60kSeguidores
374kSuscriptores
17kSeguidores

Ejercicios de purificación y protección – Lección 30.5

Estos son los ejercicios que vamos a estudiar. Estarán repartidos en varias partes:

  • La meditación
  • La respiración
  • Toma de energía, cubrimiento y protección
  • Terapia de limpieza del aura – Limpieza del aura con las manos
  • Limpieza de la columna y el cerebro
  • Decretos diarios de los siete rayos
  • Elaboración de formas geométricas – Dibujar formas geométricas y observarlas
  • Observación curativa de la Presencia YO SOY
  • Lectura y escritura inspirada
  • Mantra OM o AUM
  • Sanar con el aliento
  • Sanación con el Ser Crístico – Imponer las manos en el pecho
  • Alimentarse en armonía
  • Dar un baño de luz dorada al cerebro
  • Grabar memorias en los chakras
  • Programación del sueño
  • Los cuatro poderosos decretos de la llama violeta
  • Solicitar la asistencia de los ángeles para uno mismo y para los demás
  • Ejercicios para equilibrar los chakras y el aura
  • Yoga
  • Conformar una rutina
  • Comenzamos.

La meditación es la clave

Mira aquí una meditación. Vamos a aprender varios ejercicios prácticos muy poderosos de equilibrio, purificación y protección que pueden ser aplicados de forma independiente por cualquier persona y en cualquier momento. No hace falta ser un avanzado de lo espiritual. Pueden ser aplicados por ti y por quien sea. Puedes usar los que más vibren contigo y conformar una rutina que se ajuste a tu gusto y necesidad.

Te darás cuenta que muchos de estos ejercicios pueden ser hechos en cualquier lugar, incluso mientras haces otra actividad como caminar, ir en el transporte público, ver algún video, entre otros. Cada una de estas técnicas no supera el tiempo de aplicación de 5 minutos, algunas de ellas duran unos pocos segundos incluso, ya que están diseñadas para hacerse muchas veces durante el día.

Un punto importante para recordar siempre, es que la meditación es la batería que provee de energía a todos los ejercicios. La meditación nos permite descargar y acopiar una energía muy grande, la cual armoniza, equilibra y aumenta nuestro bienestar. También es posible aplicar todas estas técnicas sin hacer meditación, y de igual forma se recibirán grandes resultados, no obstante, los beneficios aumentarán exponencialmente si se tiene un momentum de paz, el cual solo se consigue con meditación.

¿Qué es el momentum?

El momentum es una energía acumulada, la cual tiene un movimiento constante que se hace más fuerte cuando aumenta su tamaño. Por ejemplo, si se medita una vez al día se genera una porción pequeñita de paz, y si se repite diariamente por una semana, entonces cada día se reunirán más porciones pequeñas de paz, al cabo de un mes, se habrán reunido tantas porciones de paz en el aura que la harán brillar, proporcionándole al individuo un estado de paz que no desaparece. Eso es a lo que llamamos un momentum acopiado de luz. Es posible reunir energía de cualquier cualidad para manifestarla externamente, sea de naturaleza constructiva como autodestructiva. La idea es enfocarnos en acopiar o reunir cualidades positivas.

Este mismo momentum de paz que hemos acopiado, es el que abastece de energía e impulsa las técnicas que vamos a aprender. Para esto, podrías meditar quince minutos tres veces a la semana por lo menos para generar el impulso necesario. Si no meditas, las técnicas igualmente funcionan muy bien, pero si meditas, funcionarán mucho mejor.

Con meditación los ejercicios serán efectivos en segundos. Sin meditación los ejercicios serán efectivos en minutos.

Estas técnicas son ideales tanto para quienes aún no cuentan con el hábito de meditar y quieren empezar con ejercicios más sencillos, como para quienes quieren desarrollar sus dones internos.

Para quienes van empezando en este camino, les aportarán gran paz, gran sentimiento de bienestar, equilibrio, y les proporcionarán progresivamente una capa de luz protectora que fortalecerá sus auras. Y para quienes tengan cierta sensibilidad extrasensorial, y teniendo en cuenta todo lo estudiado en las anteriores lecciones, les ayudarán a potencial dichas aptitudes.

La respiración

Mira aquí un video. Cuando se pierde el equilibrio, lo primero en desestabilizarse es la respiración. El temor, la angustia y la tristeza, incrementan el número de respiraciones por minuto, la idea es hacer menos respiraciones por minuto, inhalando contando 8 segundos, reteniendo por 4, exhalando por 8 y reteniendo sin aire por 4 segundos, repitiendo el ciclo de tres a siete veces. Esto no toma más de 3 minutos, y puedes hacerlo en cualquier momento que lo necesites.

No es en extremo necesario contabilizar los segundos, puedes hacer una respiración profunda y lo más extensa y armoniosa posible para tu capacidad de respiración. Mientras respiras, puedes decretar en tu mente o hacer algunas afirmaciones de tu elección.

La respiración 4×4 y la respiración 8×4, relajan el cuerpo, aquietan la mente y armonizan los sentimientos. Reducen el pulso cardiaco y te inducen hacia un estado de relajación. La ansiedad desaparee, la angustia disminuye y el estrés se evapora. Ahí donde estés, respira.

Si la tensión es muy grande, haz primero tres respiraciones profundas exhalando por la boca con firmeza, y luego haz la respiración armoniosa 8×4.

Cuando no puedas dormir, ponte derecho ahí recostado, y haz respiración 8×4, llenando los pulmones solo has la mitad, pronto quedarás profundamente dormido.

En el canal encuentras un video con el conteo de respiraciones para practicar.

Dinámica sugerida 1: Una vez al día haz la toma de energía y una sesión de siete respiraciones.

Dinámica sugerida 2: Una vez al día haz la toma de energía y una sesión de siete respiraciones y una meditación.

Toma de energía, cubrimiento y protección

Mira aquí un video. Se sugiere hacer la toma de energía antes de la meditación. Ponte de pie preferiblemente, o sentado si lo deseas. Activa los vitris frotando las palmas de las manos. Los vitris son pequeños chakras que tenemos por todo el cuerpo a través de los cuales fluye la energía. Al activarlos permitimos el fácil ingreso de la misma.

Cierra los ojos, eleva las manos, puedes estirarlas hacia arriba. Yo las voy a dejar a esta altura para que alcancen dentro del encuadre de la cámara.

Del centro de la presencia YO SOY desciende un haz de luz blanca purísima que ingresa por los vitris de las manos, desciende por los brazos y se ancla en el centro corazón, en la cámara secreta donde se encuentra la inmortal llama triple, el Santo Ser Crístico, tu verdadero tú. Cierra el ingreso de la energía llevando los pulgares al centro de las manos. Observa esta poderosa energía distribuirse a lo largo de la columna vertebral, cubriendo cada órgano, célula y partícula de tu ser.

Esta energía pulsa en cada chakra y asciende rápidamente purificando el siguiente de manera consecutiva hasta salir por la coronilla, curvándose hacia afuera conformando una esfera o campo protector a tu alrededor.

Junta las manos arriba, llévalas a la altura del pecho, saca los pulgares conformando el mudra de acción de gracias. Inhala y afirma: Gracias Amada Presencia YO SOY por permitirme disponer de tu omnipotencia. Concentra la energía en el centro del pecho invirtiendo la posición de las manos, llevando los dedos a la parte interna y juntando los pulgares arriba. Afirma: Amada Presencia YO SOY, con esta energía divina, hágase tu voluntad y no la mía.

Sin cambiar la posición de las manos, llévalas a la coronilla ubicando los pulgares en tu cabeza, separa diez centímetros para abrir el flujo de energía, junta las palmas de las manos arriba, y hazlas descender hacia los costados mientras afirmas: “YO SOY la inmensa energía electrónica que fluye, que renueva y que llena cada partícula de mi mente y mi cuerpo, ya, en este mismo momento”.

Frota las manos y llévalas arriba. Del centro de la Presencia YO SOY desciende un haz de luz azul que conforma a tu alrededor una esfera de altísima vibración protectora, indestructible y radiante. Inhala y afirma: “YO SOY el gran círculo mágico de protección alrededor mío que es invencible y que repele y expulsa de mi campo todo elemento discordante que intente entrar a molestarme”.

La luz dorada conforma una estrella de seis puntas sobre tu coronilla. Inhala: “YO SOY la iluminación y sabiduría de Dios dirigiéndome en todo lo que haga”.

La luz rosa conforma una esfera de amor divino y confort. Inhala: “YO SOY la Presencia del Amor Divino en todo momento”.

La luz verde conforma una pirámide a tu alrededor. Inhala: “YO SOY la perfecta salud manifestada ahora, en cada célula de mi cuerpo y en cada partícula de mi ser. La perfecta juventud, belleza, armonía, pureza y fuerza YO SOY”.

La luz oro rubí conforma una esfera que magnetiza todo lo bueno y perfecto. Inhala: “YO SOY la gran abundancia de Dios hecha visible ahora mismo y continuamente para mi uso ilimitado”.

La luz violeta conforma una pirámide a tu alrededor. Inhala: “YO SOY la liberación triunfando en todas las circunstancias”. Lleva las manos al pecho, inhala profundamente, exhala suavemente. Siéntate cómodamente para iniciar tu meditación.

Terapia de limpieza del aura – Limpieza del aura con las manos

Mira aquí un video. Este ejercicio es muy poderoso. Vamos a utilizar las manos para ejercer un impulso purificador en nuestra aura. El Ser Crístico hace fluir la energía necesaria por medio de las manos para llevar a cabo toda actividad purificadora.

Cada uno de nosotros cuenta con una protección inherente que consta del fuego violeta y el tubo de luz a nuestro alrededor. Lo que haremos consiste en disipar toda energía atascada en el aura y quemarla al instante en este fuego violeta y blanco. Para dicho fin tomamos como base algunos decretos de nuestra preferencia, también puede ser una afirmación, una invocación, un fíat, o una oración con nuestras propias palabras.

Sin necesidad de preámbulos, cierra los ojos, respira, siente armonía, puedes visualizarte directamente en el templo de luz blanca o el de tu elección, lleva la mano dominante por encima de la coronilla. Desde ahí empieza a irradiar luz, paz y sanación mediante tu mano, esto causará que se limpie todo rastro de energía que pueda encontrarse en el aura, todos los temores, dudas, tristezas, dolores del sentimiento, de la mente, de la memoria y del cuerpo.

La Presencia YO SOY hace llegar a tu mano la cantidad de energía necesaria para esta acción. Baja la mano desde encima de la cabeza hasta lo que alcances a cubrir, como limpiando, mientras realizas un decreto para un fin específico. En este caso voy a utilizar: “YO SOY la pureza de mi mente, de mi cuerpo y de mi mundo”, “YO SOY la pureza de mi mente, de mi cuerpo y de mi mundo”, “YO SOY la pureza de mi mente, de mi cuerpo y de mi mundo”.

Pasa la mano en todas las direcciones sacudiendo los dedos al finalizar cada pase energético, como limpiando, tranquila y amorosamente, limpiando y purificando, limpiando y purificando. También puede hacerse sin agitar la mano al final, esto es especialmente útil cuando el propósito de nuestro ejercicio es leve, o cuando estamos casi en completa armonía.

Por la parte posterior, del lado izquierdo, por enfrente, del lado derecho. “YO SOY la pureza de mi mente, de mi cuerpo y de mi mundo”, “YO SOY la pureza de mi mente, de mi cuerpo y de mi mundo”, “YO SOY la pureza de mi mente, de mi cuerpo y de mi mundo”.

Este ejercicio es perfecto para cuando llegues a casa y sientas que la energía esta algo descontrolada o adherida al aura. Respira profunda y tranquilamente, y simplemente pasa tu mano por tu campo energético, limpiando y purificando, limpio y purifico mi aura, limpio y purifico mi aura. Toda la energía es inmediatamente transmutada por el fuego violeta que vive y respira alrededor tuyo.

Puedes utilizar otro decreto, como corta y libera, corta y libera, corta y libera, corta y libera, o hacer un decreto extenso, una oración, una invocación. Lo importante es que con tu manito vayas limpiando y purificando. Sintiendo la concentración en el entrecejo, permitiendo que la paz se manifieste en el corazón.

Si el caso es bastante complejo, puedes hacer una limpieza con mayor firmeza, como ya lo habíamos visto. Pero procura ir haciéndolo con mayor armonía hasta alcanzar un estado de equilibrio.

Este es un ejercicio increíblemente efectivo, en pocos segundos podrás disipar toda inarmonía y volver pacíficamente a tus actividades personales. Este ejercicio puede durar algunos segundos, o hasta un par de minutos. Y puedes aplicarlo en todo momento en que los sentimientos, la mente, y las memorias estén fuera de control.

Puede hacerse con mayor firmeza si la carga energética es muy grande, o sutilmente si la carga es muy pequeña. Verás que entre más sereno te encuentres, los movimientos tenderán a ser más pacíficos. Si se te cansa el brazo puedes usar el otro, o los dos al mismo tiempo.

Ejemplo: Supongamos que llegué del centro y escuché o miré muchas cosas que me causaron molestia, o energías se adhirieron al aura, entonces me relajo, respiro, y hago el ejercicio de uno a cuatro minutos. En el nombre de la Victoriosa Presencia YO SOY en mí y la espada liberadora del Arcángel Miguel, corto toda energía que esté intentando interferir con mi armonía, y en su lugar pongo la armonía, la claridad mental, el perdón, el amor divino y la paz.

YO SOY la pureza en mi mente, en mis memorias y en mi imaginación, YO SOY la pureza en mi mente, en mis memorias y en mi imaginación, YO SOY la pureza en mi mente, en mis memorias y en mi imaginación.

Recuerda que puedes hacerlo con firmeza, o despacio.

Cada vez que sientas la necesidad de hacer este ejercicio purificador y reparador del aura, es porque tu Ser Crístico te está indicarlo hacerlo. Él ya ha dispuesto una cuota de energía para ese fin, entonces te envía un impulso mediante la intuición, tú lo captas en ese momento de malestar, e inmediatamente pasas las manos por el lugar indicado para que la energía produzca el efecto reparador.

No es que tu sientas el malestar y luego tengas que llamar a tu ser Crístico, es al contrario, tu Ser Crístico ya sabe de antemano todo lo que tú vas a solicitar, él ya conoce todas tus circunstancias, está al tanto de todo, incluso de cosas que tú ni siquiera percibes, conoce las causas y los efectos que sobrevendrán. Él llama tu atención constantemente, solo debes atender a sus solicitudes. Él genera el impulso y tu debes decretarlo para traerlo a la manifestación. YO SOY la Presencia de la salud perfecta en este órgano. YO SOY la armonía de mi mente y de mi corazón. YO SOY la justicia divina ahora manifestada y eternamente sostenida.

A veces bastarán algunas pocas aplicaciones, pero habrá casos en que habrá mucha energía estancada y tendrá que hacerse paciente y decididamente por varios días o por el tiempo necesario.

Este ejercicio es ideal para purificar la cabeza, para traer iluminación al cerebro, renovar nuestra energía, es rejuvenecedor, aporta armonía, equilibrio, y paz mental.

Finaliza sintiendo: Gracias.

Continuamos en la siguiente parte con más técnicas de equilibrio, protección y desarrollo espiritual.

Curso | Aprende a Decretar Correctamente

Tienda Espiritual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Ejercicios de purificación y protección - Lección 30.5

El momentum es una energía acumulada, la cual tiene un movimiento constante que se hace más fuerte cuando aumenta su tamaño. Por ejemplo
 
Suscribirse al canal de YouTube