias, etc., De esa forma, la energía recolectada generará un momentum cada vez más y más grande para ejecutar tus tareas cotidianas de una mejor manera. No es lo mismo empezar el día con preocupaciones y temores que empezarlo con optimismo, armonía interna, voluntad e iluminación.

Poco a poco tu cuerpo, mente, chakras, aura y esferas mentales se irán ajustando a la nueva vibración, volviéndose capaces de usar la energía por periodos más prolongados y multiplicando exponencialmente su capacidad de acción.

Compártelo en tus redes sociales y suscríbete para recibir más enseñanzas.

Nos vemos en la lección número 23.

Amor infinito para ti y para los maestros de la vida

Tags

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

8 comentarios

  1. El fuego violeta del amor liberador no falla jamás!! Gracias padre, envuelve a nuestro planeta en ese fuego violeta para que consuma y disuelva toda acción inarmoniosa generada por la humanidad!! Gracias padre porque hecho esta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

El fuego Violeta y Blanco - energías liberadoras - Lección 22.4

El fuego violeta y blanco nos proveen de un escudo protector, iridiscente, que rompe con todos los obstáculos a su paso, barre con los temores y sugestiones propias y ajenas. El fuego violeta y blanco limpian nuestros cuatro cuerpos inferiores para ser receptáculos de una luz de mayor intensidad.
Close
Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend