fbpx

El propósito de la creación

yosoyespiritual yosoyespiritual 3.3K vistas Escribe tu comentario 19 minutos de lectura Enseñanzas

“En el principio creó Dios los cielos y la Tierra” (Génesis 1:1). “Y dijo Dios, sea la luz, y fue la luz” (Génesis 1:3).

“Entonces dijo dios: Hagamos al hombre a Nuestra imagen, conforme a Nuestra semejanza” (Génesis 1:26).

“Y creó Dios al hombre a Su propia imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Génesis 1:27).

“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran número” (Génesis 1:31).

El propósito de la creación

Es la Naturaleza de Dios darles a sus hijos la oportunidad de convertirse en co-creadores con Él. El propósito de la Creación, así como la subsistencia de cualquier sistema de mundos, es permitirle a toda corriente de vida desde el Corazón Universal de Dios, desarrollar una naturaleza espiritual y convertirse en Maestro de la Energía y la vibración mediante el control y uso consciente de sus propias facultades creativas, pensamiento, sentimiento. Para convertirse en dicha Presencia Maestra, la Naturaleza Triple de Dios- Padre-Madre tiene que ser nutrida y desarrollada dentro de todo ser humano. Cada quién debe convertirse en un Director Divino de su propio plan de vida (el Padre) un hijo exteriorizado de rectitud (el Hijo) y un dispensador del Santo Confort y Espíritu de Vida para el mundo (El Espíritu Santo). Para ayudar con este desarrollo, se han creado Siete Rayos Cósmicos, los cuales son enviados hacia la Tierra en pulsaciones rítmicas para dar el mismo alimento a la naturaleza espiritual del hombre, de la misma manera que las estaciones del año se lo proveen al Reino de la Naturaleza. Estas Corrientes Cósmicas son tan ordenadas en su vertida a la Tierra como lo es la radiación benéfica de la primavera, del verano y del otoño.

En lo que concierne a nuestra galaxia, a Dios, el Dueño y Dador de toda Vida, se le denomina “el Gran Sol Central”. Este es el Sol detrás de nuestro sol físico, y es la mente de TODA VIDA y de TODAS LAS COSAS en la galaxia entera.

Las actividades del Gran Sol Central son controladas por alfa y Omega, los Seres Supremos de nuestra galaxia.

La galaxia a la que pertenecemos está compuesta de diversos sistemas planetarios. Cada sistema planetario consta de un sol y de varios planetas. Nuestro sistema planetario está dirigido por los Seres Divinos Helios y Vesta.

LA CREACIÓN DE NUESTRA TIERRA

“Como es arriba, es abajo” es una expresión conocida. Toda manifestación física está precedida por alguna acción en lo más alto, en los Niveles Internos.

Después que Helios y Vesta decidieron convertirse en Dios Padre y Madre de nuestro sistema solar, tuvieron que probar, mediante la dirección de los Rayos de Luz, que podrían irradiar suficiente energía concentrada para crear primero un sistema solar, luego mantener estos planetas en una cierta posición orbital, y, por consiguiente, sostener la vida. Helios y Vesta pasaron la iniciación. De este modo Alfa y Omega los invistieron con la autoridad para conformar dicho sistema.

El primer Fíat hecho por Helios y Vesta fue, “¡Que sea la Luz”! Mediante el pensamiento y sentimiento Helios y Vesta determinaron el tamaño de los planetas, su ubicación y el número de corrientes de vida que habitarían en cada uno. Esto se puede comparar con la manera en que diseñamos una casa y sus interiores.

Cuando se completó el Patrón de Luz, Helios y Vesta pusieron el plan original en las manos de la Guardiana Silenciosa Cósmica, Quién es responsable de sostener el Patrón de nuestro sistema planetario. Su nombre es Serculata, un Ser Femenino.

Serculata absorbe el patrón del diseño y acepta la responsabilidad de sostener el Concepto Inmaculado para cada planeta hasta el momento en que Helios y Vesta designen la exteriorización de cada uno. El Plan original contiene los océanos, mares, ríos, lagos, tierras, árboles, arbustos y otra vegetación, las montañas y atmósfera de cada planeta.

