La Verdad coloreada por conceptos humanos | El Morya

Noviembre, 1952

Mi Amado Chela:

Juntos hemos estado en el Corazón de Shamballa, bañados en la Llama Cósmica de esa Paciencia Divina, que es la naturaleza encarnada del Señor del Mundo…y sentimos el Amor de Su espíritu entrar en el FUEGO de Nuestras Naturalezas, temperando la acción impetuosa con sabiduría, y el entusiasmo con inofensividad.

Hay más energía en la gente de Primer Rayo, que en cualquiera de los otros seis Rayos, porque la propia naturaleza del Rayo es la irresistible fuerza conductora de la Voluntad de Dios. Cuanto más alto evoluciona la conciencia individual, más conscientes nos hacemos del método para llevar a cabo esa Voluntad, como lo hace la Misma Deidad, sin oposición, sino en una emisión rítmica muy definida.

Yo Soy muy feliz en su completa aceptación de Nuestra Realidad tangible. Este es concretamente el “argumento” que Yo presenté a la Junta Kármica, para asegurar la dispensación mediante la cual Nosotros pudiésemos tratar de contactar con Nuestros chelas, y educar sus sentimientos hacia Nuestra presencia real como Hombres y Mujeres de mayor madurez, quizás, pero abordables sobre las bases en común del servicio mundial. Antes de que el velo de los pensamientos y sentimientos humanos nublara los instrumentos de percepción, los Maestros y la Hueste Angélica eran aceptados por la raza en evolución, y el progreso de las tres evoluciones era un compañerismo glorioso y armonioso. Cada evolución estaba profundamente interesada en las otras, y tenía un conocimiento comprehensivo del servicio y lecciones individuales que los otros estaban llevando a cabo. Era en verdad un progreso “pretendido por Dios” hacia arriba en la escalera de la luz.

Cuando el ser humano perdió el contacto con las Esferas Internas, la Ley proporcionó la entrada de Instructores, Mensajeros y, en raras ocasiones, Avatares, que les traían conocimiento de la Ley y de los Regentes de la Raza, pero en su mayor parte, estas Inteligencias fueron delegadas a los ámbitos del “pensamiento abstracto” o de la “metáfora idealizada”, y el contacto de alma a alma y de corazón a corazón no era aceptado en los sentimientos.

Ahora bien, cada corriente de vida crece y se desarrolla espiritualmente, así como físicamente. Los siete cuerpos están todos conectados por una fuerza vital espiritual, y los esfuerzos que traen mayor perfección a los cuerpos inferiores tienen un efecto correspondiente sobre los cuerpos superiores también. Por tanto, cada expansión de la luz y la conciencia a través de los cuerpos físico, mental o emocional, incrementa la capacidad cósmica del Ser Divino Individual en los niveles internos…así como el tamaño del Cuerpo Causal y la Esfera de Influencia del Ser Divino. Es ese “poner los tesoros en el Cielo” al que Jesús se refirió.

Cada corriente de vida percibe el universo a su alrededor a través de su propia energía, sus propios cuerpos, sus propias facultades desarrolladas, tales como los sentidos del oído, la vista, el olfato, etc. Esto es también cierto respecto a la conciencia dentro del individuo, que está capacitada para elevarse y, desde el interior del cuerpo electrónico, percibir la verdad de las Esferas Internas.

Como ustedes saben, muy pocas corrientes de vida pueden CONSCIENTEMENTE ASCENDER al interior del Santo Ser Crístico y percibir el Ámbito en el que ese Santo Ser Crístico funciona. Algunos son elevados en momentos de exaltación o profunda contemplación y destellos de conciencia son bajados a la conciencia externa, los cuales son llamados visiones, revelaciones, mensajes, o como quiera denominarlos el receptor. La cantidad de verdad que la conciencia percibe será determinada –

Primero:

Por la altura a la cual la mente consciente pueda elevarse, sin perder la continuidad de pensamiento y conciencia. Cuanto más alto vaya la conciencia, menos puede distinguir en la luz flameante, y a menudo parece “desmayarse” o “perder el conocimiento” si intenta dichos experimentos sin la ayuda de un Maestro.

Segundo:

Por el desarrollo de los cuatro cuerpos inferiores, que tienen todos ellos acceso a un estrato concreto en la esfera en la cual funcionan. Por ejemplo, el cuerpo emocional vive en el ámbito del “sentimiento”, y cada ser humano percibe este gran ámbito a través de sus propias facultades emocionales, así como cada uno percibe el mundo de la forma mediante las facultades físicas que él ha desarrollado – algunos viendo gran belleza, otros formas distorsionadas; algunos oyendo la música de la vida, otros, disonancia.

Algunos son capaces de discernir verdades en el ámbito de la conciencia mental inferior, mediante un cuerpo mental bien entrenado. Otros, cuando se les pide que usen el cuerpo mental, se quedan dormidos. La conciencia, cuando se la fuerza a hacer un esfuerzo más allá de su desarrollo, en cualquiera de los cuerpos, siempre recurre al mecanismo de escape de “dormir” o “desmayarse”.

Los espiritistas han aprendido a entrar en la sustancia más fina del mundo etérico controlando los sentidos y enfocando la conciencia en sus cuerpos etéricos. El desarrollo espiritual de tales individuos determina el tipo de conciencias desencarnadas que ellos pueden contactar. Estas personas contactan con presencias que residen en los diversos ámbitos e informan sobre sus palabras y sus “mensajes” como verdaderos. Es, por supuesto, una verdad parcial, porque la conciencia que cada uno contacta está únicamente tan evolucionada como su desarrollo personal les permita comprender.

Aunque la masa de la humanidad tenga un uso limitado de las facultades del mundo psíquico, y un uso más o menos variado de las facultades de los cuerpos mental y emocional, el grupo que ha desarrollado el uso del cuerpo etérico es considerablemente más pequeño y, de éstos, 9 de cada 10 no son de fiar en sus informes porque son incapaces de elevarse fuera del sustrato del ámbito etérico. Ellos han desarrollado esta facultad a través de vidas pasadas, y ellos son, en su mayoría, responsables de los estúpidos informes que hacen que el “espiritismo” sea considerado un peligro y un riesgo, en lugar de como “investigación”, que es lo que en principio se pretendió que fuera, llevada a cabo científicamente, con un punto de vista orientado a localizar las “almas” de seres humanos y ayudarlas a liberarse de las cadenas de la conciencia humana mediante una educación inteligente.

Ahora bien, eliminando todos los anteriores, los POCOS que quedan que han alcanzado suficiente desarrollo para elevarse, conscientemente, al Santo Ser Crístico y contemplar a través de este vehículo el Plano Mental Superior, se convierten en los Mensajeros de las Altas Esferas. Ellos, a su vez, sólo pueden informar de lo que pueden percibir a través del uso de las facultades de su propio Santo Ser Crístico, y nada más. El Santo Ser Crístico de cada cual no está igualmente desarrollado, como tampoco lo está el Cuerpo Causal de cada uno, o su Presencia. Por ejemplo, el Cuerpo Causal de Sanat Kumara es mayor que el del Mahá Chohán, y el Mahá Chohán tiene un Cuerpo Causal mayor que el Mío. De manera similar, Sanat Kumara puede percibir más de la verdad que el Mahá Chohán y Él, más que Yo.

Cada uno informa sobre la VERDAD tal como la percibe mediante sus facultades siempre crecientes y siempre refinándose, y es sólo el GRADO de Verdad lo que varía.

Sin embargo, todos los que han logrado la Ascensión, ofrecen únicamente la Verdad. TODOS los que deben elevar su conciencia a través de sus vehículos inferiores y regresar con esa verdad mediante estos mismos vehículos, van a tener algo de la substancia de sus vehículos en su presentación. Ahora bien, digamos que dos corrientes de vida han desarrollado su capacidad para elevar su conciencia hasta un punto en el que ellos puedan estar DESPIERTOS, ALERTAS y RECEPTIVOS en presencia del Maestro. Cada uno recibirá en función del desarrollo de sus propias facultades. Uno puede estar siglos por delante del otro, sin embargo ambos son instrumentos de la Voluntad Divina. Después, de vuelta a través del mundo mental y emocional, al interior del cerebro físico llegará la instrucción. La pureza, altruismo y naturaleza del individuo determinará la exactitud de la revelación.

Tercero:

El uso que le dé a la presentación de la Verdad será una buena medición del desarrollo del Mensajero, porque aunque uno haya desarrollado la conciencia hasta un punto en que pueda entrar a voluntad a los Ámbitos Superiores, si la palabra y el regalo es utilizado para promover el ser personal, el servicio ya no es más de mucha utilidad para la Jerarquía.

Una vez que la corriente de vida ha aprendido a “subir la escalera” a los Ámbitos de Luz, nadie puede impedir que dicho individuo informe sobre lo que ve allí. Advirtamos aquí a los sabios que los informes son el resultado de la visión propia de dicho individuo. Si la visión está enturbiada con el auto-engrandecimiento, aquellos que elijan compartir esa visión sólo están viendo las “creencias deseadas” por el mensajero, que revisten la luz universal y la sustancia de sus cuerpos mental, emocional y etérico inferiores, de acuerdo con su diseño particular.

Por ejemplo, si situaran a cinco individuos en una habitación con el Maestro Ascendido Saint Germain, y Él retuviese Su Aura y la presión de Su Presencia, cada uno de esos cinco contemplándolo con su visión física “recibiría” Su Mensaje en sus cuerpos mental y emocional de acuerdo a su propio desarrollo – uno recibiendo felicitaciones por grandes logros, otro suavizando sentimientos de malestar – cada uno ADJUDICÁNDOLE al Maestro aquello que más desea. Esto es cierto también en lo que respecta a quienes miran “a través de la ventana” del cuerpo etérico y del Santo Ser Crístico. Cuando la verdad es impersonal, y trata de un aspecto de la Ley, a menudo se informa acerca de ella con precisión. Cuando el individuo tiene gustos y desagrados específicos, y opiniones humanas fuertes, estas van a afectar su receptividad.

Espero que esto pueda darte alguna pequeña ayuda en estos momentos…y que entrene a los estudiantes a mantener su conciencia “despierta” mediante invocaciones, selecciones musicales, meditaciones, etc., y a no dejarla “escapar” a pasatiempos más placenteros. Recordarán que Jesús tuvo esta dificultad con sus discípulos, cuando les preguntó: “¿No podéis velar conmigo ni una hora?”.

Estamos decididos a hacer que los estudiantes estén alerta en cuanto a la Ley y a su propia capacidad individual de desarrollar discernimiento, perspicacia y comprensión. Algunas personas son mentalmente perezosas, otras físicamente, otras emocionalmente… todo depende de las tendencias construidas a lo largo de los siglos. En cada clase, cada estudiante debería tener la oportunidad de disciplinar el cuerpo en concreto que es recalcitrante en su caso. Particularmente durante la elevación del Cáliz, cuando se eleven conscientemente al interior del Santo Ser Crístico para “comulgar” con la Presencia y recordar Su voluntad, todos los cuerpos de cada corriente de vida deberían ser alertados para recibir la mayor bendición de la vertida espiritual que tiene lugar en cada nivel.

Tu paciente

M.

Tomado del libro: El primer rayo – El Morya – Recopilado por Thomas Printz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

La Verdad coloreada por conceptos humanos | El Morya

La cantidad de verdad que la conciencia percibe será determinada por la altura a la cual la mente consciente pueda elevarse, sin perder la continuidad
Cerrar
Cerrar
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend