52.1kSeguidores
308kSuscriptores
13.6kSeguidores

Ver físicamente a los Maestros Ascendidos | Lord Gautama

Nota de yosoyespiritual.com: Para quienes aún no comprendían el proceso para ver a un maestro ascendido, el Maestro Lord Gautama aclara este punto para tenerlo en consideración.

Las palabras «ascender» y «descender», «más alto» y «más bajo» son más descriptivas de tasas de vibración de lo que son de movimiento a través del espacio. Sin embargo, debido a que la amada gente de la Tierra está tan acostumbrada a tratar constantemente con la forma, es natural que la palabra «ascender» le describa a la mente externa un movimiento hacia arriba de la forma, mientras que, en verdad, es meramente una aceleración de la actividad vibratoria que compone los átomos del vehículo. La palabra «descender», tal cual la mente externa de la humanidad visualiza su acción, consiste meramente en reducir o desacelerar la actividad vibratoria de los electrones que componen el átomo.

Ahora bien, Mis amados, tomemos la presencia visible del gran Morya, por ejemplo. Ustedes hablan de que Él «desciende» al santuario para darles un discurso a través del «contacto» de ustedes, y que cuando ustedes lleguen al punto de la suficiente purificación y clarificación de su visión física, Él les resultará plenamente visible. ¿Por qué? Pues, porque Su «descenso» no es más que la desaceleración de las tasas electrónicas de vibración en Sus vehículos, junto con la aceleración de las vibraciones del poder de visión de ustedes hasta encontrarse las dos. Es así como ustedes tienen la presencia visible y tangible de cualquier Ser Ascendido.

Pues bien, durante estos años que se Nos han dado para ayudarlos, estamos en el proceso de acelerar gradualmente la acción vibratoria de sus cuatro cuerpos inferiores, lo cual hacemos al hablarles, al animarlos y al darles los ejercicios espirituales, cantos y Decretos que han acelerado todos sus sentidos —y, hasta cierto grado, han abierto su visión y audición internas. Al mismo tiempo, estamos desacelerando la rata de vibración de Nuestros Cuerpos de Luz, por supuesto que nunca más abajo de la tasa que compele y sostiene la armonía perfecta, sino reduciendo Nuestra vibración en palabra hablada y radiación, de manera que podamos establecer una comunión entre las mentes externas de ustedes y la conciencia en la que Nosotros nos encontramos. Cuando la aceleración del cuerpo estudiantil haya llegado a su ápice, entonces tendrán lugar las manifestaciones que tantos desean.

Es sencillamente una cuestión de control de energía. Claro está, Nosotros siempre estamos en control absoluto de toda energía y, tal cual lo indicara el Señor Maitreya, podríamos reducir la actividad vibratoria de los electrones que orbitan alrededor de los átomos de Nuestros Cuerpos de Luz, hasta el punto en que seríamos perfectamente visibles a su visión física… ¡AHORA MISMO! Esta sería una tremenda Dispensación de la Ley Cósmica, pero no haría que ustedes desearan acelerar aún más sus propios vehículos. Es que, verán, una vez que se reciben los regalos, casi sin falla cesan la invocación y Aplicación del chela, a menos, claro está, que la corriente de vida haya llegado al punto de Maestría.

 

Para quienes estén esperando el “milagro” de las apariciones

En la experiencia de vida del mundo externo, a veces los individuos trabajan durante toda una vida sólo para obtener por cuenta propia un pago anual, una casa o seguridad en general. Sin embargo, a menudo, justo cuando el regalo está a su alcance o quizás ya le ha sido dado, el individuo en cuestión sale de la encarnación justo en el momento en que toda su energía vital había sido gastada, resultando su búsqueda de la felicidad en la exteriorización de aquello a lo cual habían dedicado sus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones… ¡durante toda su vida! Esto se aplica igualmente a las cosas «internas».

Desde la época de Mi propia Ascensión consciente, he visto a chela tras chela, y neófito tras neófito desear la presencia tangible y visible del Maestro. Luego, cuando el chela llegó a lograr la maestría de la clarividencia (la verdadera visión interna) y de la clariaudiencia (la verdadera audición interna), cuando llegó a estar lo suficientemente unipuntual en concentración, cuando una Dispensación le permitió siquiera una mirada furtiva de ese Ser Ascendido, este individuo cesó en sus propios empeños y se convirtió ÉL MISMO en «santo», lleno de orgullo y arrogancia.

¡Amados Míos, no se puede depender del ser externo! Aquéllos que no han visto a través del «velo» y que, no obstante, han tocado la basta del vestido de los Seres Divinos, aquéllos que han aceptado con todo su ser la ESENCIA y no la forma… ¡ESOS SON LOS VERDADEROS «SANTOS»! En las palabras de Jesús, nuestro amado hermano; “Bienaventurados los que no vieron, y creyeron”. Juan 20:29. Les digo a aquellos de ustedes que han creído en Nosotros y que han SENTIDO LA ESENCIA, a aquellos de ustedes que han conocido y aceptado la Virtud Divina que Nosotros les hemos irradiado a través del velo, que cuando la aceleración de sus sentidos los lleve al punto de manifestación física, eso no significará nada para ustedes excepto simplemente la alegría de confirmar aquello que ustedes ya sabían, al tiempo que se arrodillan y besan la basta del vestido de su Benefactor y Amigo.

Yo sé, porque he regresado a la Tierra después de Mi período de Iluminación Divina y he caminado con hombres y mujeres sencillos y, no obstante, tenía el don de ser capaz de acelerar Mi ser a manera de poder estar instantáneamente presente en conciencia en cualquier esfera.

¡Sé cuánto las masas desean fenómenos para-normales, y cómo algunos pocos desean la ESENCIA! Quienes me siguen, aquéllos en Oriente que son verdaderos maestros y gurús todavía no-ascendidos, generalmente no permiten el ejercicio de fenómenos para-normales precisamente por esa razón.

Yo viví sencillamente y sin ostentación, dejando que la GRACIA y el EJEMPLO, el EJEMPLO y las OBRAS ocuparan el lugar de los fenómenos para-normales que al curioso le parecen milagrosos, pero que no sostienen al chela fervoroso y diligente. La curiosidad y moda pasajera de las masas no son merecedoras de la inversión de energía que tales fenómenos requieren.

 

Tomado del libro: Diario del Puente a la Libertad – Lord Gautama y Lord Maitreya – pag 21

Aportar



Curso | Aprende a Decretar Correctamente

PRODUCTOS RECOMENDADOS


Tienda Espiritual

19 comentarios

  1. Me gusta esta página, pero mi sistema de seguridad la bloquea, no como otras que me dan la opción de seguir, al responsable de esta pagina le sugiero verifique que programó en su hoja web, u lo elimine, esto no es algo normal, gracias un hermano del camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Ver físicamente a los Maestros Ascendidos | Lord Gautama

A todos quienes aún no comprendían cómo funciona el proceso para ver a un maestro ascendido, el Maestro Lord Gautama aclara este punto
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend