DecretosGabriel SilvaVideos

El manto de luz o Tubo de luz – Qué es y cómo utilizarlo

¿Qué es el manto de luz o tubo de luz?

El manto de Luz es una actividad de Protección Divina que debe ser consciente y regularmente invocada por el individuo para asegurar su eficacia.

Cuando el ser humano se individualizó por primera vez sobre la Tierra, ese manto de luz era un tubo de radiación natural que rodeaba su aura, pero a medida que se alejó gradualmente de la conciencia de Dios, esa corriente de luz se fue haciendo cada vez más angosta hasta que hoy, en la persona promedio, su grosor no es superior al de un lápiz.

A través de ese angosto tubo de luz fluye la sustancia de vida que mantiene al individuo en el plano físico. Dicha sustancia de vida compuesta de filamentos vibrantes que descienden de la presencia YO SOY, es conocida como el Cordón de Plata, y es el ancla de la Vida de Dios dentro del individuo.

Rodeándolo encontramos una corriente dorada de energía, a través de la cual la Presencia “YO SOY” precipita el bien acumulado desde el Cuerpo Causal al mundo del individuo; Es también la vía a través de la cual los seres angélicos vierten sus virtudes o cualidades para el uso del estudiante y beneficio de toda la humanidad.

El manto de luz o tubo de luz crece, brilla y se expande varios metros a nuestro alrededor cuando lo intensificamos a través de la meditación, los decretos y el uso de los siete rayos divinos.

El cordón de plata se encuentra dentro del tubo de luz. Sin embargo, mientras el tubo de luz aumenta su diámetro a través de la meditación, los decretos, la respiración rítmica y la visualización, el cordón de plata conserva su tamaño.

El manto de luz puede ser calificado con una serie de virtudes o cualidades específicas que pueden ser usadas en cualquier momento según la necesidad; Lo idea es usarlo diariamente para potencializar su actividad, así, en tiempos de crisis, se lo puede utilizar para que fluya en todas las direcciones, cuando y donde sea necesario, liberando, sanando y revitalizando.

El rango de influencia del manto de luz depende de la cantidad de dedicación consciente a una Virtud Divina en particular, y es necesario que se realicen solicitudes rítmicas y regulares a la Presencia “YO SOY” para sostener y expandir esta gran actividad protectora a nuestro alrededor.

El manto de luz de un individuo puede llegar a tener una acción tan tremendamente poderosa, que protegerá y sanará a cualquier persona sea alcanzada por él, ya sea de forma consciente o inconsciente; puede alcanzar proporciones descomunales de hasta varios kilómetros. El tubo de luz es también conocido como el manto ascendido de invisibilidad e invulnerabilidad.

La energía electrónica del tubo de luz

Si este bello torrente de Luz Electrónica, al fluir dentro y a través de la forma física, no se encuentra con ningún tipo de interferencia discordante, automáticamente se manifestaría en el ser la perfecta salud, juventud y belleza eternas, suministro abundante e ilimitado, y todo aquello que es bueno y perfecto. Desafortunadamente, debido a las acciones imprudentes, elegimos recalificar negativamente gran parte de esta Luz Electrónica Pura mediante pensamientos, sentimientos, palabras y acciones de naturaleza discordante, como son la crítica, la condenación, los juicios, la ira, el odio, la envidia, el resentimiento, etc. Debido a esto, se genera energía de acción desintegradora que se manifestará como mala salud, enfermedad, vejez y desintegración eventual del cuerpo.

La Presencia de Dios, al llegar a un punto en el cual no es capaz de cumplir su Plan Divino a través del Yo exterior en una encarnación, corta el Cordón de Plata y la persona experimenta lo que se conoce como “muerte” o desencarnación.

Cosecharás lo que siembras. Causas puestas en movimiento producen efectos. La calificación de la energía es absoluta. Mucha de esta Luz Electrónica que hemos calificado negativamente también fluye hacia nosotros y hacia nuestros mundos, manifestándose como paradigmas equivocados, limitaciones, accidentes y las muchas fragilidades del vivir humano.

Esta energía discordante atraerá más de su clase y eventualmente afectará al individuo. Esto se convierte en lo que se conoce como “karma”, poniendo una presión sobre los cuerpos inferiores a medida que se acumula sobre ellos.

Para liberarse de estos efectos destructivos es necesario usar la sustancia electrónica del manto de luz conscientemente por medio de meditación, oración, decretos e invocaciones. Así, ayudaremos a liberar la causa, efecto, registro y memoria de todo núcleo de inarmonía.

De esa forma llegamos a la conclusión que todo el BIEN que un individuo exprese a través de sus pensamientos, sentimientos, palabras y acciones, no es más que la Presencia pasando a través del yo exterior y expresando su voluntad y designio sin ninguna interferencia de la conciencia externa.

A fin de reconstruir la efectividad del manto de luz, el individuo debe pedir a la Presencia por lo menos tres veces al día (mañana, tarde y noche) que lo cubra con ese Poderoso Manto de Luz de Protección Invencible (visualizándolo y sintiendo su radiación envolvente), y que la Presencia lo haga tan poderoso que repela absolutamente todo lo que sea diferente a la perfección de Dios.

La efectividad de esto será auto evidente a cualquiera que lo ponga en práctica.

Referencia: Los maestros ascendidos escriben el libro de la vida.

Decreto del tubo de luz

A continuación, te presento un decreto que puedes utilizar para fortalecer y expandir tu manto de luz. Puedes decretar a tu propio ritmo, durante todo el tiempo que consideres y según sea tu sentir. Si deseas hacer el decreto de forma diaria, dejo un video en la descripción.

¡Amada, Magna y Victoriosa Presencia de Dios YO SOY en mí, Amado Santo Ser Crístico mío y Gran Hueste de Maestros Ascendidos ¡FLAMEEN en, a través y alrededor mío AHORA! Su Todopoderoso TUBO DE SUSTANCIA LUZ CÓSMICA, a través del cual nada que sea creación humana pueda posiblemente pasar.

Que este Tubo de Luz sea una protección invencible para mí y mi mundo, y que sea un Manto Maestro Ascendido de Invisibilidad e Invulnerabilidad para todo lo que no sea de la Luz.

Que también sea un irresistible magneto en mi mundo para atraer hacia mi constante, visible y tangiblemente a mis manos y uso la ilimitada abundancia de toda cosa buena que yo requiera para realizar el Plan Divino de mi corriente de vida tan pronto como sea posible.

Que este Tubo de Luz me ayude a sostener mi atención sobre la Fuente de mi vida, mi propia Presencia YO SOY — permitiéndome así ser un canal claro y perfecto para que su bien de toda descripción fluya en, a través y alrededor mío y de toda vida que contacte donde quiera que YO SOY.

¡¡¡Conscientemente acepto esto hecho AHORA MISMO con todo el poder!!!

(REPETIR TODO x3)

Extractado de discursos de los Maestros Ascendidos.

Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

El manto de luz o Tubo de luz - Qué es y cómo utilizarlo

El manto de luz o tubo de luz crece, brilla y se expande varios metros a nuestro alrededor cuando lo intensificamos a través de la meditación, los decretos
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend