DecretosEnseñanzasVideos

Los Siete Rayos y sus meditaciones diarias – Lección 22.1

Los Siete Rayos Divinos y sus meditaciones diarias

Lección 22 parte 1

Te recomiendo ver el video, allí se explica todos estos conceptos de una forma visual y puedes entenderlo mejor.

Como en la lección 14 ya habíamos visto como se originan estas maravillosas energías de plasma radial, ahora vamos a profundizar en sus cualidades y usos.

En pasadas lecciones, hablamos acerca de la conformación de distintas partículas a nivel milimicroinfinitesimal y muldimensional. Varias de esas combinaciones dan origen a siete energías radiales o plasmáticas, denominadas GAMMA, LIMI, DALI, BETA, SILIO, SELI y ALFA. Conocidas también como los siete rayos divinos: Rayo azul, dorado, rosa, blanco, verde, oro rubí y violeta.

Dichas energías de plasma radial son las sustancias más finas de la existencia y responden a las altas vibraciones emitidas por cada uno de nosotros.

Como recordarán, la energía plasmática radial es manifestada desde los ámbitos superiores, y desciende hacia las dimensiones inferiores por acción de la energía más poderosa del universo: La energía mental. La energía mental que proviene de la gran y única mente universal, es la que nos permite incidir sobre estas energías radiales mediante nuestro pensamiento concentrado y visualización. Esto significa que, por medio de la sustancia mental puesta en acción, podemos construir, reconstruir y moldear nuestro mundo a voluntad de formas ilimitadas. Comenzando primero por la manifestación energética en la parte sutil, para concluir con la manifestación energética en el plano denso o material.

Por ejemplo, si queremos manifestar una casa, un auto, alguna situación, etc. la correspondiente acción debe llevarse a cabo en los cuatro aspectos de nuestra capacidad creativa: pensamiento (yo quiero una casa), sentimiento (yo deseo esta casa y ya la estoy trayendo hacia mi), palabra (yo soy la infinita abundancia de dinero y de toda cosa buena y perfecta para la consecución de esta casa, gracias Padre porque así es) y obra (que se traduciría en las acciones que debes llevar cabo para poder comprar esa casa, ya sea emprender un nuevo proyecto, ahorrar más, etc.).

La puesta en marcha de estos pasos, asegura que la sustancia mental sea moldeada y transformada de una idea sutil a una obra palpable en el plano físico. La casa, pasa de ser una idea en el plano mental, a ser un hecho visible en el plano material.

De igual forma funciona la energía plasmática de los siete rayos divinos. Pero para entender mejor la acción de la energía plasmática, veamos primero lo que es la sustancia mental. (Debes ver el video para enteder esta parte, se hace un ejercicio práctico)

Luego de haber hecho el ejercicio, ya podrás comprender el funcionamiento de la energía mental.

Esa capacidad de atención concentrada y visualización consciente bien dirigida, es la que nos permite moldear la sustancia mental presente en todo el cosmos. Esta sustancia es conocida como éter, que ya se explicó en videos anteriores.

La energía plasmática de los siete rayos divinos, responde maravillosamente a los impulsos mentales que van cargados con energía similar. Por ejemplo, una acción mental de orar por otra persona para enviarle fortaleza y amor, ponen en marcha la acción de estas energías divinas, así mismo cuando se emprende una labor altruista, la energía divina acompaña la acción otorgándole un efecto más poderoso y efectivo.

Cuando a través de nuestro pensamiento, sentimiento, palabra y obra nos identificamos con las frecuencias superiores, la energía de los siete rayos entra en acción, sepamos que existen o no.

Los siete rayos divinos

En primer lugar, tenemos la energía plasmática radial SELI que predomina el día domingo, es mejor conocida como el Rayo Azul y está diseñado para emanar las cualidades de Poder, fuerza, protección, fe iluminada y Voluntad divina.

Podemos usar esta energía cuando necesitemos protección ante alguna eventualidad, cuando queramos manifestar justicia divina sobre alguna situación, cuando necesitemos aumentar nuestra fe, y para tener mayor energía a la hora de realizar nuestras actividades.

El rayo azul ayuda a fortalecer el aura, protege los chakras de energías mal intencionadas, refuerza nuestra confianza, otorga rectitud en la palabra, da fuerza física y mental, y nos ayuda actuar con mayor determinación.

Podemos invocar esta energía el día domingo o en cualquier momento, decretando:

AMADA PRESENCIA DE DIOS “YO SOY” DENTRO DE MI CORAZÓN, TE AMO, TE ADORO. Te invoco para que flamees a través de mí, la LLAMA AZUL Y CRISTAL y que LA VOLUNTAD DE DIOS se manifieste en todo lo que yo haga en este día. Ahora me doy cuenta de que dentro de mi corazón está el plan Dios para mí, al igual que la manera y el medio de traerlo a manifestación. Ahora ENTRO EN EL SILENCIO Y ESCUCHO y sé la cosa perfecta que tengo que hacer. Mientras mantengo la atención en el PLAN DIVINO, le estoy dando forma y trayéndolo a manifestación.  YO SOY LA FE EN EL PODER DE DIOS en mí, para dirigirme, protegerme, iluminarme, sanarme, proveerme, sostenerme y hacer lo que yo requiera que sea hecho.

En segundo lugar, tenemos la energía plasmática radial ALFA que predomina el día lunes, es mejor conocida como el Rayo Dorado y está diseñado para emanar las cualidades de sabiduría, iluminación y paz divina.

Podemos usar esta energía cuando necesitemos iluminación para tomar alguna decisión, realizar alguna actividad, o cuando vayamos a presentar alguna prueba y necesitemos despertar nuestra inteligencia y estar en armonía.

El rayo dorado estimula las células del cerebro, despeja la mente y calma las emociones, renueva el espíritu otorgando paz, ilumina nuestras ideas, refina el comportamiento, nos vuelve más lúcidos y activos.

Podemos invocar esta energía el día lunes o en cualquier momento, decretando:

MI AMADO SER CRÍSTICO “YO SOY” EN MÍ: ¡te amo, te adoro! yo invoco la llama dorada del Crísto Cósmico de amor e iluminación para que me envuelva hoy. “YO SOY” LA ILUMINACIÓN Y SABIDURÍA DE DIOS dirigiéndome en todo lo que yo haga. Yo escucho, comprendo y bendigo a toda vida que contacte en este día.

Ahora comprendo que viva, dentro de mi cuerpo físico, está la llama sanadora que me corrige de toda imperfección. Ahora se, que viviente dentro de mi cuerpo físico, tengo el infinito poder proveedor de todas mis necesidades y requerimientos. Ahora realizo que VIVA dentro de mi cuerpo físico está la INTELIGENCIA por medio de la cual todas las formas me darán la perfección que existe dentro de su esencia primaria. Ahora estoy seguro de que no hay sino UN SOLO PODER: ¡DIOS DENTRO DE MI PROPIO CORAZÓN!… y que este poder actúa para mi según la fe que yo tenga en Él. De esta manera, mi Santo ser Crístico “YO SOY” en mí, yo te llamo. Ven y deja que tu plan divino se cumpla.

En tercer lugar, tenemos la energía plasmática radial GAMMA que predomina el día martes, es mejor conocida como el Rayo Rosa y está diseñado para emanar las cualidades de amor divino, confort y adoración.

Podemos usar esta energía visualizándonos dentro de una llama rosa de acción vibrante para elevar nuestra autoestima, desarrollar el amor divino, aumentar nuestra confianza, limpiar nuestro campo energético y cuando queramos solucionar alguna eventualidad de manera pacífica.

El rayo rosa alivia las pesadas cargas emocionales, elimina el temor que se concentra en el pecho, otorga serenidad en la acción diaria, refina nuestros gestos, purifica la mirada para transmitir seguridad y armonía, nos vuelve condescendientes y serviciales.

Podemos invocar esta energía el día martes o en cualquier momento, decretando:

AMADA PRESENCIA DE DIOS YO SOY EN MI: ¡Te amo, te adoro! Oh, Gran Poderosa Llama dentro de mi corazón, te envío mi continuo amor y adoración a ti y al Gran Dios del Universo y Sus Mensajeros. Envío mi amor a toda vida en todas partes. Bendigo a toda vida que yo contacte en este día, en pensamientos, sentimientos, palabras y acciones. ¡No crítico, ni condeno, ni juzgo en este día! Realizo que mediante mis palabras, pensamientos y sentimientos solo fluyen expresiones de vida acompañadas por la bendición de Dios. “YO SOY” una Presencia Confortadora para toda vida en todas partes.

En cuarto lugar, tenemos la energía plasmática radial LIMI que predomina el día miércoles, es mejor conocida como el Rayo Blanco y está diseñado para emanar las cualidades de pureza, resurrección y ascensión.

La acción de esta energía es muy superior al resto de esencias plasmáticas, un rayo de luz blanca bien dirigido puede transportar la sustancia de la totalidad de los 7 rayos, desencadenando una limpieza tan profundamente activa que, al ser sostenida, puede llegar a liberar ataduras kármicas de gran peso en poco tiempo.

La acción ascendente de este rayo es incomparable, el grado de pureza que se puede alcanzar mediante su uso es vagamente descriptible. Podemos usarlo en todo momento para purificar cualquier condición o situación que necesite ser ascendida en suprema perfección.

Puede usarse para limpiar los espacios, los cuerpos, mentes, objetos, elementos, para ayudar a trascender a entidades desencarnadas, purificar la sangre, y para estimular la conexión con los planos superiores.

En el futuro subiré varios videos en los que trabajaremos con el rayo blanco, por el momento, es pertinente empezar a trabajar con el rayo violeta. En el canal pueden encontrar varios decretos e invocaciones.

Podemos invocar esta energía el día miércoles o en cualquier momento, decretando:

AMADISIMA PRESENCIA DE DIOS “YO SOY” EN MI, Y AMADO SER CRÍSTICO DENTRO DE MI CORAZÓN. ¡Te amo, te adoro! Tú conoces la razón de mi ser. A través de las energías de mi mundo hoy, haz que yo la cumpla. Haz que yo no pierda una sola oportunidad. Que yo jamás cometa un error de ninguna especie, y sobre todo que yo, no cometa errores de omisión.

  • “YO SOY” la Resurrección y la Vida de todo el bien en mi corriente de Vida.
  • “YO SOY” la Resurrección y la Vida de mi eterna juventud y belleza, perfecta vista y oído, fuerza ilimitada, energía y salud.
  • “YO SOY” la Resurrección y la Vida de mi provisión ilimitada de dinero y de toda cosa buena y perfecta.
  • “YO SOY” la Resurrección y la Vida de toda perfección en mi mundo y mi Plan Divino en cumplimiento ahora mismo. Supra consciencia

En quinto lugar, tenemos la energía plasmática radial DALI que predomina el día jueves, es mejor conocida como el Rayo Verde y está diseñado para emanar las cualidades de verdad, curación, consagración y concentración.

Podemos usar esta energía cuando necesitemos sanar algún aspecto emocional, mental, etérico y físico, cuando bendigamos los alimentos, cuando necesitemos desarrollar concentración y atención sostenida, cuando queramos manifestar la verdad sobre algún asunto.

El rayo verde nos ayuda a equilibrar el pensamiento con la acción correspondiente, desintegra el deseo sexual desbordado acumulado en los chakras inferiores, nos vuelve más atentos, expande las esferas mentales y nos permite reconocer y amar la divinidad en los demás.

Podemos invocar esta energía el día jueves o en cualquier momento, decretando:

Amadísima Presencia de Dios YO SOY en mí, consagro mi vida este día al servicio de Dios, El Bien, para que sólo la Perfección tome forma en mi cerebro. Que mis sentimientos se mantengan en calma, amorosos, bondadosos, dispuestos a la ayuda y felices. Que mis ojos solo vean Perfección. Que mis oídos solo escuchen Perfección. Que mis labios solo hablen Perfección. Que mis manos solo sanen y bendigan. Que mis pies sean mensajeros del Bien. Que mi cuerpo sea fuerte y dispuesto a ser un instrumento que lleve a todas partes la Perfección de Dios.

En sexto lugar, tenemos la energía plasmática radial BETA que predomina el día viernes, es mejor conocida como el Rayo Oro Rubí y está diseñado para emanar las cualidades de paz, gracia divina, saneamiento, provisión y ministerio.

Esta energía es también conocida como SUPER-PLASMA, y en palabras sencillas, vendría siendo una evolución del rayo dorado conjugando con la acción del rayo rosa. Podemos usar este rayo para ayudar a manifestar en nuestra vida la provisión y abundancia de toda cosa buena y perfecta, cuando queramos desarrollar un amor impersonal y altruista, cuando necesitemos sanar las emociones, eliminar dudas, temores, resentimientos, traumas y apegos.

El rayo oro rubí nos ayuda a servir de manera amorosa y desinteresada, nos da confianza, seguridad, entrega hacia una actividad, estimula los tres chakras superiores, ayuda a desarrollar una brillante inteligencia, nos vuelve más sosegados y nos ayuda a atraer con mayor efectividad las dispensaciones de Dios hacia nuestra vida.

El rayo oro rubí, que trae consigo las energías del rayo dorado y rosa, más la radiación del rayo verde, integran el rayo de la precipitación, una poderosa energía capaz de manifestar las ideas del plano sutil al plano físico de una manera maravillosa.

Podemos invocar esta energía el día viernes o en cualquier momento, decretando:

AMADA PRESENCIA DE DIOS “YO SOY” en mí: ¡Te amo, te adoro! Derrama en mí este día tus llamas Oro y Rubí para la bendición de cada célula de mi cuerpo físico y todos los poderes de la naturaleza que me sirven tan bien. Que todo aquel que toque “el borde de mi manto” sienta Tu Amor, Tu Paz, Tu Perfección, pues “YO SOY” LA PRESENCIA DE LA BENDICIÓN Y BENDIGO TODO Y A TODOS LOS QUE YO CONTACTE EN ESTE DÍA.

En séptimo lugar, tenemos la energía plasmática radial SILIO que predomina el día sábado, es mejor conocida como el Rayo Violeta y está diseñado para emanar las cualidades de misericordia, perdón, transmutación y liberación.

El uso constante de este rayo constituye la alquimia del alma y la refinación maestra ascendida de nuestra sustancia mental. Este rayo puede aplicarse sobre cualquier situación, persona, cosa y condición, en cualquier tiempo y espacio. Su actividad trascendente ayuda a sanar heridas y traumas profundos arraigados en nuestro cuerpo etérico.

Podemos usar esta energía cuando necesitemos liberarnos de algún sentimiento autodestructivo, cuando queramos eliminar algún pensamiento limitante, cuando nos sintamos limitados y atrapados por conceptos o ideas erróneas. El fuego violeta reordena sistemáticamente la composición de las partículas haciéndolas brillar en todo su esplendor. Si una partícula inarmónica del microcosmos es apenas sutilmente atravesada por la acción de una partícula del rayo violeta, su estructura y composición se transmutan al instante.

El rayo violeta cuenta con parte de la acción purificadora del rayo blanco y la acción cohesiva del rayo rosa, por lo cual no solo ayuda a trascender la energía, sino que la convierte literalmente en energía divina que limpia y libera todo lo que toque.

Podemos invocar esta energía el día sábado o en cualquier momento, decretando:

AMADÍSIMA PRESENCIA DE DIOS YO SOY en mí: ¡Hoy estoy renovado! ¡Hoy estoy vivo! con esa vida majestuosa dada a mí por el Padre. Por la vida que usé mal ayer, invoco la Ley del Perdón y acepto la poderosa actividad de la Llama Violeta transmutadora, ya que HOY, dentro de mi mágico manto de Luz, mi impasible anillo de Llama, poseo los dones de la vida divina, sin mancilla, puros, limpios.

HOY puedo convertirme en lo que Dios tiene dispuesto. “Mi Ser Crístico en acción, pues YO SOY la conciencia Crística, YO SOY la conciencia Crística, YO SOY la conciencia Crística ahora manifestada y eternamente sostenida. Mantenme sellado en un pilar de fuego Violeta que trascienda toda humana creación, en mí, a través mío, en contorno mío y en todo aquello que se me esté devolviendo buscando redención, hasta que yo sea enteramente liberado y ascendido.

Estas energías divinas provenientes del corazón de nuestro padre celestial, fluyen hacia todos sus hijos sin distingo de ninguna clase. De nosotros depende el valernos de ellas para avanzar armoniosamente en este sendero de autodescubrimiento.

Podemos recibir estas energías divinas todos los días, dedicando unos minutos al levantarnos realizando los ejercicios de activación de chakras, invocando la divina presencia en cada uno de nosotros, haciendo la toma de energía y protección, ya sea con luz blanca, la luz del día respectivo o la que se desee. Podemos hacerlo como nos dicte la intuición.

Yo Soy Espiritual

☩ VIDEOS ANTERIORES ☩

https://goo.gl/0f0K9A

“MUCHOS SON LOS LLAMADOS Y POCOS LOS ELEGIDOS”.

☩ REDES SOCIALES ☩

► Facebook Página→ https://goo.gl/ZXotG1
► Facebook Grupo→ https://goo.gl/NXKJbR
► Instagram → https://goo.gl/nt7Sr1
► Facebook Personal (agrégame)→ https://goo.gl/hQPLrt
► Twitter → https://goo.gl/I6rXOF

Si estás leyendo hasta aquí te bendigo y te mando un abrazo.

Tags

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

Únete a nuestra comunidad:

Los Siete Rayos y sus meditaciones diarias - Lección 22.1

Los Siete Rayos y sus meditaciones diarias La energía plasmática de los siete rayos divinos, responde maravillosamente a los impulsos mentales que van cargados con energía similar. Por ejemplo, una acción mental de orar por otra persona para enviarle fortaleza y amor
Close
Close

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend