Lord Maitreya

Nacimiento de la conciencia humana en la tierra | Lord Maitreya

CREACIÓN INDIVIDUAL

El amado Sanat Kumara me pidió que les hablara. He venido a darles una comprensión de la Conciencia del “YO SOY”, del alma y de la personalidad. Hago esto con la esperanza de que ustedes captarán la diferencia entre estas tres conciencias, de manera que puedan rápidamente llegar a la conciencia de esa Presencia “YO SOY” de la cual tanto han escuchado, y la cual les tocará encarnar por amor a Nosotros, así como también para beneficio de la humanidad.

Amados Míos, visualicen sus cuerpos mentales como bellos cálices de cristal que Me son ofrecidos. Procuren sostener sus mentes concentradas sobre el patrón al tiempo que se los presento. Hagan esto por amor a Mí.

Cuando ustedes fueron inicialmente exhalados desde el seno de sus Padres-Dioses, llegaron a una conciencia y realización de identidad individual. Sintieron y pensaron YO SOY. Se encontraron como seres auto-conscientes, y en cada fibra y célula de su Presencia Electrónica realizaron que eran YO SOY. Al tiempo que vivían en esa inocencia, compartiendo la Conciencia YO SOY de sus Padres-Dioses, conocieron que la vida primigenia les pertenecía para utilizarla como tuvieran a bien. Ustedes eran Santos Inocentes, y la vida primigenia —exquisita, iridiscente— se convirtió en posesión suya, fluyendo al interior de la Llama Inmortal que tienen en el corazón.

En esta inocencia habitaron ustedes, y de la vida primigenia comenzaron a crear de acuerdo con lo que veían a su alrededor. Vivían en un ámbito cercano al seno del Eterno, donde no habían formas que no fueran exquisitamente bellas —cada ángel brillaba magníficamente, cada Maestro irradiaba la dignidad de un Cristo. Esta conciencia de pensamiento individual comenzó a reproducir lo que veía, y ustedes comenzaron a duplicar la belleza que veían a su alrededor. Tímidamente al principio, crearon diminutas formas querúbicas y pequeños templos. Luego, sus sentimientos, disfrutando de la individualización y del poder de la creación auto-consciente, llenaron esas formas diminutas, las cuales comenzaron a emanar de ustedes a su aura y a la esfera en la que habitaban. Experimentaron el júbilo de la creación individual, escogiendo a través del libre albedrío lo que habrían de diseñar.

Ustedes atravesaron todas las Esferas Internas, llevados en la cauda de uno de los grandes Manús de alguna Raza-Raíz. Doquiera que habitaban, observaban los magníficos hermanos y hermanas de esos ámbitos, quienes se habían desarrollado más allá del poder suyo de crear, construyendo estrellas y galaxias, y moviendo el cosmos. Ustedes, en su propia pequeña manera, utilizando el pensamiento, crearían patrones de pensamiento —y utilizando el sentimiento, energizarían estas pequeñas formas, proyectándolas luego.

 

EL JARDÍN DEL EDÉN

De esta manera ustedes se fueron haciendo cada vez más fuertes, logrando cada vez más maestría, utilizando más de la Conciencia YO SOY, al tiempo que encontraban que sus centros de pensamiento y sentimientos obedecían a su voluntad. Este fue un estado de inocencia, la conciencia del “Jardín del Edén” en la que ustedes eran creadores. Sin embargo, no había aquí necesidad alguna de discernir en cuanto al uso de sus centros de pensamiento y sentimiento, ya que no había ningún patrón destructivo ni forma de tentación; no había nada que pudiera entrar a sus conciencias ni que ustedes pudieran exteriorizar que no fuera bello.

En este Ámbito de Perfección, muchos seres han habitado por siempre. Nunca escogieron encarnar físicamente. Allí se desarrollaron, sin desear manifestarse en el mundo de la forma. Algunos sí escogieron encarnar en la Tierra. Estos fueron espíritus valientes que habían pasado a través de las Siete Esferas y, deseando experimentar plenamente con el uso de la Vida, con desarrollar una mayor destreza en la atracción de los Poderes de Creación a través de los centros de pensamiento y sentimiento dentro de las atmósferas bajas en las que se requería más energía para moldear sustancia en formas. Algunos solicitaron la oportunidad de encarnar aquí en la Tierra. Cuanto más cerca estén al Corazón de Dios, tanto más rápidamente la Sustancia-Luz responde al pensamiento y al sentimiento, y tanto más fácil es crear. A medida que se alejan hacia afuera a través de las Siete Esferas, las vibraciones de la Sustancia Electrónica que es obediente al pensamiento y al sentimiento, se tornan más lentas, y se requiere más energía y más empeño para crear manifestaciones de un designio constructivo definitivo.

Por tanto, fueron los osados y los fuertes los que descendieron a través de las Siete Esferas, desarrollando los poderes de pensamiento y sentimiento conscientes, y la precipitación resultante a través del libre albedrío. Luego, quienes escogieron encarnar en la Tierra esperaron con su Manú hasta que la Tierra estuvo en condiciones de ser habitada, para desarrollar aún más el poder de utilizar el pensamiento para hacer un molde, utilizar el sentimiento para vitalizar ese molde y utilizar el medio de un cuerpo físico para bajar ese molde a la forma física. Ellos pidieron que pudieran descender al bello y refinado cuerpo de la Tierra, y completar el ciclo de exteriorización moldeando la sustancia de la Tierra en el patrón y forma de las Ideas Divinas recibidas desde Dios. De esta manera, vino el Manú de la Primera Raza-Raíz y sus siete Sub-Razas, junto con Sus pupilos.

 

SALÓN DE CLASE TERRENAL

La Tierra fue bellamente creada por los siete Elohim, con el Sol de presión equilibrada en su centro enviando una radiación que era visible como un suave brillo bajo la hierba, las flores y el mar. Las flores eran como llamas, y no había decrepitud alguna. Al final de su estación de expresión, cada manifestación sencillamente desaparecía. Las amadas Amarilis, Aries y Virgo, así como también el amado Neptuno y todos los Seres de la Naturaleza habían creado una Tierra tan magnífica, que había poca diferencia entre la Tierra (en su puro estado virginal) y el Reino de los Cielos. Al completar los Constructores de la Forma la formación de la Tierra, bellos seres —utilizando la Conciencia del “YO SOY”— tomaron la vida primigenia y, sosteniendo en alto el cáliz de sus mentes a sus propias Presencias, recibieron la Voluntad de Dios en la forma de ideas. Luego, pudieron moldear esas ideas en patrones definitivos y llenarlos con el sentimiento de Amor. Entonces, utilizando el cuerpo de carne, las exteriorizaron en el mundo de apariencias físicas mediante el Poder de Precipitación. Construyeron en la Tierra así como habían construido en el Cielo. La primera Edad Dorada manifestó los mismos templos, la misma perfección exquisita que estos seres habían conocido en los Niveles Internos. No hubo nadie en ese ciclo terrenal que no completara el curso de evolución en perfecta armonía.

Lo mismo ocurrió con el segundo ciclo. ¡Síganme ahora de cerca, ya que les estoy diciendo hechos científicos que se aplican a las condiciones en las que ustedes se encuentran hoy, y pueden sacarlos de las limitaciones!

Los benditos seres en el tercer ciclo vinieron adelante entonces. En el uso de la Conciencia del “YO SOY”, la actividad natural de cada día consistía en sintonizarse con la Presencia porque el ser externo y la Presencia eran UNO. Cada individuo “se sintonizaba” con su propia Presencia, y las Ideas Divinas del día fluían a su mente. Tantas ideas magníficas se vertían en un día, que el ser externo no podía realizarlas todas. El ser externo escogía aquellas ideas que resultarían en la mayor bendición para el universo, y cada día el ser externo se ocupaba de los asuntos del Padre. Era algo realmente bello.

 

LOS REZAGADOS

Luego vino la conciencia humana —ésa en la que viven en la actualidad, y la cual estoy tratando de redimir, trasmutándola de vuelta su Ser “YO SOY” una vez más.

Fue entonces que la Tierra se ofreció a aceptar ciertas corrientes de vida que no habían alcanzado el desarrollo requerido para progresar con sus planetas y sistemas. Esos sistemas tuvieron que moverse en un gran empuje hacia adelante, algo similar a lo que la Tierra va a realizar en el período de los próximos dieciocho años. El plan creativo en su totalidad había sido retrasado debido a estos “rezagados”.

La Tierra y sus evoluciones, al ser de una acción vibratoria más condensada (y, por ende, más lenta) que los sistemas sucesivos, se ofreció a hospedar esos “rezagados” con la esperanza de que mediante el contagio y la presión de la pureza de la gente de la Tierra y sus Espíritus Guardianes, sería posible redimir rápidamente a estos “rezagados”. Durante cien años los sacerdotes y sacerdotisas en los templos hicieron Aplicaciones continuas para la protección de la conciencia de la masa de la gente de la Tierra contra el contagio por proximidad, mediante el cual formas imperfectas podían registrarse en sus consciencias. Hasta entonces, la gente de la Tierra no había visto nada que no fuera Perfección, ¿Cómo entraron esos “rezagados” a las evoluciones de la Tierra? Pues, vinieron a través de los cuerpos puros de mujeres que pertenecían a esta evolución perfecta, armoniosa e inocente, quienes se ofrecieron a darles una oportunidad para encarnar en la tierra. Estas mujeres fueron escogidas debido a su tremenda fuerza espiritual, de manera que el Elemental del Cuerpo pudiera tener toda la asistencia posible, y la herencia de bien y mal en la conciencia de estos egos pudiera ser mitigada por las presiones de Luz en la conciencia de la madre durante el período de gestación y vida temprana en la Tierra.

Estos individuos nacieron. Los padres de estos “rezagados” realizaron uno de los más grandes sacrificios conocidos en cualquier galaxia, asumiendo en sus cuerpos físicos, conciencias y hogares, estos individuos cuya radiación era tal que ha llevado la Tierra a la condición en la que se encuentra. Ahora bien, ¿qué pasó? Este fue el punto en que ustedes dejaron la Conciencia del “YO SOY”, Mis amados. Después de nacer, cuando estos egos crecieron hasta cierta edad, el Santo Ser Crístico tuvo que descargar cierta cantidad de su karma y con la oportunidad para ser redimido. Sin embargo, en vez de redimirlo, ellos cedieron a sus influencias malignas y comenzaron a crear secretamente en pensamiento y sentimiento, formas de naturaleza impura y distorsionada. Estas comenzaron a regarse por la atmósfera, justo como una capa de smog sobre una ciudad, siendo recogidas por la conciencia sensible de la raza.

Anteriormente, tal conciencia se utilizaba únicamente para atraer belleza desde la Presencia y exteriorizar la Perfección Divina. Si bien hubiera sido posible rechazar la tentación y no permitírsele a la mente aceptar o abrigar esos patrones de pensamiento y sentimiento, algunos de los miembros de la raza, en secreto, abrieron sus conciencias a esos patrones de pensamiento y jugaron con sus sentimientos, hasta que finalmente comenzaron a exteriorizarse formas imperfectas.

 

CONSTRUCCIÓN DEL ALMA

La curiosidad, la rebelión en cuanto a mantenerse fieles al Patrón Divino y el uso de pensamiento y sentimiento en la creación de imperfecciones, dieron inicio a la construcción de lo que ustedes denominan “el alma”. Consiste de una conciencia aparte de la plena pureza de Dios. El primer pensamiento que hombre alguno abrigó que fuera imperfecto e impuro, energizado por un sentimiento secreto, constituyó una causa; y eso, enviado a la atmósfera, creó un efecto. Al igual que un boomerang, el efecto regresó sobre la conciencia y realizó un registro. Ese registro fue el principio de una impresión. La energía proyectada de cierta manera regresó para afectar la corriente de vida que la había emitido, comenzando así la creación de una sombra entre la Presencia “YO SOY” y la conciencia humana. Al esforzarse por contactar la Presencia, el individuo se encontraría con estas “trampas” de pensamiento y sentimiento que fluían por esa línea de contacto, hasta que el uso consciente de tales se tornó cada vez más imperfecto. Finalmente, esos centros se apartaron por completo del control del ego y actuaron independientemente. Todo lo que el individuo veía y registraba en la mente, era energizado por los sentimientos y se manifestaba. Al actuar independientemente de la Presencia, el pensamiento y el sentimiento crearon la mayoría de las condiciones en las que ustedes se encuentran operando actualmente.

 

CONCIENCIA ETÉRICA

A lo largo de las eras, la creación de Pensamientos-forma y la energización de esas formas mediante el sentimiento, así como también la acción que sigue a través de la carne, ha construido una conciencia etérica. El “alma” es la conciencia acumulada resultante del uso experimental suyo de vida, acción y reacción. Las tendencias, hábitos y naturaleza de su “alma” son determinadas por las maneras en que ustedes han utilizado la vida a lo largo de los siglos, y lo que la vida les ha regresado era tras era.

Su “alma” perdura en la encarnación y entre encarnaciones. Su “alma” continuará viviendo hasta que sea transmutada por la Llama en sus corazones, y deje de haber este ser sombrío que piensa y siente separadamente del Cristo. Su “alma” vive a través de cada personalidad (encarnación) que ustedes utilizan. Actualmente ustedes tienen un nombre, nacieron en una familia, viven —si son lo suficientemente afortunados— setenta años, y luego “fallecen” como una personalidad. Esa personalidad deja de existir, pero el “alma” de ustedes, en la vestidura etérica, influye a cada personalidad en la que ustedes se convierten en cada encarnación sucesiva. Si pudieran ver una corriente continua de cien de sus vidas terrenales, encontrarían que el “alma” es más o menos la misma en cada personalidad.

¡Nos toca ahora deshacer el efecto de millones y millones de estas encarnaciones en cuestión de unos pocos años! Nos estamos esforzando por enseñarles a entrar de nuevo a la autoridad de su propia Conciencia del “YO SOY”, a atraer la vida primigenia y a recibir indicaciones desde su Presencia. Necesitan aprender a acallar los apetitos de sus cuerpos inferiores, los murmullos etéricos, las tendencias humanas. Luego, en la maestría y control de su propia vida, deben comenzar a construir de nuevo, tal cual su propio Ser Divino le gustaría que se hiciera, hasta que no hayan dos —el “alma” y Dios— sino ÚNICAMENTE DIOS. Es así como ustedes son restituidos como la Conciencia del “YO SOY” —Maestros de pensamiento, sentimiento y acción— sin registrar para nada las impresiones de las personalidades de otros, esas condiciones malignas de los cuerpos etéricos que se manifiestan como enfermedades de la carne y zozobra en los asuntos.

 

CAUSA DE LA CAÍDA DEL HOMBRE

Amados Míos, el contagio causó la caída de esta Tierra. El contagio de dudas, miedos, impureza, lujuria, depresión, etc., es una fuerza que ustedes deben diligentemente impedir, si es que pretenden ser Maestros por el Poder de su Deidad. Ustedes están en un mar constante de energía en movimiento, además de su propia acumulación del “alma”. Cada periódico que leen, cada pieza musical que escuchan, cada imagen que contemplan que se registra en la mente y que los sentimientos animan, contribuye a la acumulación de sus limitaciones, de su carestía financiera, de sus necesidades. ¿Saben que hasta las características raciales son meramente una cuestión de contagio y aceptación? Me ha tocado ver a corrientes de vida eliminar por completo todas las imperfecciones raciales en un cuerpo no-ascendido en una encarnación. ¿Puede esto hacerse? ¡Es que ya se ha hecho! TIENE QUE SER HECHO por quienes son los maestros de la raza.

 

LA MEJOR MANERA DE ENSEÑAR

¿Cuál es la mejor manera de enseñar? ¡El EJEMPLO! Ustedes son los Guardianes que se ofrecieron a custodiar a quienes “cayeron de la Gracia”. No sólo “cayeron”… ¡sino que ustedes han ido tras ellos! Por tanto es a ustedes que venimos primero con esta explicación. ¡No basta con disfrutarlo! ¡Oh, les imploro con todo el Amor de mi corazón que hagan algo al respecto! El sencillo Llamado sincero pidiendo la purificación de su “alma”, oh, eso hace más de lo que se imaginan. Al tiempo que esas poderosas corrientes de energía purificadora surgen a través del cuerpo etérico en respuesta a su Llamado, les digo, Mis Benditos, que he observado los beneficios que esto le produce a sus “almas”. Las “almas” de los hombres están sobrecargadas con toda índole de zozobras humanas.

¡Es a sus “almas” que ahora me dirijo! El “YO SOY de ustedes está feliz, el “YO SOY” de ustedes es Libre-en-Dios, el “YO SOY” de ustedes nunca ha conocido limitación alguna. “YO SOY” EL SERVIDOR DEL ALMA DE USTEDES -de esa parte de ustedes que busca ser redimida, de la conciencia que constituye el ser pensante y sensible de ustedes, y no los dejaré ir hasta que esa “alma” esté blanca como la nieve —hasta que llegue el momento en que, con gran alivio, puedan ustedes decir: “¡El Padre y yo somos uno!” ¡Esto tiene que darse! TIENE QUE DARSE ya que al Amor, la más grande actividad en todo el universo, no puede negársele. Yo encarno el Amor, y soy uno con el Cristo en ustedes.

 

LA SEGUNDA VENIDA

Hablando ahora a través de la propia solicitud del “alma” de ser liberada, de tener autoridad, de ser redimida, YO SOY el Cristo en ustedes que ha venido de nuevo. “YO SOY” EL CRISTO VENIDO DE NUEVO! ¡QUE TODA LA TIERRA ME ESCUCHE ESTA NOCHE! ¡YO SOY –ESTA NOCHE- EL CRISTO VENIDO DE NUEVO!

La “segunda venida” no es un misterio. Es la reincorporación de su Santidad sobre Su trono de autoridad, aceptando los reinos de sus pensamientos y sentimientos, y moviéndose de nuevo como el majestuoso Dios encarnado que ustedes son en realidad -ese “YO SOY”– y ¡EN ESO USTEDES SE CONVERTIRÁN! Gracias, Hijos Míos.

 

Tomado del libro: Diario del Puente a la Libertad – Lord Gautama y Lord Maitreya – pag 61 a 67

Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

9 comentarios

  1. Buenas tardes! Me parece un excelente trabajo el que hacen, que la luz continúe abriendo camino con el amor y generosidad que aquí muestran. Yo quisiera saber un poco más de Sifú Tao y de Karenka, así como de otro maestros que contribuyeron a esta gran obra. Un fuerte abrazo desde Guadalajara, Jalisco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

Nacimiento de la conciencia humana en la tierra | Lord Maitreya

Luego vino la conciencia humana —ésa en la que viven en la actualidad, y la cual estoy tratando de redimir, trasmutándola de vuelta su Ser "YO SOY"
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend