Libro de decretos. Clic en tu ubicación: México - ColombiaToda AméricaEuropa
402kSuscriptores
20.3kSeguidores

Las siete iniciaciones | Serapis Bey

30 de marzo de 1954

(Octubre de 1954)

Candidato a la Ascensión, ¿qué te trae a este Retiro?” “Te traigo la bendición de mi Luz y la victoria que está contenida en ella” Así Me he dirigido a ustedes, Amados Míos, era tras era, siglo tras siglo, cuando su luz los trajo a la puerta de los salones de Luxor. ¿Recuerdan esos momentos? Me he esforzado por recrear en la sustancia de sus cuerpos etéricos esa memoria, en CARGAR a través Mis energías ese Fuego Cósmico, el cual, en el momento en que surge el llamado para su Ascensión, prestará la asistencia en eliminar el tirón magnético final de la Tierra… ¡ayudándolos a entrar a la gloria de esa plena Liberación Divina que constituye Mi razón de ser! Yo he custodiado… he guiado… me he parado dentro de la Llama de la Ascensión, a fin de que pudiera haber un medio y una manera mediante los cuales la humanidad de la Tierra, habiéndose cansado de la tontería de los sentidos, pudiera regresar a su Estado Divino. Desde la “Caída del Hombre”, de no haber una Hermandad guardiana de la Llama de la Ascensión… ¡no habría una manera de regresar a Casa. ¿Han pensado, han considerado, han reflexionado en las profundidades de su ser, se han dado cuenta lo que sería si no hubiera una manera de regresar a Casa?

Para este propósito hemos permanecido muchos de nosotros, prisioneros de amor sobre esta estrella oscura. Sus nombres están escritos en el Libro de la Vida. Ustedes están entre quienes los Señores del Karma escogieron, antes de encarnar, como posibles candidatos para entrar a la Octava de los Maestros Ascendidos al cierre de una vida terrena. Por esta razón es que se les ha dado la extraordinaria oportunidad de entrar en contacto con la Hermandad de los Maestros Ascendidos, de manera que puedan ustedes “hacer lo correcto” en sus mundos individuales, de forma tal que mediante el servicio — cooperativo e individual— rindan un balance a la vida requerido para cortar y amputar por siempre, la necesidad de reencarnar.

Eliminemos de la conciencia INMEDIATAMENTE y PARA SIEMPRE, el sentimiento y la actitud de que el servicio es un magnífico regalo de su vida al Universo. Más bien es una OPORTUNIDAD que se les da a modo individual, de manera que puedan ser liberados. Ustedes han sido especialmente escogidos. De un lado al otro del pecho de su cuerpo eterico, la Hermandad de la Ascensión ha escrito las siguientes palabras: “Candidato a la Ascensión en el transcurso de una vida terrena.” Se les ha asignado un padrino, quien a lo largo de esta vida terrena ha estimulado dentro de sus conciencias externas y sentimientos el deseo de conocer la Verdad. Este padrino ha desatado su conciencia de la mente de la masa, de los canales ortodoxos; los ha animado a buscar la ley espiritual en el conocimiento oculto, y aún hasta un barniz de comprensión del trabajo de la Jerarquía Espiritual.

¿Para qué? Pues, para que a través de las energías de su ser —voluntariamente consagradas a liberar la vida— puedan ustedes GANARSE el privilegio de sacudir de sus pies el polvo de la Tierra, ENCARANDO su Fuente, y escuchando el gran toque de clarín que viene en un momento Cósmico para cada hombre. Luego, entrando u la gloria de su cuerpo Libre-en-Dios, parándose en la esfera con sus seres queridos, sirvan al universo en Luz, Armonía y Belleza por toda la eternidad. ¡Ojala pudiera transmitirle a la conciencia de la humanidad, la felicidad de la Octava de los Maestros Ascendidos! ¡Ojala pudieran ustedes sentir en su interior, siquiera por un instante, el júbilo de esa liberación de los cuerpos atados a los sentidos que ustedes llevan puestos! Nada, ningún servicio, ninguna disciplina podría desalentarlos al ustedes encarar esa gloriosa meta.

EL MAESTRO Y EL RETIRO

Estoy dedicado a velar porque ustedes pasen a través de los fuegos de la purificación y que ustedes, que han solicitado la oportunidad de alcanzar la Ascensión, puedan perseverar hasta esa victoria. Permítanme contarles de nuevo la historia de su entrada a Luxor. Todos ustedes han estado allí. Somos amigos del corazón de muchas eras. Son pocas las veces que Yo he abandonado el Retiro de Luxor. Pocas veces he encarnado fuera de la tierra sagrada de Egipto.

En el corazón del Templo de la Ascensión en Luxor está un poder magnético del Fuego Sagrado, el cual atrae al alcance de dicho Retiro (ya sea en los cuerpos internos sutiles o, en raras ocasiones, cuando individuo está muy desarrollado, en la carne) a quienes tienen la posibilidad en la corriente de vida de alcanzar la Ascensión en una vida terrenal. Ningún otro individuo jamás pasa de los muros externos! Quienes logran entrar comparecen ante Mi presencia. Allí hablo como les hablé a ustedes hoy en día, cada esperanzado aspirante de pie frente a Mí, y escuchando esas palabras que abren la puerta a los mundos mental y emocional: “Candidato a la Ascensión, ¿ qué te trae a este santo lugar?” Luego, desde el interior de la corriente de vida, se exteriorizan allí los pensamientos y sentimientos que son los dones de la conciencia. Es, posible, en cuestión de un momento, diseñar la disciplina para el neófito. Indudablemente incómoda resulta la exteriorización de los pensamientos y sentimientos y, no obstante, constituye la primerísima iniciación a través de la cual tanto el esperanzado cuanto el valiente deben pasar.

INICIACIÓN DE LA REBELIÓN

Luego, debe pasar con éxito por las disciplinas de los Siete Grandes Templos. El neófito primero debe aprender la gran rendición —debe aprender dentro de su corazón, alma y espíritu a encontrar y desear cooperar con la voluntad de Dios, Al neófito se le coloca en una celda y se le permite comunicarse allí con su propia Santa Presencia “YO SOY”, empeñándose en contactar ese Ser Divino y en desarrollar dentro de sí un grado de humildad ante Él. En este primer gran Templo, bajo la dirección del Gran Morya y sus Chohanes asistentes, viene la disolución de la rebelión. Rebelión dentro de la corriente de vida es el sentimiento que sacó a todo hombre y mujer del estado de gracia y comunión constante con el Ser Divino. La rebelión sacó a Lucifer del corazón del cielo, y la rebelión contra la disciplina y la auto-corrección es una BARRERA al verdadero progreso espiritual.

Esto no quiere decir que hay tornarse servil ante ser humano alguno, ni someterse siquiera a la voluntad del Maestro; sino que la cualidad de rebelión que está dentro de la conciencia tiene que ser disuelta. Tenemos varios medios y maneras para sacar de la conciencia adormecida esas cualidades, y lamento decir que una buena cantidad de nuestros candidatos deciden abandonar el templo antes de pasar por esta primera iniciación. Es por eso que, en este momento, he puesto en movimiento (a Niveles Internos) esas corrientes que traerán adelante melodías particulares para disolver la rebelión en los sentimientos, no sólo rebelión ante la injusticia, sino ante cualquier condición y limitación. Éstas son ramificaciones de la misma cualidad dentro del mundo emocional que tienen que desaparecer. Permítanme señalarles que NO se requiere de “sumisión” a la limitación para sustituir por rebelión, sino una constante, alerta y consciente puesta en acción de la Ley —la cual tienen en las manos— para remediar condiciones y empero mantenerse armoniosos, apaciguados y consecutivamente empleados durante este proceso. De esta manera, son ustedes maestros de su energía.

EL APRENDIZAJE

Los pocos que pasan del Primer Templo son llevados al Segundo Templo —conocido como el Templo de Aprendizaje. Aquí,

bajo los Hermanos custodiados y guiados por Kuthumi (o uno de Sus asistentes), son instruidos en la Ley. Aquí desarrolla la comprensión de las Leyes de Causa y Efecto y demás Leyes que actualmente están aprendiendo. Es una época agradable y feliz, una época de sembrar las semillas, de exhalar vida sobre esas semillas y manifestar una cosecha en obras. Es una época en que el artista desarrolla su oficio, el músico desarrolla su destreza de logro musical, cuando el maestro se torna elocuente en la capacidad de transmitir conocimiento y estremecer en entusiasmo en el estudiante; una época en que el estadista logra la visión similar a la que se incorporó en la concepción de Estados Unidos de América. Es una época en que todo lo que es bueno se desarrolla y crece, y el entusiasmo de los hermanos y las hermanas es tremendo.

Desde esta iniciación, el iniciado tiene que pasar exitosamente el Tercer Templo, bajo la gran protección y guía de nuestro amado Pablo El Veneciano. Aquí, de nuevo, llegamos a la disciplina de vivir con nuestros hermanos, de convertirnos en el guardián de nuestro hermano. Aquí, a los neófitos se les ubica en habitaciones con corrientes de vida que tienen dentro de sí las tendencias que le resultan particularmente enervantes a los demás. Aquí, de nuevo, la cantidad de estudiantes mengua, y con grandes sentimientos de alivio, los neófitos salen corriendo por la puerta y nos abandonan. Esto es desafortunado, pero vivir con el prójimo es una de las más grandes pruebas del estado no- ascendido. Sin embargo, aunque la elegancia, la belleza, la amabilidad de este grande y poderoso Chohán son tales que derretirían un corazón de piedra, la disciplina que Él imparte en cuanto a aprender tolerancia y comprensión es tal que pocos sobreviven.

De aquí nos trasladamos a la Cuarta Esfera (Mi templo). Este es el primer contacto personal que tengo con el neófito desde que la corriente de vida entró al Retiro. Es el momento en que por primera vez el neófito tiene que sacar adelante la suficiente pureza para ver su Presencia o su Santo Ser Crístico cara a cara. Es una iniciación cuando el mismísimo Maestro debe pararse dentro del aura del iniciado. Es un momento en que, muchas presentaciones nefastas desde el Interior de los cuerpos interné salen a la conciencia del estudiante —cuando las “muchas voces” hablan cuando sólo el discernimiento, la oración, el desprendimiento y humildad pueden discernir la Voz del Silencio. Es una época en que, ser posible, el ego es inflado, cuando las voces hablan de grandes cosas que la personalidad hará. Esta es la época en que el “yo” es despojado de todo egotismo, sutil y aparente, y después de pasar por esta iniciación (durante la cual Yo me paro dentro del aura y elevo a Dios la oración de MÍ corazón)! la corriente de vida está lista para la consagración.

INICIACIÓN DE LA CONSAGRACIÓN

Cuando la cada-vez-menor cantidad de neófitos entra al Quinto Templo, bajo el gran Hilarión, llegamos al bello Festival de la Consagración. En este templo, dedicamos entonces los sacerdotes y sacerdotisas de la Llama —el Fuego Sagrado. Hasta este punto, no se les permite asistir a la Llama ni oficiar en el altar. Ellos constituyen la congregación, son los suplicantes, son los neófitos de cabeza rapada, las vestiduras de lino, los pies descalzos y los corazones esperanzados. Cuando entran al Templo Cinco, habiendo pasado por la iniciación de unirse al Ser Crístico con toda humildad, desprendimiento y servicio, están listos entonces para recibir sobre sí, las vestiduras de la consagración. Sus hombros reciben las vestimentas, sus pies las sandalias doradas, su piel es revestida por ropajes de seda. Luego, el gran Hilarión (o el amado Rafael o algún miembro de Su corte) realiza el Servicio de Consagración. La Luz es consagrada antes de entrar al cuerpo. El cuerpo emocional es consagrado y es hecho visible a toda la asamblea. El cuerpo etérico es consagrado. El cuerpo mental es consagrado. Y después de que esos cuerpos internos han sido bendecidos de esta manera, cada uno de los sentidos es consagrado por el sacerdote presidente y por Mí. Es una ceremonia magnífica, y algún día será entretejida en sus ceremonias del futuro, antes de que las corrientes de vida vayan adelante a servicios más-que-ordinarios.

Se da la consagración de las manos a través de las cuales fluye la Llama de la Sanación; la consagración de los pies que se convierten en el anclaje del Fuego Sagrado doquiera que el cuerpo va; la consagración de los labios para pronunciar únicamente las palabras sagradas que invocan y comandan la manifestación de precipitación y poderes sanadores; la consagración de las energías a través de los ojos, que le permiten a la corriente de vida ver perfección y ponerla de manifiesto. Es una actividad magnífica, los detalles de la cual ahora mismo no puedo darles, debido a la limitación humana en el mundo exterior del susodicho tiempo.

Los sacerdotes y sacerdotisas entonces, magníficos en sus túnicas, cada uno representando el Rayo que constituye la actividad natural de la corriente de vida, son asignados al culto del templo. Allí sirven por períodos cortos o largos. Algunos no pasan de esta iniciación. Muchos de ustedes en este salón han permanecido como sacerdotes y sacerdotisas del Fuego Sagrado durante toda una encarnación ya que, de nuevo, cuando llegan al Templo Seis, la iniciación en desprendimiento y servicio es tal que muchos escogen no incorporar las energías en una misión que pueda no ser exitosa, y perder el bien acumulado que los llevó al culto del templo.

INICIACIÓN DEL DESPRENDIMIENTO

En el Templo Seis, los hermanos se convierten en mendigos ministradores, partiendo de Luxor a probar su luz en el mundo de la forma. Sus hombros son despojados de las bellas vestimentas, las cuales son dobladas, igualmente, los ropajes de seda, la magnífica corona, las Joyas de Luz, los cetros de poder, todo les es quitado. Vestidos de nuevo tomo mendigos itinerantes, seres ministradores bajo el Rayo Devocional, entran al mundo de la forma sin ninguna credencial y habiendo hecho un Voto de silencio. No hay manera de hacer que ni siquiera los espiritualmente alertas y dignos se enteren de sus calificaciones, excepto en la expansión de su propia luz la cual, a través de los ojos, los gestos, la radiación y el aura, tienen que presentar el servicio de expandir la Luz y animar la Ascensión dentro de aquéllos a quienes contacten.

Aquí los he perdido muchas veces. ¡Fueron muchas las veces que partieron para encender el mundo! Muchas veces vi sus espaldas alejarse al tiempo que bajaban por los escalones, salían por la puerta y las arenas del desierto los reclamaban… y bien pronto después de esto, los sentidos también. Sin embargo, todo es parte de la evolución, y si bien la Ley Nos permite no sentir dolor alguno, empero podemos sentir una felicidad adicional cuando regresan, tal cual es el caso aquí esta noche.

ÚLTIMA INICIACIÓN

Aquéllos que regresan y que, a lo largo de las eras, han traído de vuelta las ovillas de su servicio en el mundo de la forma, están listos para entrar al Séptimo Gran Templo y en la actividad del Fuego Violeta, convirtiéndose cada átomo y célula de sus cuerpos en una ceremonia de exteriorizar la Voluntad de Dios. Cada uno de ellos se convierte como en una ventana a través de la cual la Vida de Dios fluye sin calificación impura de ninguna índole, excepto para expandir las fronteras del Reino. Cada uno es como una fuente que no tiene forma ni personalidad, y es en este claustro que permanecen, hasta el cierre del lapso terrenal, y la ascensión desde Mis propios brazos y corazón está asegurada.

Espero que hayan disfrutado este boceto a la carrera Nuestros empeños, ya que la vida de ustedes en el mundo de la forma los está sometiendo a gran cantidad de iniciaciones similares, y ustedes pueden medirse a sí mismos, sus éxitos y sus fracasos, sin los “soplos” de un Gurú, sabiendo en la honestidad de sus propios corazones dónde necesitan desarrollar más luz, y donde ya son Maestros. De esta manera, cada hombre se convierte en su propio maestro, y pasan por la Llama de la Ascensión a la Perfección del gran Sacerdote o Sacerdotisa del Ceremonial. Y al cierre de su vida terrena.., ¡serán liberados!

DISCIPLINA ENCARNADA

¡Recuerden, Amados Míos, Yo soy la Disciplina Encarnada! Durante muchos siglos la gente ha temido esa disciplina. Sin embargo, ¿qué es disciplina sino la aplicación de una ley mecánica, la cual cambia la cualidad de su energía y los conecta con la fuente de todo bien, armonía, suministro y con su propio Ser Crístico?. Disciplina no es más que aplicar la ley mecánica de cambiar conscientemente la cualidad de su energía. Aléjense del sentido de rebelión contra la disciplina. Podrían decir que hay una disciplina en el mundo mecánico. Su automóvil anda a base de petróleo, y si le ponen agua en un tanque, no obtendrán los resultados que requieren. Su cuerpo físico les dará el más grande servicio posible si se adhieren a las leyes de la armonía, si se refrenan de meter al cuerpo físico las sustancias aquéllas que le cambian su actividad vibratoria natural, lo desconectan de la armonía de las Esferas, y en todo aspecto hacen de ustedes conductores inapropiados para su Presencia de Dios.

En el mundo externo hay disciplina. Aún sus rudos héroes del fútbol se rigen por la disciplina de un buen sueño antes del partido, de abstinencia de fumar y tomar, de auto-hacerse eficaces en el juego. Los cantantes de ópera, los pianistas, todo aquel que se eleva por encima de las masas y se destaca en cuanto a desarrollo, se rige por la disciplina de entrenar al cuerpo y alertar la mente. Quienes no desean aceptar esa disciplina son las masas mediocres que todavía no cuentan con el estímulo para ser lo mejor, para ser lo más alto, para ser la más grande expresión y exponente de su arte como Dios encarnado. ¿Lo ven? Bendiciones desde el corazón de Luxor.

El Puente a la Libertad – Serapis Bey

decretos Clic en tu ubicación: México - ColombiaToda AméricaEuropa

Tienda Espiritual

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Las siete iniciaciones | Serapis Bey

ya que la vida de ustedes en el mundo de la forma los está sometiendo a gran cantidad de iniciaciones similares,
 
Suscribirse al canal de YouTube