Cuando el momento de la creación de la Tierra estuvo próximo, la Guardiana Silenciosa Cósmica, devolvió el plan original a la Guardiana Silenciosa Planetaria, cuyo nombre es Inmaculada, también un Ser femenino.

Luego, Helios y Vesta convocaron a los siete Elohim, los Constructores del Universo. Los Siete Elohim respondieron al llamado de Helios y Vesta, colocándose alrededor de la Guardiana Silenciosa Planetaria. Estudiaron profundamente el plan sostenido dentro de la conciencia de Ella, el cual era Su dicha, servicio y oportunidad llevarlo a la forma. Su primera actividad en esta dirección fue la Proyección de Poderosos Rayos desde Su conciencia combinada, lo cual conformó la matriz del nuevo planeta. Una vez hecho esto, Ellos, a su vez convocaron a los Directores de las Fuerzas de los Elementos y los constructores menores de la forma, los Ángeles Devas y los espíritus de los elementos. Estos Seres magnetizaron la Sustancia-Luz Electrónica, llenando y diseñando el planeta de acuerdo a las instrucciones que les dieran los Elohim. Así como los constructores regresan al plan original del arquitecto, los Elohim regresaron una y otra vez a estudiar el Patrón de Luz sostenido en la conciencia de la Guardiana Silenciosa.

La humanidad no tiene idea de la fidelidad, consagración y sacrificio de un Ser que escoge sostener, a modo de Guardián Silencioso, el Plan y Patrón Divino para un planeta por millones de años, más allá del tiempo originalmente programado para su perfección. Este Gran Ser es un prisionero de Amor. Esta Gran Bendita Guardiana Silenciosa para nuestra Tierra ha sostenido el Patrón como se diseñara en el corazón de Helios y Vesta y el Patrón de toda corriente de vida destinada a manifestar la Perfección de Dios.

EL REINO DE LA NATURALEZA

Los Elohim invocaron a los Directores de la Fuerzas de la Naturaleza, a la Majestuosa Virgo (tierra), al Poderoso Neptuno (agua), y a la Amada Aires (aire), quienes gozosamente respondieron a la convocatoria agradecidos por la oportunidad de contribuir con los regalos de Sus respectivos elementos (tierra, agua, aire) al confort y bienestar de la recién nacida Tierra y de sus futuros habitantes. Los mismísimos Helios y Vesta proveyeron el elemento fuego.

Después de esto vino la invocación al Espíritu de la Primavera, la amada Amarilis, para que viniera y estableciera el ritmo de la primavera en capullo, flor y belleza de la naturaleza. Este hermoso Ser vino en respuesta al llamado trayendo consigo sus legiones de ayudantes angélicos y elementales. Sus energías combinadas vistieron la dulce tierra con tal belleza y alegría, que parecía una hermosa ninfa haciendo una corona de flores sobre la cabeza, esperando para dar la bienvenida a los espíritus que iban hacer de Ella su hogar.

Novecientos consecutivos ritmos de primavera vinieron y partieron para hacer la tierra más y más hermosa, los lagos, los grandes ríos, las gigantescas cataratas, los mares cristalinos, las montañas apuntando sus dedos hacia Dios y la Inmortal llama Triple de Dios, ese Gran Sol Eterno de presión equilibrada pulsando desde el centro de la Tierra.

Los elementales tejieron las más pequeñas y delicadas de las flores, los grandes Devas desplegaron las hojas sobre los árboles, los poderosos Espíritus del Aire trabajaron activamente en su propio elemento, ¡toda la naturaleza trabajando armoniosamente al ritmo de la música de la creación!

Con su superficie como alabastro la tierra brillaba como una joya. Era algo hermoso de ver.

Y de esta manera un Día Cósmico se completó el trabajo de la creación, y los siete Elohim le indicaron a Helios y Vesta que el planeta Tierra estaba listo para ser habitado.

LA CREACIÓN DEL HOMBRE

A tres distintos tipos de vida inteligente se le dio la oportunidad de desarrollar su Naturaleza Divina en nuestro Planeta. Estas formas de vida fueron los ángeles, la humanidad y los elementales, cada uno contribuyendo de alguna manera al bienestar y progreso del otro.

Sus fuerzas de vida combinadas fueron ordenadas para tejer el puente espiritual para unir la Tierra con el Corazón de Dios.

El propósito de la encarnación es DOMINAR LA ENERGÍA EN UN PLANO VIBRATORIO INFERIOR. De esta manera, en la sustancia más densa del plano de la Tierra, puede la humanidad aprender a manejar los poderes de pensamiento, sentimiento, palabra hablada, acción y a crear conscientemente como lo hace el Padre.

La creación es más difícil en un plano de vibración inferior que en uno superior. Por tanto, individuos que han tenido esa experiencia adicional y han logrado la maestría tienen la oportunidad de progresar más que quienes escogen no encarnar.

Después que los siete Elohim y los constructores menores de la forma (los Devas y elementales) crearon y embellecieron el planeta, Helios y Vesta exteriorizaron desde el Sol Central billones de chispas de espíritu. Una chispa de espíritu puede ser definida como una inteligencia primordial y necesita el amor de un Señor Solar, en este caso Helios y Vesta, para una expresión posterior.

Mientras que estas chispas de espíritu descansaban por algún tiempo a Su alrededor, los Padres-Dioses proyectaron Rayos de Luz desde Sus Corazones. Estos Rayos convergieron y formaron Llama Triples individuales de Conciencia Divina. Utilizando estas Llamas como magnetos para exteriorizar la Sustancia-Luz Universal, Helios y Vesta crearon entonces ropajes diseñados individualmente para las chispas de espíritu.

La acción dio como resultado un Ser de Fuego Blanco, el cual está consciente de su identidad; y a través de las palabras “YO SOY”, se encuentra en sí mismo como una inteligencia viviente y respirante, dotada con una vida, oportunidad y libre albedrío.

Como en los planos más densos la actividad creativa requiere de un mayor esfuerzo y por lo tanto de un mayor control, ahora el Ser de Fuego Blanco, como inteligencia autoconsciente, debe decidir voluntariamente entre descender a los planos inferiores para adquirir la maestría y el control sobre la energía, o permanecer en los planos superiores haciendo trabajos creativos según su capacidad. Si decide bajar, su esencia se divide en dos rayos de polaridades opuestas, un rayo femenino y otro masculino. Si decide no descender, sus polaridades no se dividen. Quienes escogen dar el paso adelante proyectan dos rayos, llamados “Rayos Gemelos”. Al final de cada rayo proyectado está una Llama Triple, alrededor de la cual se exterioriza la Sustancia-Luz conformando la Presencia “YO SOY” individual: una Presencia “YO SOY” de polaridad femenina y otra Presencia “YO SOY” de polaridad masculina. La Presencia “YO SOY” tiene un Cuerpo Causal Base de color Blanco, “Las Presencias “YO SOY” ahora están preparadas para encarnar entrando a un salón de clases. Esta preparación es llamada “Viaje a través de las Siete Esferas”.

VIAJE A TRAVÉS DE LAS SIETE ESFERAS

La Presencias “YO SOY” individuales, cada una a su propio ritmo, comienzan entonces el viaje a través de las Siete Esferas Internas, que son siete bandas concéntricas de color alrededor del Sol. Aquí se hace el contacto con las Inteligencias altamente desarrolladas, que expresan la cualidad particular de cada esfera. Estas Inteligencias Divinas están deseosas de hacer la Voluntad del Padre, expandiendo su reino y Conciencia.

