Arcángel Uriel

Datos que necesitas saber de tu propio Ángel Ministrador | Arcángel Uriel

Ángel Ministrador = Ángel Guardián

Yo Soy Uriel, Arcángel de la Ministración, y He venido a ustedes hoy en respuesta a los Llamados del corazón de ciertas corrientes de vida encarnadas aquí, que están sinceramente interesadas en traer la Liberación eterna del planeta sobre el cual están encarnados en la actualidad. Es Nuestra razón de ser y servicio a la Vida, ministrar a cada parte de la Creación que requiere asistencia, especialmente ahora en el restablecimiento de la armonía natural y una acción vibratoria superior del planeta Tierra en sí, así como también de los vehículos de expresión utilizados por las evoluciones de la Tierra en este momento. Esto culminará en el cumplimiento del Plan Divino de Perfección, eventualmente manifestado a través de las corrientes de vida individuales, la vida elemental evolucionante aquí y a través de las esferas internas de mismo planeta en sí.

Amados Míos, permítanme decir que la actividad de Ministración a la cual tan amorosamente dedicamos nuestras vidas, representa mucho más de lo que el individuo promedio piensa cuando se refiere o contempla a un Ángel Ministrador.

En primer lugar, dentro del Ángel Ministrador está la VOLUNTAD DE SERVIR hasta que la totalidad del mundo de la corriente de vida a la cual ese Ángel se ha dedicado, esté en completa armonía. Ahora bien, existen esos Ángeles Ministradores quienes tratan sólo con una corriente de vida al tiempo y aún eso es un buen gasto de tiempo y energía; bastante, cuando se considera que la corriente de vida que necesita tal asistencia ha construido las causas de su angustia (la transmutación de la cual necesita ahora la ayuda del Ángel) durante millones de años… ¡en la búsqueda de lo que ella denomina “felicidad”! Podrán ver que para que se le permita prestar este servicio, dicho Ángel Ministrador tiene que desear hacerlo personalmente.

Ese Ángel es un Ser de libre albedrío y debe ofrecerse a servir. Cada individuo presente aquí hoy y cada miembro de la raza humana que todavía no ha ascendido (esto, por supuesto, incluye a cada “rezagado” que vino de otros sistemas y a cada espíritu guardián que vino para darle asistencia a la Tierra) tiene tal Ángel Ministrador particular que se ha ofrecido de voluntario a servirlo desde el comienzo de su evolución aquí, permaneciendo con él hasta completar su viaje. Hace mucho tiempo, ese Ángel Ministrador hizo un voto ante Helios y Vesta de servir a una corriente de vida en particular hasta lograr su Ascensión.

 

EL ÁNGEL DESARROLLA DISCERNIMIENTO

Luego, ese Ángel Ministrador tiene que DESARROLLAR SABIDURÍA al tratar con ustedes, porque, primero que todo, tiene que familiarizarse con ustedes y su mundo. En vista de que ustedes también son seres de libre albedrío, ese Ángel no sabe exactamente qué momentums van a desarrollar en el futuro que le darían a Él la oportunidad de expandir Su Luz.

Toda vez que ustedes han desarrollado sus tendencias, Él no tiene manera de saber con exactitud cómo reaccionarían ustedes a la ministración, ya que hay muchos individuos cuyas naturalezas tienden a repeler la ministración de llegarse a enterar de que ésta se les está dando.

De modo que las facultades de discernimiento del Ángel Ministrador se desarrollan a través de la asociación con una corriente de vida. En algunos casos, ese Ángel aprende que sería mejor ministrar al individuo —incluso a los que sufren emocional, mental, etérica y físicamente— mientras la persona duerme… ¡para que la mente consciente no sienta la corriente de energía sanadora del Ángel!

Por otro lado, cuando hay cierta co-operación entre la corriente de vida y el Ángel Ministrador, la asistencia podría darse durante todo el día, como ocurrió con la amada María, Madre de Jesús, con el amado Jesús mismo, con el Bendito Saint Germain (particularmente en su encarnación como San José) y muchos más de aquéllos que no sólo sabían de (y reverenciaban conscientemente a) la Hueste Angélica, sino que conscientemente le daban la bienvenida a Su servicio también.

Luego el Ángel Ministrador tuvo que expandir su SENTIMIENTO DE AMOR DIVINO por la Inmortal Llama Triple de Dios la cual sostiene el Patrón Divino de Perfección dentro del corazón de la corriente de vida a la que Él se ha ofrecido servir. Ha desarrollado un tremendo momentum de ese Amor el cual, a través de las eras, le ha dado (y aún le da) la infinita paciencia para continuar sirviendo a la personalidad que tan a menudo se encuentra resentida y rebelde por lo que ese ser considera una interferencia con su libre albedrío —aún resintiendo la ayuda del Ángel que puede ver mucho más adelante, y ver qué infortunios serán la suerte del individuo si le permitiera continuar su propio curso de tendencias destructivas. Por tanto, este Ángel Ministrador de Mis legiones ha desarrollado tremendos momentums de Paciencia Divina mientras trata con la humanidad no-ascendida.

Aún en la experiencia del mundo externo, ustedes saben lo que le hará a su sentido de júbilo en servicio, un sentimiento de rechazo o fuerza repelente. De modo que en los hermosos salones de clase en los Niveles Internos, a estos Ángeles Ministradores se les enseña cómo atraer y sostener estos sentimientos de Compasión Divina, Paciencia y Comprensión. Aquí Ellos aprenden que los seres externos de aquéllos a quienes tratan de ayudar, pueden reaccionar a Su ayuda de muchas, pero muchas maneras. Sin embargo, a Ellos también se les enseña que Su responsabilidad consiste en ser capaces de sostener serenamente nuestra Bella Llama de Paz (el regalo y actividad del Sexto Rayo); y doquiera y cuando quiera sea posible, pasar esa Llama a través de las energías de la corriente de vida que están asistiendo, compeliendo a que la Paz de Dios se manifieste allí.

 

EL ÁNGEL SOSTIENE EL “CONCEPTO INMACULADO”

Ahora bien, también, los Ángeles Ministradores tienen que recordar la actividad del Cuarto Rayo, sosteniendo dentro de Sí una conciencia de PUREZA del “Concepto Inmaculado” para el individuo a quien están sirviendo, y no ser atrapados en un deseo de cambiar el propósito de Sus servicio consagrado, ministrando a otro.

Verán, algunas veces, cuando un Ángel de Nuestro Ámbito, alegre y completamente libre, ve a alguna muy buena alma comparecer ante los Señores del Karma, es muy fácil para ese Ángel decir entonces: “Iré alegremente con ese ser y le ministraré. Estaré con él hasta el final de su viaje, ya que él tiene un magnífico Cuerpo Causal (el momentum acopiado del bien acumulado por uno hasta ese momento) y él tiene mayor oportunidad para un gran servicio”. Luego, por supuesto, siempre anhelante de dar esta asistencia a una corriente de vida, la Gran Ley acepta la oferta del Ángel.

Pero después de varios millones de años de tal servicio a esa corriente de vida, el Ángel Ministrador debe ser capaz de sostener Su entusiasmo original para servir a ese ser con el hermoso Cuerpo Causal, sosteniendo el “Concepto Inmaculado” de su “pupilo” a la espera de que se dé la eventual manifestación de esa Perfección a través de una forma física, así como de los otros cuerpos inferiores que también han desintegrado un poco la magnificencia del cuerpo de Luz en el cual el Ángel vio al principio a tal Ser en los Niveles Internos.

Aquí, las actividades de RE-CONSAGRACIÓN por conducto del Amado Rafael, juegan una parte muy importante en el sostenimiento de la constancia de ese Ángel, manteniendo Sus sentimientos entusiastas, Sus energías boyantes y anhelantes de servir. El único momento en que estos Ángeles de Ministración tienen alguna liberación temporal de la corriente de vida a la cual sirven, es durante el tiempo en que ese ser puede estar en el “ámbito de los durmientes” por un tiempo entre encarnaciones. Entonces, Ellos pueden tener un sustituto que custodia y ministra el cuerpo etérico por Ellos, mientras el alma del individuo duerme.

Esto les dará alguna idea de la tremenda tarea de estos Ángeles Ministradores, pues tan pronto como el alma recupere la conciencia (después de su “descanso” en el “Ámbito de los Durmientes”) y sus mundos de pensamientos y sentimientos están activos creando karma en consecuencia, es responsabilidad del Ángel Ministrador estar a la mano para darle asistencia a esa alma, tratando constantemente de sostener tanta paz como sea posible para él. Estos Ángeles Ministradores también necesitan CONCENTRACIÓN. ¿Piensan que es fácil trabajar casi continuamente con una corriente de vida por literalmente millones de años? ¡Considérenlo! Es un caso de encarcelamiento voluntario por Amor, el cual no tiene comparación.

Verán que mientras el cuerpo físico está dormido… ¡la conciencia del individuo sigue funcionando en alguna parte! Si esa conciencia está atada a la Tierra y (en el pasado mientras a los desencarnados se les permitía permanecer en la atmósfera de la Tierra) vagando alrededor de viejos castillos o lugares en que moraron en los cuales la corriente de vida había estado previamente interesada, si la conciencia está teniendo ciertas experiencias en el ámbito físico (actividades discordantes) esa conciencia está creando karma destructivo. De modo que el Ángel Ministrador está obligado por Ley a acompañar a tal alma y, en cada oportunidad, este Ángel proyecta un Rayo de Luz dentro de la conciencia de la persona que está asistiendo, con la esperanza de que quizás lo ayudará a mirar más alto y desear más Luz.

 

CONDUCTORES NATURALES DE PAZ Y SANACIÓN

Estos Ángeles Ministradores son conductores naturales tanto de PAZ como de SANACIÓN pero algunas veces es difícil encontrar a la humanidad lo suficientemente quieta en sus pensamientos y sentimientos para recibir estos regalos. Aún cuando el cuerpo físico duerme por la noche, el aura a su alrededor sigue oscilando, el alma es tirada aquí y allá en diferentes direcciones, siempre en la búsqueda, de alguna clase de felicidad. Es parte del servicio de este Ángel Ministrador del Sexto Rayo aquietar los sentimientos, mente, memoria y el cuerpo de carne y traerles PAZ.

Finalmente, los Ángeles Ministradores están muy poderosamente desarrollados a lo largo del RAYO DE INVOCACIÓN. Naturalmente, Ellos tienen acceso constante a todas las Virtudes de la Deidad, y, debido a que tienen el Don Divino de la Visión Interna, saben justamente lo que requiere la corriente de vida a quien se han ofrecido servir. Por tanto, de tiempo en tiempo, según la Ley Cósmica lo permita (de acuerdo a las obligaciones kármicas del alma afectada), estos Ángeles de hecho invocan la ayuda de los Seres Ascendidos y los Poderes de Luz para atraer la asistencia particular que esa corriente de vida requiere en ese momento.

Amados Míos, hay muchas bendiciones disponibles para la humanidad, las cuales podrían tener y disfrutar si los hombres tan sólo conocieran de (e invocaran a) los Ángeles, así como también a los Maestros Ascendidos y a los Amigos Angélicos que podrían descargar esas bendiciones dentro de la experiencia del hombre. Yo sé, porque en las actividades de ministración Nosotros trabajamos con la Guardiana Silenciosa que está sobre cada ciudad, estado y nación, así como con la Guardiana Silenciosa del mismísimo planeta.

Como fácilmente podrán ver, los Ángeles Ministradores están siempre esforzándose por traer su conciencia a algo que sea constructivo y sostenerlo allí. Este es parte de Su poder de concentración, así como Su deseo de traerles Paz. Es nuestro gran júbilo darle esta Ministración a la Tierra.

Ahora, como previamente hemos dicho, estos Ángeles de los cuales hemos hablado, se han ofrecido a servir sólo a una corriente de vida. En Mi capacidad como Arcángel de la Ministración, He ofrecido servir a todo el Planeta Tierra y a todas las corrientes de vida quienes en cualquier momento encarnaran sobre Ella, toda vida elemental y toda cosa viviente, hasta que la sustancia de la Tierra misma y las fuerzas de la naturaleza sean restauradas a la Armonía Divina y Eterna Perfección. De manera que lo que He dicho acerca del Ángel Ministrador individual, pueden multiplicarlo por diez millardos y luego saber algo del servicio a este planeta y Sus evoluciones que le ha sido ofrecido y dado por la amada Doña Gracia y Mi Ser.

¡Recuerden! Ustedes tienen un Ángel Ministrador personal que ha estado con ustedes por muchas centurias. Mediante su llamado a Él, permitan que este Ángel Ministrador unja todos sus cuatro cuerpos inferiores con Su sustancia y sentimientos de Amor Divino, Luz y Gracia—ayudándolos a mantener sostenidamente la paz, indiferentes a cualquier cosa que sean las apariencias humanas o provocaciones. Denle su atención indivisa sólo por unos pocos momentos cada día, aceptando durante ese tiempo dentro de sus sentimientos, la ayuda que Él desea darles.

______________________

NOTA DEL EDITOR

Ahora nuestros amables lectores podrán preguntar: Si este Ángel ministrador está siempre con nosotros y tiene la capacidad de prevenir infortunios humanos, ¿por qué está la humanidad en el actual estado de necesidad y desesperanza? Otra vez les recordamos la habilidad de la humanidad para usar destructivamente su regalo dado-por-Dios del libre albedrío—a menudo deliberada-mente, desafiando los sabios “soplos” de los que ellos llaman su “conciencia” —los cuales frecuentemente son los sentimientos de aviso provenientes precisamente de estos Ángeles Ministradores. Estos Ángeles son también llamados “Ángeles Guardianes”. Todos hemos sentido un fuerte soplo de que hagamos cierta cosa, pero debido al deseo de hacerlo o por tener algo que era tan fuerte dentro de nosotros, obstinadamente desatendemos el soplo y “pateamos contra el aguijón” (por así decirlo), solo para lamentar nuestra desobediencia después, cuando se requirió de nosotros que manejáramos la agonizante consecuencia de nuestra testarudez y arrogancia. Cuan a menudo decimos: ¿Por qué no escuché? Tuve el sentimiento de no hacer eso, etc. etc.”

Ahora que se nos ha dado esta maravillosa instrucción acerca de nuestro Ángel Ministrador, reconozcamos diariamente a este amigo personal de edades y esforcémonos en cooperar amorosamente con él para hacer nuestro camino fácil, claro, exitoso y perfecto en todo momento.

¡Si no fuera por estos trascendentales Seres de Luz y Amor que se han dado a la humanidad aquí, la mayoría de las corrientes de vida se habrían destruido completamente a sí mismas mucho antes de esto! ¡Dios bendiga a los Ángeles Ministradores, a cada uno de Estos benditos y Dios bendiga a nuestro Uriel y a Doña Gracia por Su poder sostenedor y Amor y Gracia por toda vida!

 

DECRETO

¡”YO SOY ” la PAZ del Arcángel Uriel!

¡”YO SOY” Su completa descarga!

¡”YO SOY ” la PAZ del Arcángel Uriel!

¡”YO SOY” Su Paz Cósmica!

¡”YO SOY ” la PAZ del Arcángel Uriel!

¡”YO SOY” Su Poder Cósmico!

¡”YO SOY” la PAZ del Arcángel Uriel!

Y Él duplica esa Paz a través de Mí a cada instante!

 

ÁNGELES DE PAZ Y MINISTRACIÓN

Música de La Canción de los Niños de Hansel and Gretel! * (E. Humperdick)

Ángeles de Amor y Paz,

Ángeles de Ministración,

Bendecimos Su Amistad,

Su Paciencia y Su Bondad.

¡Vengan!

¡Provean!

¡Vengan!

¡Ministren!

Traigan su Paciencia y viertan Su Belleza.

Eleven a la Tierra a la Liberación del “YO SOY”.

 

Tomado del libro: Boletines Privados de Thomas Príntz

Serapis Bey Editores

Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

5 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

Datos que necesitas saber de tu propio Ángel Ministrador | Arcángel Uriel

dentro del Ángel Ministrador está la VOLUNTAD DE SERVIR hasta que la totalidad del mundo de la corriente de vida a la cual ese Ángel se ha dedicado, esté en
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend