60kSeguidores
374kSuscriptores
17kSeguidores

Super humanidad pasada y futura – Lección 30.4

Bienvenidos a la lección número 30 parte 4. En la lección anterior vimos las habilidades extrasensoriales y poderes divinos, ahora vamos hablar de estos mismos dones, cuando estuvieron presentes en las antiguas civilizaciones y cuando se presentarán en las generaciones futuras. Super humanidad pasada y futura. Comenzamos.

El Hijo del Hombre

El entendimiento y comprensión de la idea de El Hijo del Hombre, está enmarcada dentro de los pasos iniciáticos a los misterios mayores. Con el conocimiento adquirido hasta ahora contenido en las pasadas lecciones, ya hemos descubierto su significado, aunque no lo hemos mencionado de manera puntual.

Observemos la lámina de la Presencia YO SOY, tu figura real, una fotografía de tu real tú.

Enfocando la atención en la figura media, recordemos que: Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba. Todo proviene de la Mente Superior, entonces, el Santo Ser Crístico es el Hijo de esa Mente Superior. Asimismo, Dios es una idea del hombre para simbolizar su propia perfección interna. Esa idea que se originó en la mente universal se inspiró luego en el hombre terrenal, y él la concibió como una manera de simbolizar su verdadera identidad divina. El hombre es el Padre de la idea, la idea es la divinidad, es el hijo, El Hijo del Hombre.

Podríamos decir que “El Hijo del Hombre” es una forma alegórica de llamar al Santo Ser Crístico en cada ser. El mismo “Hijo del Hombre” que vino a representar el maestro Jesús.

“Si obedeces los mandamientos del Padre (MENTE) y practicas la (IDEA) del hijo de fraternizar, cumplirás la tarea de REALIZAR LA UNIFICACIÓN, y de inmediato tendrás el ESPÍRITU PURO DE EL HIJO DEL HOMBRE PROMETIDO dentro de ti mismo como la imagen del REINO DE DIOS”.

Jesús representaba a cabalidad ese Hijo del Hombre, porque su Ser Crístico no estaba separado de él, como en la lámina de la presencia YO SOY, sino que ya estaba sintonizado y posteriormente fusionado con sus vehículos inferiores. Por eso era “El Cristo”. Hombre-Dios.

Cada ser humano terrenal que se acercó a la fuente de su vida haciendo méritos para su ascensión, fue una representación fiel de ese “Hijo del Hombre”.

Super humanidad pasada

Este tema lo abordamos con la intención de aprender que, las habilidades extrasensoriales no siempre son sinónimo de adelanto espiritual.

La vida humana ha estado en esta Tierra desde que fue creada. Los geólogos solo tienen una idea aproximada de la Tierra, a menos que hayan sido altamente inspirados.

Toda evidencia de algunas grandes civilizaciones anteriores ha desaparecido, a excepción de ciertos archivos. Hubo una época en que fue necesario precipitar recipientes indestructibles a fin de preservar ciertos archivos de civilizaciones anteriores. Queda todavía por desellar una Cámara de Archivos, lo cual tendrá lugar cuando la Nueva Era haya entrado lo suficiente y el Poder Crístico haya alcanzado el suficiente dominio. Esta Cámara revelará otro período del progreso de la civilización mucho mayor que el que se conoce en la actualidad.

Eventualmente, dentro de los largos ciclos evolutivos que se han desenvuelto en este planeta, una raza de seres alcanza el estado de super humanidad. La última gran súper humanidad que estuvo presente en este planeta fue el de la Atlántida.

Muchos de los habitantes de ese entonces, los sacerdotes y sacerdotisas, alcanzaron uno de los estados más altos antes de unirse definitivamente con su YO SUPERIOR. Debido a la incomprensión fueron llamados dioses por las razas subsiguientes que vinieron a encarnar a la tierra.

Al haberse establecido un sistema de bienestar que amparaba el correcto desenvolvimiento de cada nueva generación naciente, muchas de las grandes habilidades de una super humanidad se desarrollaban con facilidad.

No fueron solamente seres con gran desarrollo en sus capacidades extrasensoriales, sino con un avance tecnológico sorprendente que haría ver al nuestro hoy en día como algo insignificante.

En una lección pasada estudiamos el tema de los atlantes, recordemos que varios grupos aislados empezaron a utilizar sus dones para ejercer un control sobre los demás, a reorganizar el paisaje a su capricho, a causar división entre sus habitantes (que entre otras cosas es muy similar a lo que está pasando en la actualidad, muchos aun vienen con esos rezagos). Esto nos demuestra que el orgullo se hace presente incluso cuando se han adquirido habilidades extrasensoriales, pues mientras no se haya desarrollado la comprensión para utilizar las herramientas con sabiduría, la caída puede producirse.

Muchos de los grandes sacerdotes y sacerdotisas lograron huir de la gran batalla, asentándose en lugares aislados entre grupos de menor evolución. Allí dejaron varias de sus enseñanzas, antes de remontarse al plano espiritual.

Una persona, por ley natural, es capaz de desarrollar sus talentos internos sin límite, pero ante todo debemos tener presente que el desarrollo más importante es el del amor divino, la comprensión, la sabiduría, la hermandad, la pureza, el autocontrol.

Una persona con poder, pero sin autocontrol, es una pequeña bomba de tiempo.

Quiero llamar su atención a la importancia del desarrollo de las cualidades divinas, antes que al desarrollo de las habilidades extrasensoriales. No sería sensato de nuestra parte coaccionar la manifestación de dichas aptitudes o de descargar más responsabilidad, sin antes haber adquirido autocontrol sobre nuestros cuerpos inferiores, especialmente el cuerpo emocional.

De esa forma también nos es posible entender la razón por la cual hay variedad de personas con dones desarrollados, pero con deficiencias en su correcta implementación. Yéndonos a un caso extremo y muy puntual, quienes hacen magia negra suelen tener cierto don desarrollado, pero evidentemente lo utilizan para causar daño a otros.

El amor ante todo, siempre amor, comprensión, respeto, hermandad, unión, reconocimiento de la presencia de Dios en cada corazón humano, respeto por Dios y por sus representantes. Este mensaje va dirigido especialmente a las almas jóvenes, a las almas impacientes y curiosas, a las almas con inestabilidad emocional, quienes quieren ver por fuera, sin haber aprendido a ver por dentro, que suelen buscar un rápido desarrollo de sus habilidades extrasensoriales sin estar al tanto de la responsabilidad que puede sobrevenir para ellos.

El desarrollo ordenado es importante

La siguiente parte de la exposición va dirigida hacia quienes recién empiezan a pisar sobre este camino espiritual. Para un grupo muy puntual de personas que por una u otra razón, sin tener una base de amor, de perdón, de misericordia, de autocontrol, entre otros, han decidido saltarse la parte importante e ir directo hacia el desarrollo de ciertas habilidades extrasensoriales.

Ustedes se preguntarán. Gabriel, y esto si sucede. Es decir, hay personas que ingresan al camino directamente a desarrollar poderes. La respuesta es sí.

Estos casos son poco frecuentes, pero si ocurren, especialmente en los más jóvenes, que tienen una idea un tanto diferente de lo que es un verdadero camino espiritual.

Sucede algo similar con quienes ingresan al camino espiritual con el anhelo de encontrar a su alma gemela, no se instruyen debidamente, y empiezan a hacer, por ejemplo, meditaciones para atraer al alma gemela, a conformar decretos para atraer al alma gemela, a hacer una variedad de ejercicios para atraer al alma gemela, enfocándose claramente en lo que su cristalización emocional le va dictando, que es precisamente el deseo de encontrar al amor perfecto. Desconociendo que eso no es del todo correcto. Haciendo uso de herramientas poderosas, pero influenciadas por sus cristalizaciones.

Así mismo hay quienes, poniéndose una venda en el ojo interno, olvidan que el amor divino es la base sobre la cual deben construir, y aun así, empiezan a hacer determinados ejercicios, que aun no los hemos expuesto por cierto, los cuales sirven para estimular el centro frontal, con el anhelo de ver auras, ver seres desencarnados, establecer comunicación dimensional, saber que está haciendo tal persona, entre otros.

Es decir, la siguiente partecita de la exposición va para quienes recién empiezan a dar sus primeros pasos en este camino, que no tienen consciencia de la importancia del amor divino y del autocontrol emocional. Que no pusieron una base de aspiración pura, sino que un día mas o menos se enteraron que podían desarrollar ciertos dones, no estudiaron, no se prepararon, sino que entraron de lleno a desarrollarlos.

Veamos.

“El efecto montaña rusa”

Partiendo de lo expuesto anteriormente, quiero hablarles acerca de una cuestión que yo he denominado “el efecto montaña rusa”. Dirigido puntualmente a quienes buscan impacientemente el desarrollo de sus poderes latentes, dejando de lado el correcto desarrollo de sus centros creativos de pensamiento y sentimiento; de su intelecto y creatividad o mentekinética.

Si eres de quienes han sentido ese anhelo impaciente de despertar la fuerza de los poderes latentes, te invito a hacerte algunas de las siguientes preguntas: ¿Qué propósito tengo para dicho desarrollo? ¿Soy estable emocionalmente? ¿Estoy consciente de la responsabilidad que deseo adquirir? ¿He reconocido a la Presencia YO SOY en mí como mi propia luz, o aun deposito todas mis esperanzas y expectativas en las apariencias humanas? ¿Mis hábitos corresponden a los de un hombre luz o mujer luz?

Si en tu corazón sientes y sabes que estas movido por el engrandecimiento personal, por la curiosidad, por los impulsos de tu ser inferior, es prudente reconsiderar la idea de seguir adelante, y en su lugar darte la oportunidad de trabajar con la energía que aún no has sabido controlar. ¿Para qué pedir más, si aun no hemos hecho lo necesario con lo que nos ha sido dado?

El impuso de desarrollar habilidades extrasensoriales está hoy más presente que nunca, y la forma de conseguir información esta siempre a la mano mediante el internet. Alguien puede simplemente buscar algo como: “Cómo desarrollar mi tercer ojo”. Adentrándose en prácticas que realmente no comprende, movido por su deseo inferior antes que por una verdadera y sensata conexión interior.

Cuando esto ocurre, la persona entra en lo que he denominado como “el efecto montaña rusa”. ¿Si conocen una montaña rusa cierto? Son esa especie de trenes o vagones que se deslizan por rieles dispuestos de tal manera que produzcan una experiencia interesante, algo turbulenta, emocionante, que puede provocar diversas sensaciones, pero sean cuales sean, generalmente siempre terminan en el mismo lugar desde el que partieron. Dejando varias sensaciones que pueden ir desde la euforia y la satisfacción emocional, hasta el deseo de no volverse a subir nunca a algo así.

Con el deseo acelerado de despertar poderes sucede exactamente lo mismo. Al coaccionar su desarrollo, se ingresa a un sendero desconocido que puede proveer distintos escenarios dependiendo de la vibración interna de cada persona, yendo desde la decepción y sentimiento de pérdida de tiempo, hasta casos muy extremos como contacto astral y daño neuronal. Lo último casi nunca sucede, pero es bueno mencionarlo para no vivir en ignorancia.

El individuo puede terminar exhausto y sintiendo que perdió el tiempo al no encontrar en sus prácticas el desarrollo psíquico que buscaba. Por haber iniciado su camino en una etapa avanzada que causa gran curiosidad, su ser interno simplemente ignora sus tenues intentos de querer engañar a la ley. Recordemos “Todo individuo debe comenzar su camino desde el punto en el que él está, no donde a él le gustaría estar”.

Por supuesto hay quienes tienen ciertos dones potenciales y otros ya desarrollados, nacen con ellos o los desarrollan conforme crecen, pero curiosamente no solo vienen con los dones a flor de piel, sino con el manual de instrucciones interno que les va diciendo como emplearlos de la mejor manera, dependerá de cada quien saber utilizar su manual o no. Ellos pueden ver, oír, sentir las energías, las presencias. Pueden caer de vez en cuando, pero de alguna manera logran mantener en alto esa antorcha de luz que les ha sido proveída, que se han ganado por ley de causa y efecto. Internamente saben cómo emplear sus dones y como potenciarlos.

A lo largo de su vida los siguen desarrollando empleándolos como herramientas de servicio. Cada vez dichas habilidades se irán incrementando en gran parte de la humanidad, sea en quienes estén en esta vida hace muchos años o de quienes están por nacer.

Una de las consecuencias de entrar a desarrollar poderes psíquicos sin una base de amor ni una aspiración pura, es el orgullo espiritual. El orgullo es terquedad, vanagloria, y esta solo se quita mediante una fuerte impresión emocional, es decir una prueba difícil, una caída que le da un golpe muy fuerte, pero que le permite comprender y emprender su camino de vuelta, pero de forma ordenada, con una base de amor divino hacia los demás, con respeto, con armonía, con disciplina verdadera, con pureza de pensamiento y sentimiento.

Este orden es el que hemos venido aprendiendo en estas lecciones. Nosotros, por ejemplo, ya hemos aprendido a usar la energía para sanar, hemos aprendido a meditar, hemos puesto en práctica la ciencia de la palabra hablada o el decreto, hemos visto la importancia del perdón, de la conmiseración, del silencio, de la prudencia, de la no crítica, el no juicio y la no condenación. Hemos visto la importancia del autocontrol emocional, de la reconciliación, de la paz, de la armonía que es nuestra mejor protección.

Pero suele pasar que una persona se salta todo eso, y directamente se deja llevar por las impresiones de sus sentidos, conformando determinadas cristalizaciones, y desarrollando cierto orgullo espiritual que lo estanca. Ahí la importancia de aprender y practicar ordenadamente.

Si tu vez que en tus actividades cotidianas pierdes el control de tus emociones y eres muy reactivo, por ejemplo, la vida te está indicando que debes asumir la responsabilidad de desarrollar autocontrol y dominio sobre tus vehículos inferiores. El tema de las habilidades lo puedes dejar para la siguiente vida si es preciso.

Cuando estés listo para desarrollar determinada habilidad y darle un buen uso, tú solito te darás cuenta. Las habilidades son muy oportunas, llegan en el momento preciso en que se requieren para que el ser preste un servicio, ni antes ni después.

Tanto es así, que, si quieres, ni siquiera pienses en ellas, puedes seguir tu camino tranquilamente, desarrollando cualidades como fortaleza, amor, perdón, que tal vez te hacen falta, y cuando llegue el momento en que una dispensación mayor esté lista para descargarse sobre ti, simplemente así se hará.

Las habilidades suelen ser el resultado de una vida armoniosa, disciplinada y de servicio.

El avance debe darse de manera progresiva

no es que no se pueda pasar de un punto a otro, si se puede. Como todos los seres humanos tenemos una chispa divina, todos y cada uno podríamos llegar a conseguir el desarrollo de ciertos dones, pero como todo en la vida, se debe seguir un proceso. No se puede pasar del jardín de niños a la universidad de un solo golpe, sino que hay una serie de etapas de aprendizaje.

El colegio, por ejemplo, estaba el año uno, subdividido en varios periodos de aprendizaje, periodo uno, dos, tres y cuatro. Y cada uno de ellos tenía un periodo de aprendizaje y un periodo de prueba o exámenes. Bueno, los procesos de vida son más o menos así, estamos en periodo de aprendizaje y a veces en periodo de prueba, aprendizaje y prueba, aprendizaje y prueba.

Puntualmente, para llegar el despertar de estos dones espirituales, se debe atravesar un largo periodo de aprendizajes y pruebas que nos permitan ser merecedores de ellos. Aprendizajes y pruebas que venimos viviendo desde hace Dios sabe cuántas vidas.

Y esto debe ser así. Si una persona empieza a hacer uso descontrolado de su energía puede pasar una de tres cosas, que ya vimos en la primera parte de esta lección.

La primera, y la más común, es que aquel que se lanza a desarrollar poderes, simplemente no los consigue. Siente que perdió el tiempo, y sale del camino, eventualmente volverá, pero esta vez va a construir de manera ordenada y con una aspiración pura.

La segunda, que es poco común, es que aquel que se lanza a desarrollar poderes sin una base sólida de valores fundamentales, los desarrolla. Desarrolla ciertos dones de percepción extrasensorial. Lo bueno, que tiene la oportunidad de aprender, lo no tan bueno, es que al no tener una base solida de valores fundamentales, inevitablemente terminará haciendo un mal uso de esos dones. Puede desarrollar vanagloria, orgullo, entre otros. Bueno, también va aprender de eso.

Y la tercera, que es aún menos común, pero merece ser mencionada, es aquella en la que la persona tiene una condición muy específica, muy particular. Por un lado, tiene cierta tendencia a lo espiritual, a lo sutil, a lo bonito de la vida, siente que tiene una buena intención, pero, por otra parte, la mitad o la mayor parte de su día, hace un mal uso energético, y generalmente esta es una condición que viene repitiendo desde su infancia.

Constantemente atrae lujuria, es envidioso, no perdona, tiene rencor, odia alguien, enfoca su atención en la impureza de las apariencias, vive en lugares oscuros, con música desagradable, rodeado de alcohol, drogas, malas influencias.

Veamos, por un lado, siente ese llamado espiritual, y por el otro hace un mal uso de su energía. Bueno, la cuestión es que un día le dio por desarrollar algún poder, porque se enteró de él, porque quiere, porque siente que puede y nadie se lo va a impedir, entonces lo hace.

En este caso tan particular, tan puntual, y poco común, sucede algo no muy bonito. Esta persona, teniendo cierta facilidad de conectar con el plano sutil, de pronto desarrolla visión etérica, o desarrolla audición dimensional, pero, pero. Como por ley de vibración cada ser ocupa el lugar que le corresponde, de pronto se encuentra que lo primero que ve son formas viscosas, oscuras, rojas.

Y allí confluyen toda serie de remanentes de pensamientos y sentimientos nocivos albergados en su subconsciente, de sugestiones internas y externas. Empieza a ver ciertos animalitos ponzoñosos, y por supuesto, seres desencarnados del estrato más bajo de la cuarta dimensión. Y fin de la historia, adiós armonía, chao paz, nos vemos tranquilidad.

Esto provoca un desastre en serie en la vida de esa persona. Quiso meter las manos al fuego para saber que quemaba. Y aprendió. Pero de aquí en adelante se suscita una serie de eventos mentales y emocionales que ya vimos en la lección 29. Ahí se enseñó un proceso purificador para los casos complejos. Esta persona solo tendrá que hacerlo, volviendo a empezar, conformando una base sólida de valores como el amor, el autocontrol, la prudencia en el uso de su energía, y ya, pim pam pum liberado, purificado y listo para seguir aprendiendo.

El hecho que se encuentra detrás de esto es muy simple de comprender, una persona que no sabe como manejar diez dólares no sabrá como manejar un millón. Así como malgasta los diez dólares, así mismo malgastará el millón. Y al final terminará sin nada en el bolsillo. Los dones espirituales, al igual que el dinero, también son energía, si sabemos como manejarnos cuando alguien nos traiciona y sabemos invocar la ley del perdón para quemar instantáneamente esa energía y liberarla, a largo plazo, la vida nos irá otorgando un momentum energético superior, no solo para disipar toda energía negativa en torno nuestro, sino para aliviar las cargas de otros, incluso.

La vida, la ley, o la Presencia Divina observa nuestro avance, y nos gradúa a un siguiente nivel, y así descubrimos que pasamos del jardín de niños que no saben perdonar y hacen pataleta por todo, a manejar un profundo poder sanador con el que podemos influenciar a otros para que también aprendan a perdonar, a sanar, a aliviar las cargas, a iluminar la mente, a purificar el sentimiento.

Pero es paso a paso, grado por grado.

Muy bien, ahora, en contraposición a lo que hemos estado hablando, hablemos de cómo será la vida cuando gran parte de la humanidad haya desarrollado sus habilidades extrasensoriales o dones espirituales de manera natural.

Super humanidad futura

La manifestación de los poderes latentes es inevitable, imparable. En algún punto de nuestra historia, gran cantidad de seres empezarán a despertar sus dones de forma indiscriminada. Esto sucede porque la energía de la consciencia colectiva responde de manera conjunta, si existen muchísimas consciencias con sus dones desarrollados, por ley evolutiva es inevitable que se empiecen a manifestar en los demás.

Hace algunas décadas eso hubiera parecido algo gracioso, hoy en día es toda una realidad. Hay personas por todo el mundo empleado sus dones o desarrollándolos de forma natural.

Llegará un momento en que todos verán el aura de los demás, verán su lado oscuro y su lado luminoso, sus virtudes y sus aparentes deficiencias. La belleza ya no será solo física, sino espiritual. Aquellos que tengan un aura de mayor tamaño y luminiscencia serán reconocidos.

Ya no habrá forma de ocultarse detrás de la apariencia física, pues la luz que brota desde lo profundo de sus almas nos permitirá observar quien está verdaderamente en la luz. Aquellos que eventualmente rebajen su vibración, podrán elevarla otra vez fácilmente con la ayuda de otros, o por sí mismos, incluso por vergüenza.

Aquellos que trabajan consciente o inconscientemente bajo la influencia de las fuerzas alternas, cuyo método de manipulación favorito es el miedo, la ignorancia y el orgullo, serán reconocidos fácilmente y todos sus intentos de interferir serán anulados.

Lo nuevos líderes de la humanidad serán elegidos por sus virtudes internas. Ya no habrá manera de ocultar las intenciones. La luz que desprende de sus auras los hará merecedores.

El adelanto tecnológico será impresionante, mejorando las vivencias utilitarias de cada ser. Después de la época de guerra se terminarán todas las guerras, los antagonismos. Con el desarrollo de los poderes divinos, la humanidad se encausará hacia una nueva edad de luz, donde existirá un solo pastor y un solo rebaño: La Presencia de Dios en cada Ser.

Las bandas del olvido serán retiradas, cada vez más seres se harán conscientes de su identidad espiritual, podrán descargar la memoria de sus vidas anteriores a voluntad. El velo que separa la realidad superior de la inferior se hará cada vez más delgado, la comunicación con las esferas superiores y entre el plano de los desencarnados y el plano físico será más directa.

No obstante, la conciencia del desarrollo interno siempre debe seguir vigente, nunca debe dejarse de lado, porque las habilidades extrasensoriales y poderes divinos por sí solos pueden conducir al mismo desenlace de las razas que nos han precedido.

Dentro de todos los cambios que nos esperan en un futuro queda el mismo ser humano transformado. No es cuestión de fechas, jamás lo ha sido y jamás lo será. Ni en 2030, 2040, ni 3850, es ya, ahora mismo. Los grandes maestros ascendidos han logrado su victoria dentro de todos los tiempos, dentro de todas las situaciones mundiales del momento, algunos iluminaron sus consciencias desde la comodidad de sus habitaciones, a los pies del maestro, siguiendo las indicaciones de su propia Presencia YO SOY.

La máquina para leer los Archivos Akáshicos no se manifestará hasta que la humanidad esté lo suficientemente evolucionada como para adherirse a la Presencia Crística sin peligro de retrogradar. Si este instrumento se manifestara ahora, echaría por tierra todas las teorías con que cuenta el mundo científico. Lo único que hay que hacer es anclarse en Dios y quedarse allí, los seres humanos seguirán sufriendo hasta que esto se haga. El proceso de alcanzar la Auto-Conciencia sería imposible sin la reencarnación. El cuerpo externo no podría soportar la velocidad de evolución del conocimiento Auto-Consciente en una sola vida.

Continuamos con este tema en la siguiente parte de esta lección. Recuerda, si estás aquí es porque lo necesitas. Te invito a suscribirte, comentar y compartir para que llegue a muchas más personas. El amor de la Presencia YO SOY está siempre contigo.

Curso | Aprende a Decretar Correctamente

Tienda Espiritual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Super humanidad pasada y futura – Lección 30.4

Eventualmente, una raza de seres alcanza el estado de super humanidad. La última gran súper humanidad que estuvo presente en este planeta fue
 
Suscribirse al canal de YouTube