Comenzando con la Primera Esfera, las corrientes de vida individuales (Presencias “YO SOY”) tienen la oportunidad de absorber las cualidades de cada esfera, permaneciendo en cada una, tanto como deseen, añadiendo el color de la esfera a sus Cuerpos Causales a medida que progresa. Típicamente, un individuo es atraído por las propiedades de una esfera en particular prefiriendo quedarse allá más tiempo mientras absorbe sus cualidades. Esta preferencia por una esfera particular a menudo resulta en la búsqueda posterior, durante la encarnación, de una línea de trabajo que lo identifica con las propiedades particulares de esta esfera.

Cuando un individuo se queda más tiempo en una esfera, y así absorbe esas cualidades más que ninguna otra, entonces esta esfera particular se convierte en su “esfera de desarrollo” predominante. Algunas veces, en la usanza de otros grupos hoy en día, el término “rayo” es sustituido por “esfera”. Por consiguiente, “esfera de desarrollo” ahora viene a ser “rayo de desarrollo”, o sencillamente “él/ella está en el (Segundo) Rayo”.

Aunque las Virtudes Divinas o cualidades de una esfera y un rayo son idénticas, las esferas y rayos actúan a diferentes intervalos de tiempo. Un rayo parte de un ciclo. Un ciclo dura catorce mil años y está dividido en siete periodos de dos mil años, en cada periodo de dos mil años predomina la influencia de un rayo en particular. Por ejemplo, el ministerio del Maestro Jesús que duró dos mil años estuvo regido por el rayo oro rubí, y el periodo que vivimos actualmente está regido por el rayo Violeta, teniendo como dirigente al Amado Maestro Saint Germain. Por tal razón, todos nosotros hemos experimentado muchas veces la influencia beneficiosa de un Rayo, pero sólo una vez pasamos a través de las siete esferas.

Las experiencias ganadas mientras se mora en una esfera particular pueden compararse con ir a la escuela antes de encarnar en un planeta.

Al igual que en otras experiencias de vida, el libre albedrío está involucrado y algunos individuos eligen quedarse en una de las siete Esferas. Sólo uno de cada doce Seres de fuego Blanco encarna. Los otros eligen quedarse en algún lugar a lo largo del Sendero, prefiriendo trabajar allí en los Niveles Internos.

A continuación presentaremos un resumen de los colores y cualidades de cada esfera. También se muestran la ocupaciones correspondientes que un individuo puede ejercer entre tanto encarna una próxima vez, expresando las cualidades de ese Rayo:

ESFERA 1

COLOR: Azul

CUALIDAD: Poder, iniciativa. Todas las ideas divinas nacen aquí.

SERVICIO EN EL PLANETA: Gobernantes, líderes ejecutivos.

ESFERA: 2

COLOR: Amarillo

CUALIDAD: Percepción, Iluminación. Las ideas son percibidas y moldeadas en patrones de pensamiento y formas trabajables.

SERVICIO EN EL PLANETA: Educadores, maestros.

ESFERA: 3

COLOR: Rosa

CUALIDAD: Amor y tolerancia. Las ideas revestidas con esencia de la Vida a través de la naturaleza emocional, permitiendo la exteriorización futura en el mundo de la forma. Se muestra el Amor como la fuerza cohesiva que mantiene unida una forma manifiesta.

SERVICIO EN EL PLANETA: Pacificadores, negociadores.

ESFERA: 4

COLOR: Blanco cristal

CUALIDAD: Desarrollo artístico. Poesía, escultura, pintura, humildad.

SERVICIO EN EL PLANETA: Artistas, músicos, arquitectos, poetas.

ESFERA: 5

COLOR: Verde

CUALIDAD: Desarrollo científico. Sanación. Concentración, verdad, consagración.

SERVICIO EN EL PLANETA: Científicos, ingenieros, inventos sanadores, médicos, enfermeras.

ESFERA: 6

COLOR: Rubí, con radiación dorada.

CUALIDAD: Culto Devocional

SERVICIO AL PLANETA: Curas, líderes religiosos, misioneros.

ESFERA: 7

COLOR: Violeta

CUALIDAD: Cultura, ceremonial, refinamiento, diplomacia.

SERVICIO AL PLANETA: Diplomacia, caballeros.


Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
Deja tu comentario

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Video sugerido