Arcángel Miguel

Historia de la planificación cósmica y creación planetaria | Arcángel Miguel

A ustedes que están reunidos aquí con sinceridad, esperanza y fe, les traigo saludos, gratitud y bendiciones de parte de la Hueste Angélica y de Aquellos de Nosotros que vivimos sólo para servir y proteger la vida.

Se Me ha llamado el “Defensor de la Fe” y Me he esforzado, a través de mi largo peregrinaje sobre cada Planeta que pertenece a este Sistema Solar del cual Su Sol físico es el Corazón, en proteger y sostener la Fe dentro de los corazones de los hombres, mujeres y niños, hasta que sus propias Llamas del Corazón, se eleven dentro de sí y descorran el velo humano, permitiéndoles percibir así la Gloria de las Esferas Internas que giran siempre a su alrededor, interpenetrando la sordidez de su diaria existencia externa.

Quisiera que pudieran escuchar la gloriosa Música de las Esferas, y los Himnos de los Coros Celestiales, los cuales no están distantes sino que fluyen a través de la misma atmósfera en la cual ustedes viven y tienen su ser, requiriendo solo un afinamiento y elevación de la acción vibratoria de sus conciencias para hacerlos conscientes de Su inminencia.

Ven raro que Yo venga a ustedes, cuando, durante incontables centurias He tenido el privilegio, el gozo y el honor, al concluir su estadía en la Tierra, de recibirlos dentro de Mi Presencia Personal y escoltarlos, a cada uno, a los Grandes Salones del Karma. He permanecido a su lado mientras su registro de Vida era leído, y mientras que esos Grandes, Impersonales y Desapasionados Jueces decidían en Amabilidad y Misericordia, la particular Esfera en la cual ustedes, por razón de sus esfuerzos en la vida, tenían que adecuarse para habitar.

PLANIFICACION CÓSMICA

Somos viejos amigos del Corazón, Mis amados, y no hace muchas centurias, contando el tiempo según su registro, que ustedes Me conocían tan bien como se conocen entre si, y compartimos el contacto de conciencia y comunión unos con otros. Recuerdo como si fuera ayer la exquisita Ceremonia Cósmica en la cual a los Amados Helios y Vesta se les dio la oportunidad y la responsabilidad de convertirse en Sol de nuestro Sistema. Recuerdo bien la venida de los Siete Grandes Constructores de la Forma, cada uno en Sus vestiduras representativas de Su función particular. También Yo recuerdo como vine con los otros Seis Arcángeles y como tuvimos el privilegio de sentarnos con Helios y Vesta y conferenciar sobre la creación y sostenimiento de un Sistema Solar.

En aquel tiempo, Ellos en calidad de Padres de la raza, Nos mostraron sobre la Pantalla Cósmica los planetas que habían decidido exteriorizar de la Sustancia de Sus Propios Cuerpos de Luz, donde acunar a los miembros de la raza, por quienes habían solicitado al Sol de todo el Sistema, y quienes estaban destinados a convertirse en Seres Perfectos.

Cada planeta tenía que ser creado para la particular cantidad de corrientes de vida a quienes los Padres-Dioses habían decidido darles la oportunidad de una evolución planetaria en el curso de un Día de Brahma; el tamaño del planeta, el entorno de su superficie, que correspondiera siempre con la particular evolución que estaba dentro de la mente del Padre y la Madre del grupo de Inteligencias Divinas evolucionantes.

CREACIÓN PLANETARIA

Luego, en una magnífica ceremonia, a cada uno de los Elohim se le dio el Patrón del planeta del cual iba a ser la Presencia Guardiana, y de la Sustancia de su propio Cuerpo Luz, actuando desde el Aspecto Divino de las facetas masculina y femenina de su propia Divinidad, dirigió sus propios Rayos convexos de Luz , los cuales Saint Germain ha descrito tan hermosamente, para formar una cuna dentro de la cual la Sustancia-Luz Universal pudiera ser atraída mediante el Poder magnético de Su Propio Amor.

Nosotros, que representábamos el Poder Protector de cada planeta sucesivo. Vinimos entonces adelante y los Siete permanecimos al cuidado de la raza, hasta que la tarde del primer Día de Brahma fue consumada, y esa evolución retorno en pleno Dominio Divino al Corazón de los Padres-Dioses. `

Sin embargo, es triste decir que hubo algunos que fueron incapaces de completar la Aplicación individual para lograr el grado, y fue necesario que fueran traspasados al siguiente Planeta cuando estuvo listo para ser habitado. Estas almas fueron llevadas dentro del Aura de los Arcángeles y unidas con los nuevos egos espirituales, quienes tuvieron que cumplir con sus destinos a través de encarnaciones sobre el segundo Planeta de nuestro Sistema, y así llegamos finalmente a la preparación de la Amada Tierra, tal como los Amados El Morya y Saint Germain escogieron llamarla, la cual fue diseñada para una cantidad comparativamente pequeña de corrientes de vida, y sin embargo, asumió sobre sí el residuo de todos los planetas procedentes del Sistema, así como también a los nuevos egos que debían tener su primera encarnación en forma física sobre ella.

Recuerdo la Presencia Majestuosa de Virgo, la Flamante Presencia de Aries y la calmada Serenidad de Neptuno, al tiempo que se erguían delante de los Grandes Elohim Cósmicos y aceptaban tanto la oportunidad como la responsabilidad de atraer la sustancia elemental de sus reinos específicos dentro de la matriz de Luz Electrónica conformada por los Elohim con los Rayos de Sus Propios Corazones.

Recuerdo bien la invocación de cada uno de estos Tres Grandes Seres, quienes atrajeron alrededor de Si, a los Devas de la Naturaleza, a los Constructores de la Forma y los pequeños Elementales que representabas sus Reinos, y recuerdo la Gran Bendición al tiempo que cada uno de estos Seres pertenecientes a los diferentes reinos, se arrodillaban ante sus Superiores a agradecidamente aceptaba el aprisionamiento voluntario que iba a requerirse a fin de conformar un hogar habitable para los vehículos de los nuevos espíritus inocentes que iban a encarnar, así como también para los miembros recalcitrantes de los planetas precedentes a nuestro Sistema Solar pero no para los “rezagados” de los sistemas arriba de Nosotros.

Ustedes hablan de la Tierra ociosamente en algunas ocasiones, mis Amados, pero si hubieran podido ver los eones y la incorporación de las energías de mente, corazón y espíritu de estos Grandes y Maravillosos Seres antes de que pudieran avisar al Sol que la Tierra estaba lista para ser habitada, ustedes besarían cada hoja de grama, cada árbol que los resguarda y cada tipo de alimento individual provisto para los cuerpos físicos de aquéllos a quienes se les dio la oportunidad de evolucionar.

CORRIENTES ORIGINALES

Puede que no sepan que Yo fui escogido para traer a Nuestra Tierra al grupo original de las corrientes de vida por primera vez sobre el Planeta. Este grupo fue pre-ordenado y escogido, y había sido preparado en las Siete Esferas Internas para esta oportunidad. Ellos, de por sí, no sobre poblaban la Tierra, y el progreso y evolución de su desarrollo planetario hubiera sido comparativamente sencillo, de no haber sido por sobrecarga tras sobrecarga de almas desde los Planetas precedentes, quienes habían fracasado en lograr la victoria de la inmortalidad y fueron transferidos aquí, tomando habitación entre los miembros de esta evolución, hasta que el peso del mal uso de la energía de vida fue tal que contaminó la inocencia de los nuevos seres espirituales nacidos en la hermosa Tierra.

Fue entonces que el Amado Arcángel Rafael pidió voluntarios de otros Sistemas y otras estrellas para contra-balancear la energía destructiva del exceso de población, de modo que la Tierra no fuera puesta fuera de balance sobre Su eje y disuelta en la nada. Estos voluntarios vinieron, entre ellos, el Gran Señor del Mundo, Sanat Kumara, y muchos grandes Amigos desde Venus, asi como de otros Sistemas, escogiendo asumir cuerpos de carne, compartir el mismo karma, y vivir y respirar bajo la presión de la atmósfera de la creación humana.

Es las primeras edades tempranas, todas las corrientes de vida que encarnaron fueron capaces de regresar a Casa, ya que la Misericordia de la Vida fue tal que a la Nueva y Pura Tierra no se le permitió ser anfitriona de los miembros recalcitrantes de otros Planetas hasta la mitad de la Era Lemuriana; de manera que puedan ver que; de por si, los hijos naturales de la Tierra no estaban entre los mayores problemas que tuvimos para enfrentar, particularmente aquellos de Nosotros que habíamos renunciado a la felicidad de los Ámbitos superiores y del gozo del Nirvana para habitar en las sombras.

EXPERIENCIA MÁS INFELIZ

Nos ha tocado presenciar mucho a lo largo del curso de la historia, no sólo en la Tierra, sino de otras estrellas también, pero considero que la experiencia mas infeliz en la cual Yo personalmente alguna vez He estado involucrado, fue presenciar la contaminación de las conciencias de los habitantes originales de la Tierra a través de sugestión y la radiación, hasta que la niebla o el velo de la creación humana empezó a crecer, primero como una nube, una efluvia que podía ser disipada por un viento fuerte. Pero viendo que esto crecía, supimos que a menos que se le detuviera, sería cuestión de tiempo antes que una barrera infranqueable fuera creada por los hijos de los hombres, la cual solo podríamos penetrar con gran dificultad.

Llegó entonces el día que al Sol Espiritual y a los Grandes maestros de Sabiduría , los Grandes Elohim y Arcángeles se les podía oír, pero no se les podía ver , por aquellos que se rehusaron a sucumbir la bruma circundante y la presión atmosférica de aquellos días convirtiéndose en Nuestra línea de Vida a través de quienes podíamos llegar, de tiempo en tiempo; corrientes de vida sensibles que pudieron sentir la realidad de Nuestra Presencia y recordar dentro de sus Corazones aquellas primeras edades.

DISOLUCIÓN DEL MAYA

Fue en esta época que escogí renunciar a la Actividad Natural de los Arcángeles para entrar a la que ustedes conocen como el ámbito síquico o astral. Aquí, He pasado la plena y mayor parte de Mi Vida, centuria tras centuria, edad tras edad, eon tras eon, en un esfuerzo por desenredar a las corrientes de vida después de la llamada muerte, preparándolas para entrar a los Salones del Karma, y recibir por la Ley Cósmica una nueva oportunidad para controlar las facetas de conciencia, la cual como molino de sal de los antiguos y bellos cuentos, continuaba emanando maya ilimitadamente sumándose de ese modo al velo entre lo humano y lo Divino.

Estamos constantemente consumiendo, cortando, disolviendo y removiendo la efluvio de la creación humana y aún triste, la efluvia desde la conciencia del cuerpo de los estudiantes que, conociendo al menos intelectualmente el poder de las creaciones que yace dentro de la conciencia, continúan tejiendo el caparazón que las encierra impidiendo que perciban Nuestras palabras con sus propios oídos. Nuestra Presencia con su propia visión, nuestra fragancia por sus narices, y Nuestra Paz en sus corazones. Hasta que podamos llegar y de alguna manera incorporar la asistencia de las corrientes de vida encarnadas, al menos las de aquéllos Seres guardianes que escogieron voluntariamente venir y traer la Luz a la oscura conciencia del hombre. Nuestra tarea parece de veras tanto interminable como desagradecida. No voy a describirles las condiciones de los ámbitos invisibles dentro de los cuales ustedes moran, cuando la acción vibratoria de sus corrientes de vida vibra al unísono con su disonancia, hay tanta de esa sustancia y energía que es atraída al cuerpo cuando las vibraciones negativas son aceptadas y hechas parte de sus mundos, que literalmente Nos lleva meses deshacer el resultado de una de tales digresiones.

Estoy deseoso de encontrar aquéllos entres ustedes que escojan agarrar los centros de pensamiento y sentimiento dentro de la conciencia y, con mano firme, una mente clara, una ideación concentrada y un Amor Divino, comience a generar vibraciones semejantes a los de Nosotros que servimos desde detrás del velo humano, para la disolución de los centros causativos los cuales alimentan estas mortajas en las cuales la Tierra gime en su agonía de muerte.

En este reino de desencarnados hay corrientes de vida que están tan atadas a la Tierra mediante pensamientos, sentimientos y pasiones, debido a afectos y devociones que sería imposible inmiscuirse en su libre albedrío y hacerlos del infierno de su propia creación, sino fuera por el amor impersonal de corrientes de vida encarnadas y no-ascendidas que escogen, por cuenta propia, orar por los llamados muertos. Esa energía ascendente es asumida por la Hueste Angélica bajo Mi dirección, y utilizada para cortar la fuerza magnética y el tirón de la Tierra, evitando así que estas corrientes de vida se sumen a la efluvia que es herencia de la raza.

 

Tomado del libro: Dictados de los Maestros Ascendidos – Arcángel Miguel

Serapis Bey Editores

 

Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

3 comentarios

  1. Agradecida por la labor que están haciendo desde tiempo el Arcángel Miguel y quienes lo apoyan y resonando con ella los aspirantes debemos recordar y poner nuestros acuerdos en acción para amplificar de abajo para arriba la reconexión y asencion para trascender como raza y ayudar al planeta Tierra. Bendiciones siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

Historia de la planificación cósmica y creación planetaria | Arcángel Miguel

En aquel tiempo, Ellos en calidad de Padres de la raza, Nos mostraron sobre la Pantalla Cósmica los planetas que habían decidido exteriorizar de la
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend