Saint Germain

La santidad y el manejo energético | Saint Germain

¡Oh, Magna e Infinita “Presencia”—Dios individualizado en la esfera de la Tierra. ¡Te damos gracias y alabanzas!

Les traigo hoy saludos de parte de la Hueste Ascendida, y del Maestro de Maestros que les envía Amor y Abundancia. Bajo esta Esplendorosa Presencia, consideremos el significado y actividad de la palabra “Ascensión”. Procuremos disipar las múltiples representaciones erradas de la interpretación ortodoxa. Cuando un individuo se hace consciente de la región de la cabeza donde está ubicado el Anclaje del Gran Sol Central, y, mediante un esfuerzo consciente, dirige su atención allí, ha ascendido al Monte del Verdadero Entendimiento.

A menudo se hacen referencias simbólicas a esto, al utilizar la frase “escalar la Montaña de la Cabeza” —lo cual generalmente es verdad en el plano físico, si bien únicamente simboliza el fijar la conciencia en el más alto de los Siete Centros que constituyen los vórtices de Actividad del Gran Sol Central en el hombre y en el Universo.

Esta energía solar es un poder muy dinámico, y está siempre activa.

Repitamos de nuevo que la humanidad, al tener libre albedrío, está en la obligación de escoger cómo habrá de dirigir esta energía. Si no la dirige conscientemente para realizar algún propósito bueno y constructivo, dicha energía actuará de alguna otra manera —a menudo a través de la sugestión del ambiente o individuos, porque la energía siempre está sujeta a sugestiones. La gran masa de la humanidad que se ha afiliado a la idea ortodoxa —como la denominamos— ha procurado endosarle a Dios, un Ser en los cielos, sus problemas o creaciones. No obstante, el hombre es lo suficientemente inconsciente como para pensar que puede continuar creando inarmonías y no experimentar sus efectos discordantes.

Así, vemos cómo la humanidad ha mantenido sobre su propia cabeza esta nube de ignorancia a lo largo de las centurias. Le hubiera sido posible a los seres humanos reconocer su liberación como Hijos de Dios, y hacerse conscientes del hecho de, que tienen libre albedrío. Se hubieran dado cuenta entonces de que ellos eran los únicos creadores tanto del bien como del llamado mal. Hubieran aprendido que cuentan con el poder para disipar toda creación equivocada o inarmónica que ignorante o voluntariamente trajeron a la manifestación.

Un santo podrá ser o no un Ser Ascendido. Cuando se le confiere la santidad a alguien, cientos de miles de mentes se enfocan sobre esta idea o forma de un Santo, ya que no existe la idea de un Santo sin la correspondiente forma mental. Es así como se crea un pensamiento-forma de tremendo poder. A veces, el alma de este Santo, mediante la dirección de una gran Inteligencia, se aprovecha de esta tremenda creación y entra a la forma, produciendo milagros de gran bien.

Afortunadamente, la predominante y equilibrante fuerza mental en una creación de esta índole es siempre para bien. En consecuencia, el Santo, al ser bueno, evita que la energía contenida en el pensamiento-forma sea utilizada para un propósito equivocado. Se supone que ciertos atributos y poderes están dentro del dominio de este pensamiento-forma. El individuo suministra la tremenda energía que se genera para hacer cosas específicas.

Sin embargo, cuando el individuo cae en la cuenta de que la Energía dentro de sí es omnipresente y que está a la espera de ser dirigida conscientemente, no nos cabe duda de que podrá hacer cosas mucho más poderosas que cualquier pensamiento-forma. He aquí un misterio que no ha sido explicado: A menudo allí donde es menester alcanzar un gran propósito, uno de los Grandes Maestros se hará cargo de este pensamiento-forma y producirá un gran bien duradero. De esta manera, podrán ustedes ver que la energía o fuerza que pueda haberse utilizado mal, a menudo es utilizada por Inteligencias sabias para lograr un gran bien.

Es el privilegio de todos y cada uno de los Hijos de Dios hacer exactamente esto. Todo estudiante que sinceramente esté acudiendo a la luz de Dios, y que haya cometido un desliz al haber —como quien dice— generado su ser externo una gran fuerza mediante la pasión o la ira, dicho individuo tiene el poder de recalificar esta energía que él mismo ha descargado y hacerla trabajar para un bien duradero. De lo contrario, dicha energía seguirá en su curso arremolinante, creando discordia a su paso.

Les digo con toda la sinceridad de Mi corazón que todos y cada uno de los Hijos de Dios, es un Dios en embrión, y puede aprender a dirigir conscientemente esta magna energía para realizar maravillas mucho más grandes que las que haya hecho cualquier santo.

No importa cuán amenazantes puedan parecer las nubes de tormenta, todos aquellos que se paren firmes e inflexibles ante la Luz —ante la Magna Presencia Crística Individualizada— encontrarán que sus corazones valientes serán recompensados. Experimentarán el Revestimiento Dorado de dichas nubes; y ante ellos aparecerá el Cáliz de Cristal, lleno hasta rebosar con el Poderoso Amor, Paz, Luz, Sabiduría y Abundancia de Dios sempiterno. Esta promesa, se lo aseguro, no es algo imaginario —y un día será realizada para todos aquellos que se paren firmes y leales ante la Magna “Presencia” Maestra, su propio Ser Divino Interior.

La verdadera ascensión del individuo comienza mucho antes de la elevación del cuerpo. Tal cual se representa a menudo, la Iniciación —esto es, los Siete Pasos de la Ascensión— son los Siete Pasos que se dan cuando se escala de un centro a otro dentro de la forma humana. Cuando la persona se ha hecho consciente de este hecho, y ha alcanzado el punto de entendimiento en el que su atención se fija sobre los Más Altos Centros en la cabeza, y cuando vive de acuerdo con esto, dicho individuo habrá experimentado la más terrible de las contiendas en la elevación de la forma externa a la Divina.

Desde este punto en adelante a tal individuo se le brinda mucha Asistencia adicional—sin que él esté consciente de ello en su mente externa. El hacerse consciente de lograr una Meta, a sabiendas de que no sólo es posible sino que su logro es certero, le permite al individuo contemplar las pruebas del ser externo con gran ánimo, valor y fortaleza, sabiendo que no son más que partículas de polvo que se agitan ante la visión externa.

Saint Germain

Tomado del libro: Instrucción de un Maestro Ascendido Saint Germain – pag 11

Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

La santidad y el manejo energético | Saint Germain

Un santo podrá ser o no un Ser Ascendido. Cuando se le confiere la santidad a alguien, cientos de miles de mentes se enfocan sobre esta idea
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend