Pallas Atenea

Como el tribunal kármico otorga las dispensaciones | Pallas Atenea

Nota: Para entender las funciones del tribunal kármico haz clic aquí.

LAS DISPENSACIONES

Pallas Atenea, Diosa de la Libertad y Miembro del Tribunal Kármico, nos dice:

Sepan ustedes que lo que realmente decide una dispensación, hasta a favor del Señor del Mundo, es la cantidad de energías voluntarias que, según lo pueda demostrar, serán ofrecidas para fomentar Su causa entre la gente que ¡Él está esforzándose por servir! No importa lo muy magnífico que sea el plan; no importa lo muy bello que sea el diseño; no importa con qué pensamiento se hayan entretejido éstos, con las energías de los diversos Retiros, sus Jerarcas y la Hermandad reunida; el Patrón que ayudará a la Raza, la Ley Cósmica Impersonal, es tal que la energía voluntariamente contribuida por los miembros de la Raza debe ser demostrada antes que Nosotros podamos acordar el otorgamiento de dispensaciones y permisos.

Todo aquí y de aquí en adelante requiere la inversión de energía. Cuanto más avanza uno en el sendero de luz, tanto más inapreciable es el don de energía y el don de vida, y Nosotros, que escuchamos la súplica de un Ser Cósmico, conocemos cada palabra santa y santificada que pasa por Sus labios, y no podemos aprisionar a esas magníficas energías en el mundo de las apariencias físicas, lo cual pasaría si fuéramos a aceptar Su solicitud sin que Él contara con corrientes de vida en la atmósfera inferior cuyas energías Él pudiera usar en vez de las suyas propias.

Cuanto más Alto está el Ser, tanto menos probable es que otorguemos una dispensación que requiera la condensación y aprisionamiento de Sus energías (las cuales pueden ser utilizadas a niveles Cósmicos), a menos que haya embudos a través de los cuales pueda Él dirigir su patrón y plan divino, y que esos embudos de conciencia receptiva a dicho plan usen sus propias energías; y más que eso: Que estimulen el interés de otros a su alrededor para exteriorizar el plan.

Así que cuando el Amado Señor del Mundo presenta Su petición y las gloriosas sugerencias que vienen desde el corazón de Shamballa, el Tribunal Kármico mira a ver qué corriente de vida apoyará Su plan y será receptiva al mismo; y si el Señor del Mundo puede demostrarnos que hay una corriente de vida así, entonces Nosotros, en respuesta, le damos una dote de Nuestra Energía, la cual es igual en cantidad a la energía que ofrecen los discípulos voluntariamente al Tribunal.

Por cada discípulo que da su energía para apadrinar una causa cósmica, Nosotros damos un equilibrio desde la Reserva Cósmica y lo duplicamos. Sin embargo, si el Maestro (ya sea el Señor del Mundo, cualquiera de los Chohanes u otro Ser Divino) no cuenta con un transformador reductor; si no cuenta con discípulos en el mundo de la forma que, al ser examinados, sean encontrados merecedores y capaces de exteriorizar el plan del Maestro, entonces le recomendamos al Maestro que en el próximo ciclo de 6 meses estimule y magnetice el interés de algunos discípulos, regresando después con dicho discípulo en el cuerpo interno.

Entonces vuelve el Maestro a presentar el plan y dice: “He aquí un individuo que es capaz de ejecutar los detalles del plan. Yo le daré la idea semilla se desarrollará su intuicióny él, trabajando en el mundo de la forma, podrá les aseguro reunir a otros a su alrededor y completar este diseño”. Si ese es el caso, entonces Nosotros miramos a los cuerpos internos del discípulo, lo examinamos bien y si encontramos que el Maestro va a contar con la asistencia, accedemos a su petición.

Es una tarea muy difícil porque Nosotros, en nuestro ámbito Divino, ¡vemos la necesidad! ¡Vemos la condición en que está la Tierra, vemos el corto periodo de tiempo en el cual esta tremenda tarea ha de ser realizada! Naturalmente, cada plan que nos llega de la Hueste Ascendida es magnífico y, sin embargo, todo se determina por el entusiasmo y energía voluntaria que sea contribuida por ¡los seres no ascendidos! Cuando los Amados Maestros pueden contar con tan pocas unidades para exteriorizar Su Plan, centuria tras centuria, Nos vemos en la necesidad de negarles la oportunidad de realizarlo.

Una de las cadenas más importantes, podrían ustedes decir, que atan nuestras manos es el karma masivo de la raza. A aquellos de ustedes que están interesados en conseguir dispensaciones, se les agradecería que trabajaran en la eliminación del karma masivo de la raza mediante el uso del Fuego Violeta.

En lo que concierne a ustedes en el estado no ascendido, también son examinados cuando presentan sus peticiones, y la ambición de su petición es examinada a la luz de su propia capacidad de hacer algo para realizarla; y las energías de aplicación que ustedes harían o podrían hacer son consideradas. En esta línea se considera su registro pasado, y donde se encuentre alguna promesa de que si se les otorga la gracia, sus propias energías en las peticiones ayudarán a realizar dicha gracia, por lo menos se les da un permiso, un permiso parcial. Pero si las peticiones han sido escritas a la ligera, esperando que otra parte de la vida las vaya a realizar, no importa cuán magníficas sean, Nosotros no podemos acceder a ellas a menos que un Maestro Ascendido las adopte, las patrocine y las ofrezca como Suyas.

Yo estoy también muy agradecida de ser capaz de darles alguna explicación con respeto a la presencia de la vida animal sobre el planeta Tierra hoy, y la responsabilidad investida sobre la humanidad para asistir a dicha vida dentro de su propia belleza natural y perfección de expresión.

Cada forma que se manifiesta en el plano tridimensional es una idea retratada que está mantenida en la conciencia. Aún el cuerpo físico es meramente pensamiento externalizado. Durante las primeras Edades Doradas, cuando la humanidad escogió aceptar la responsabilidad de encarnar sobre la Tierra, los Reinos Angélicos, Dévicos y Elemental precedieron a la humanidad a fin de “preparar un lugar para ella”. Estas formas Angélicas, Dévicas y Elementales eran extremadamente hermosas, retratando la Imagen Divina de su propio arquetipo mantenido en la mente y corazón de Dios Mismo.

Ustedes recordarán que el pulpo era originalmente un gracioso sol dorado, sus tentáculos eran rayos de luz incandescente, y tanto la ostra como la almeja de hoy día eran hermosas formas de hadas. Estos elementales estaban destinados a viajar con la humanidad de la Tierra, sirviéndoles –obedientes a sus más mínimas indicaciones– a lo largo del largo peregrinaje de eternidad a eternidad. No había formas impuras o desagradables sobre la Tierra antes que llegara la humanidad.

Cuando el primer grupo de humanos dejó el Sol, ellos también retrataban la gloria de sus propios Cuerpos Electrónicos, y los ropajes físicos que vestían externalizaban la Imagen de Dios tal cual ellos recordaban claramente en su conciencia. Esta fue una época de gran belleza, gran felicidad y gran paz. No había velo entre la Presencia Interna y la mente externa, y al morar constantemente en la perfección de su propia Presencia YO SOY, al absorber Su belleza con su vista física, al gozar Su Presencia con los sentimientos, la sustancia dócil de la vida elemental obedientemente manifestaba esa Imagen en hombre, mujer y niño. Era, en verdad, un Jardín del Edén.

Cuando la humanidad dejó de dirigir su atención y conciencia hacia el Plano Divino, cuyo diseño ellos habían retratado, la visión de la Presencia de Dios comenzó a disolverse en la conciencia y las líneas se volvieron borrosas, la silueta se distorsionó (así como cuando ven su propia imagen a través del agua en movimiento). Ya que la conciencia no mantenía más la Verdadera Imagen, la forma proyectada (que no es más que la película en la cámara) adoptó la distorsión, y los cuerpos físicos de la gente comenzaron a retratar el concepto nublado de la Divinidad que habían filmado sobre, digamos, el Concepto Inmaculado (inalterable) de su Propio Arquetipo.

De igual manera, la humanidad comenzó a impresionar la conciencia más inocente e infantil de las formas elementales quienes, al absorber las figuras distorsionadas a través de su vista, oído y sentimientos propios (y siendo la OBEDIENCIA ENCARNADA), comenzaron a tomar las características de sus amos (?) y se dio lugar a la aparición del reino animal… que son los elementales aprisionados en las formas sugeridas por los propios pensamientos del hombre y la naturaleza humana.

A medida que transcurrió el tiempo, más y más de las cualidades concentradas de la naturaleza propia de la humanidad fueron encarnadas en estas formas animales, hasta que ustedes se llegaron a encontrar con las terribles bestias de los llamados “tiempos prehistóricos” (los dinosaurios, etc.) este fue el punto más oscuro de la historia de la Tierra, y de allí en adelante comenzó la lenta evolución del hombre, del elemental y de la bestia hacia arriba, hacia la civilización de algún tipo. Sólo hay un camino hacia arriba para toda la vida, y éste es a través del Amor de alguna Inteligencia Superior, hasta que la vida inferior sea liberada.

La humanidad conscientemente aprisionó al reino elemental en la forma animal, y de entre sus filas algunos miembros de la raza humana deben amar esta vida hasta liberarla. Grandes hombres y mujeres (como, por ejemplo, nuestro Hermano Koot Hoomi, como Francisco de Asís) han amado a cientos de miles de estos amigos aprisionados, elevando sus conciencias y naturalezas por asociación, hasta que ellos nunca más necesitaron encarnar en formas inferiores a su estado natural. Algunas corrientes de vida están equipadas naturalmente para este servicio.

Algunas se han ofrecido voluntarios en los niveles internos para asistir a este reino. A otros se les requiere, por ley kármica, que rindan un equilibrio a este reino por las deudas particulares contraídas con sus miembros mediante actividades pasadas, de una forma u otra. TODOS persiguen el curso sentado por sus corazones, y TODOS reciben su Libertad por los Maestros quienes (se lo aseguro) están presentes especialmente donde hay necesidad de ayuda.

Si Nosotros no fuéramos a donde está presente la vida aprisionada, hace rato que hubiéramos abandonado la Tierra… Nosotros nunca deberíamos entrar en las sombras del plano astral y, con nuestras propias manos, desnudar a esas corrientes de vida de acumulaciones de siglos de mal uso de la energía de Dios… Nosotros nunca deberíamos entrar en la Empalizada y servir allí. Doquiera que las sombras son más oscuras, la necesidad es mayor, lo más impuro se manifiesta… Es allí donde encontrarán a los Hijos de la Misericordia y del Amor.

En algunas enseñanzas se han dado estipulaciones prohibiendo la presencia de animales en la atmósfera de los estudiantes. Había varias razones para esta ley, la cual gobernaba solamente un tipo específico de disciplina.

Primero:

El neófito había de dedicar TODA su atención, concentrada en un punto, a la búsqueda espiritual, a la contemplación y a esfuerzos conducentes a hacer la conexión de Dios con su Fuente. Naturalmente, la presencia de cualquier criatura requiere cierta atención y el necesario abandono de la renuncia absoluta requerida por la Ley Védica para alcanzar la totalidad de la Vida Impersonal. En la misma forma, esos estudiantes no podían tener seres humanos en sus alrededores, teniendo que convertirse en verdaderos ermitaños al tratar de liberarse de las distracciones de la forma.

Segundo:

Cada corazón palpitante genera una vibración, una radiación, una esfera de influencia, la cual contribuye a la atmósfera en la cual funciona.

Esta influencia (humana, animal o elemental) puede ser beneficiosa o no, según el temperamento y la naturaleza del ser en cuestión. Por ejemplo, un rebaño de ovejas o de vacas que apacientan, emiten una sustancia real de paz y contentamiento, y una suave aura dorada fluye desde ellos, lo cual explica el gozo del hombre, derivado de escenas pastorales. Un gato ronroneante emite un suave brillo rosado; y un grillo cantor, en el corazón, un aura azul, lo cual no perjudica en nada a la atmósfera. Por supuesto que si el hombre, el elemental o el animal son desasosegados, la atmósfera interna del estudiante es afectada por la energía con la cual está rodeada cada esfera de influencia, ya sea ésta grande o pequeña.

Esta es la razón (quizá egoísta) por la que mucha gente prefiere eliminar (en la medida de lo posible) cualquier presencia que pueda afectarles adversamente sus propias auras, y no toman en consideración el hecho de que, la fuerza de su esfera de influencia individual, puede ser la levadura del pan, en lo que concierne a inteligencias inferiores.

Esta es una decisión completamente individual, pero el estudiante en el sendero debe caer en la cuenta y recordar que el mayor debe ser siempre el Maestro del menor, y que la energía de la Inteligencia de Dios a través del corazón humano es naturalmente el control de la energía en la bestia, y que no hay necesidad de temer a la vida inferior, aunque sí gran necesidad de amarla hasta liberarla.

Espero que esto les dará un entendimiento de fragmentos de la Ley, lo que les permitirá ir tras su propia senda individual, dando libertad a esas otras corrientes de vida, para que sirvan a la vida tan bien como puedan.

SAINT GERMAIN

 

Habla el Mahá Chohán:

Muchos de Mis Discípulos, que tienen un profundo entendimiento y amor por los constantemente castigados miembros del reinado de los cuadrúpedos, se han preguntado interiormente si estos benditos animales pasan a través del “segundo nacimiento”. Ahora les contesto y les digo que sólo aquellos dotados con el privilegio de pasar a través de la cadena de encarnaciones físicas (como seres humanos) llevan la Chispa Inmortal de la Deidad dentro de la célula Anaeróbica, la cual es conocida como la Victoriosa Llama Triple Inmortal.

El reino animal evoluciona almas que, en cierto punto, son liberadas de la reencarnación entrando al Reino Dévico o al de la Naturaleza, pero que son, como los Ángeles, sirvientes de algún Ser Divino Inteligente que las dirige para llevar amor, curación, paz y protección.

Éstas no tienen libre albedrío para crear y utilizar el Fuego Sagrado, a menos que elijan tomar la responsabilidad de aceptar el Fuego Inmortal dentro de la célula Anaeróbica y, mediante una “ronda”, evolucionar un alma que provea la Cámara apropiada para la descarga del Fuego Sagrado, ganándose así el privilegio de ser co-creador con Dios. (Ustedes recordarán que al Amado Oromasis le fue otorgada la inmortalidad por el Maestro Ascendido, Nuestro Amado Saint Germain).

Si algún elemental o animal les sirve bien, le podrán ofrecer la inmortalidad a esa pequeña criatura cuando sean Señores de la Llama, habiendo experimentado el “segundo nacimiento” (Ascendido).

Podrán acercarse al Gran Sol Central y conseguir una “Chispa de Vida”, que dicha criatura podrá aceptar o no. Si deciden no aceptarla, ella vivirá una vida (por toda la eternidad) de amor, paz y seguridad, pero no podrá crear mediante el uso del Fuego Sagrado. Si decide aceptarla, deberá comenzar en una ronda de nacimiento y renacimiento, hasta que haya evolucionado un alma que pueda ser considerada merecedora de descargar la Chispa Inmortal y, por tanto, crear un nuevo Señor de la Llama. Así como muchos han rehusado esta experiencia, así muchos la han aceptado.

 

Tomado del libro: Los Maestros Ascendidos escriben el Libro de la Vida

Serapis Bey Editores
Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

Como el tribunal kármico otorga las dispensaciones | Pallas Atenea

desde el corazón de Shamballa, el Tribunal Kármico mira a ver qué corriente de vida apoyará Su plan y será receptiva al mismo; y si el Señor del Mundo
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend