60kSeguidores
363kSuscriptores
17kSeguidores

Habilidades extrasensoriales y poderes divinos – Lección 30.3

La Visión Dimensional

Por medio de esta habilidad, el ser humano puede captar imágenes en forma consciente, de hechos o situaciones dimensiónales provenientes de la tercera, cuarta y quinta dimensión. Estas imágenes, o situaciones dimensiónales llegan mayormente en estados de meditación o vigilia.

La visión dimensional, también conocida como clarividencia o clarovidencia, tiene varios matices, habrá quienes serán más propensos a ver en la dimensión psíquica, y otros quienes hayan enfocado su atención en la pureza, en el equilibrio, en la ciencia de la mentekinética, que podrán ver fácilmente las maravillas que existen desde la quinta dimensión en adelante.

Con el desarrollo de esta habilidad, su visión interior le permite ver esas imágenes en forma clara y límpida. Esto se realiza por medio de nuestra Presencia YO SOY, quien opera como una gigantesca antena, ve la imagen y la transmite a través de nuestro cuerpo mental superior al área preconsciente, en forma de imágenes que llegan por medio de líneas eléctricas y electrónicas. Estas llegan a las capas ópticas de nuestro cerebro físico y etérico, y pasan a los hemisferios cerebrales para proyectarse luego en nuestra pantalla mental.

Dependiendo del estado interno de cada persona, algunos podrán haber visto a alguna entidad traviesa haciendo de las suyas. Otros pueden haber visto las maravillas del plano ascendido como el fuego divino de los siete rayos, los cálices de agua de vida, las grandes y hermosas aves sagradas, los pergaminos, la biblioteca universal de memorias o registro akáshico, los rostros de los maestros ascendidos, los ángeles y elohims, los atuendos de luz otorgados por los maestros, los anillos, las espadas, los cetros de poder, las gemas en la corona de la Presencia YO SOY, los majestuosos templos de luz vibrante.

En algunos se desarrolla para ver en las esferas inferiores, como la habilidad de ver el aura a las personas, animales y elementales, para ver seres desencarnados bonitos y no tan bonitos como los que vimos en la lección 29. Pero la gran mayoría de seres la desarrollan para ver en las esferas superiores.

Cuando existe una base de armonía que opere detrás del don de la visión dimensional, se vuelve un instrumento de gran utilidad para ayudar a otros y a sí mismos, desarrollando un servicio que produce liberación.

En el mundo hay personas con visiones de toda clase, esto es bueno porque nos permite conocer las distintas orillas del camino e identificar la vía correcta para ascender.

La Audición Dimensional

A diferencia de la visión dimensional, éste poder nos permite captar entre dimensiones, pero a través de los sonidos.

Este fenómeno es el desarrollo del sentido del oído interno, por intermedio de nuestro Yo Superior, llevándolo a tal grado, que el sujeto puede escuchar la proyección de «voces dimensionales», sonidos y música provenientes de la cuarta y de la quinta dimensiones. Estos sonidos o voces, nos llegan a través de las ondas sónicas o ultrasónicas.

Con la Audición Dimensional, conocida también como clari-audiencia o claro-audiencia, es posible recibir sonidos de todas las direcciones del espacio.

Suele ser desarrollada fácilmente por los músicos que gustan de las melodías más refinadas.

En meditación, cuando estés en el momento de mayor profundidad y paz, di: “Amada Presencia YO SOY, habla, que tu siervo escucha”, “Amado maestro interno, háblame, yo escucho tus instrucciones”. Esta es una manera de ir desarrollando esta habilidad. Pronto llegará la respuesta de nuestra Presencia YO SOY, y el mayor regalo de comunión mediante el oído interno y la intuición será nuestro deleite más añorado.

La Comunicación Dimensional

Mientras que en las dos habilidades anteriores vimos un medio para recibir o captar, con la comunicación dimensional también podemos proyectar, de manera que se produce un enlace de interacción bidireccional de ida y vuelta.

Se lleva cabo con la autorización y supervisión de nuestro Yo Superior, y se realiza entre un ser ascendido y un ser encarnado, o un ser desencarnado no ascendido y un encarnado; el desencarnado puede estar en cuarta dimensión o puede estar atado entre la tercera y cuarta dimensiones, en el llamado valle de los durmientes.

Este tipo de comunicación se realiza porque en un momento dado, el desencarnado necesita entrar en comunicación con sus seres queridos, pero estos, por uno u otro motivo, no tienen la posibilidad de lograr ese contacto, bien porque pensarían que fue un sueño, o simplemente por no ser permitidos desde los planos divinos, ya que les crearía una gran confusión. Es por ello, que se busca a un ser que pueda recibir la comunicación, para que llegue de algún modo a quien va dirigida.

La Escritura Automática

En el caso de la escritura automática, el Yo Superior emite la orden al lóbulo superior del cerebelo, pasando luego al lóbulo derecho y de éste, pasa la transmisión a los centros cerebrales del hemisferio izquierdo, pasando luego al derecho. De este las dendritas de las neuronas trasmiten la información a través de los axones o filamentos nerviosos, a los músculos tensores y flexores de la mano, produciendo los movimientos necesarios para escribir, dando como resultado la escritura automática.

La Mediumnidad y el antenaje

El médium es la persona que sirve como instrumento o medio de comunicación con otros seres o entidades de todos los niveles dimensionales. Hay dos clases de médiums: el inconsciente y el consciente.

El médium inconsciente actúa en estado de transe (no es consciente de su propia vivencia), operándose en él, una inhibición de su conciencia tal, que el Ello o cuerpo vital del médium es desalojado totalmente y su lugar es ocupado por una fuerza extraña o entidad de cuarta dimensión o peor aún, por una que se encuentra entre planos, entre tercera y cuarta dimensión.

El médium consciente, es en realidad consciente de que existe una entidad o ser que a través de él se comunica y este transmite los mensajes con pleno conocimiento de causa. A esta clase de médiums se les llama «antena» y al proceso de recepción «antenaje».

Quienes tienen una gran destreza con la mediumnidad, han aprendido a entrar en la sustancia más fina del mundo etérico controlando los sentidos y enfocando la conciencia en sus cuerpos sutiles. El desarrollo espiritual de tales individuos determina el tipo de conciencias desencarnadas que ellos pueden contactar. Estas personas contactan con presencias que residen en los diversos ámbitos e informan sobre sus palabras y sus “mensajes” como verdaderos. Es, por supuesto, una verdad parcial, porque la conciencia que cada uno contacta está únicamente tan evolucionada como su desarrollo personal les permita comprender.

Si bien la mediumnidad es una capacidad latente del ser humano, es bueno mencionar que ha sido una de las actividades que mayor retraso han causado a la conciencia de la humanidad. Debido a que la ley de vibración nos ubica en el plano espiritual en el que estamos vibrando, cada uno contacta con una realidad distinta dentro de la variedad de ámbitos etéricos. Muchas consciencias pueden llegar a establecer conexión con entidades de cuarta dimensión que filtran verdades matizadas por trampas retrasantes. Hemos visto que nada proveniente del plano astral es confiable. Pero ya hablamos de este tema en la lección 29.

Conforme el médium haga un trabajo consciente de purificación de sus canales receptivos mediante la llama de la liberación, podrá llegar hasta los ámbitos más elevados de la quinta dimensión, desde la cual los maestros y demás consciencias divinas rebajan un poco su vibración hasta establecer un canal de comunicación de luz pura. Desde abajo “la antena” debe hacer méritos para alcanzar la luz, desde arriba “los maestros”, también disminuyen su intensidad vibratoria hasta que la conexión es posible.

Esta habilidad está tan arriba en nuestra lista porque una vez desarrollada a su mas alto grado, es uno de los más grandes regalos para el discípulo que está en busca de su ascensión.

La Televidencia

La televidencia también conocida como visión remota, es la recepción de hechos sucedidos o generados a distancia. Por medio de ella, podemos ver lo que está sucediendo en otro lugar y con alguna persona en tiempo real, esto lo vemos proyectado en nuestra pantalla mental. Opera por intermedio del Yo Superior, quien pasa la imagen al yo inferior a través de la esfera preconsciente. Esto se puede dar tanto en el nivel Alfa como en el nivel Beta.

Esta habilidad está sujeta a ser distorsionada cuando el receptor está sugestionado o descontrolado emocionalmente. Entre más sereno se encuentre, las imágenes captadas serán más claras.

La televidencia en conjunto con la escritura automática, ha sido utilizada por muchos grandes seres de cada época para ver enseñanzas ocultas que no eran accesibles físicamente, ya sea por encontrarse en un lugar escondido o por impedimento de otras personas. El vidente puede ver un libro oculto y reescribirlo. O bien descargarlo desde los archivos etéricos del registro planetario.

La Telepatía

Es uno de nuestros sentidos dormidos o latentes, que nos permite enviar y recibir pensamientos de mente a mente en forma consciente, se realiza por intermedio de nuestro Yo Superior: esta transmisión, se realiza a un nivel plasmático radial, por medio del pensamiento. Es más notorio cuando los seres son muy afines en el caso de las almas gemelas.

El nivel plasmático radial se refiere al uso de los rayos divinos, los cuales se utilizan para construir un puente de comunicación.

Igualmente se puede realizar entre un ser encarnado y un desencarnado, el mensaje llega en forma de pensamiento: se permite entre seres de gran evolución y se requiere para ello una autorización emanada de quinta dimensión. Suele ocurrir en raras ocasiones.

También se puede dar entre un ser de tercera y uno de quinta dimensión. Es el caso, de la comunicación entre un maestro ascendido y un discípulo que logran limpiar plenamente sus registros, sus canales telepáticos y que, además, ha desarrollado y purificado sus esferas mentales. Por lo tanto, el maestro, simplemente envía el mensaje en forma de pensamiento a través del Yo Superior del Discípulo.

La transferencia de pensamiento

Esta facultad nos permite proyectar formas de pensamiento en la pantalla mental de otra persona o un grupo de personas, es similar a la telepatía, pero esta habilidad funciona únicamente de forma unidireccional. En estado meditativo o concentrado, se proyecta el pensamiento forma deseado hacia el Yo Superior, y desde éste se transfiere hacia la otra persona, haciéndolo ingresar a la esfera mental consciente y reproduciéndolo en su pantalla mental.

Los pensamientos transferidos pueden ser de una imagen en tiempo real, como una visión de los templos etéricos, o de una imagen pregrabada, como una memoria que se les quiera mostrar.

Esta facultad se desarrolla cuando se ha hecho un trabajo consciente a nivel plasmático radial, con cualquiera de los siete rayos. Hace falta un gran momentum de pureza e inspiración para utilizarla. Una manera inicial de desarrollarla, es en momentos de gran conexión interna, ubicando las manos en la cabeza del receptor, y proyectándole la imagen deseada, puede ser de los anillos del cuerpo causal, un templo de luz, el rostro de un ser divino, entre otros.

La transferencia de pensamiento en conjunción con la copia de memoria, funcionan como un método para ayudar a transformar memorias de dolor en el paciente y reemplazarlas por memorias de bienestar que se encuentran en quien las transmite. Alivia traumas y genera un impulso positivo.

El paciente puede estar recostado; se ubica las manos a los costados de su cabeza, y se le proyecta la imagen deseada, puede ser el rostro divino de un ser angélico del rayo de la curación que se tenga registrado en la memoria. O un decreto que ambos repitan al unísono para que esos pensamientos se anclen en su mente y lo sanen.

La Psicometría

Esta facultad nos permite la visión cualitativa, cuantitativa y descriptiva de cualquier objeto; desde su origen hasta su utilización, ya sea que el contacto con el objeto se realice física o etéricamente.

Esta facultad puede desarrollarse al elegir un libro, por ejemplo. Se pone una mano sobre el libro y se hace un esfuerzo por escuchar la voz de la intuición, así es posible ver su contenido, su mensaje, su calidad, su constitución tanto a nivel de forma como de fondo.

El inventor Nicola Tesla contaba con esta habilidad, pero en un nivel muy avanzado. Él tenía la capacidad de armar y desarmar complejos dispositivos eléctricos en su mente. Él mismo describió que experimentaba destellos intensos de luz, a los que le seguían momentos de poderosa creatividad y claridad. Él veía un invento aparecer en la pantalla de su mente con un gran nivel de detalle. Dijo que podía ensamblar todos estos inventos en el mundo físico basado en sus experiencias visionarias.

Muchos de los científicos e inventores son capaces de sintonizarse fácilmente con el poder de la psicometría, al conectar con la memoria de los éteres de los planos superiores, pueden descargar algún invento, dispositivo, material, sustancia o elemento que puede ser un alivio para la humanidad.

Como en realidad existe una gran coordinación con los planos superiores e inferiores, desde arriba suelen enviarse formas de pensamiento a nivel planetario que muchos logran captar al mismo tiempo, dependiendo de la pureza de su canal receptor. De esta forma, varias consciencias pueden descargar inventos similares o iguales en una misma época.

La inmortalidad

La desencarnación es una consecuencia del mal uso energético, el cual se va acumulando en el cuerpo físico como una carga adicional; lo va degradando, haciendo que se produzca la vejez. Sin importar cuanta madurez se vaya adquiriendo a medida que transcurren las vidas físicas, siempre hay algunas eventualidades o inconvenientes que se presentan a manera de prueba, las cuales sirven como escenario de aprendizaje para el alma que evoluciona, de igual forma, estas mismas eventualidades producen la progresiva degradación de las células del cuerpo.

Conforme el ser humano avanza por la escalera de la vida, irá llegando a estados de armonía superior, cuya duración es más prolongada. El momentum energético acumulado a lo largo de las miles de existencias, lo provee de una fuerza autoreparadora que eventualmente le otorgará el poder de la inmortalidad. Dicho poder no es más que una condición normal con que la todos contamos, y que podremos alcanzar en algún momento.

El desarrollo de las habilidades extrasensoriales es un proceso natural que se va desenvolviendo en la vida de cada ser humano a medida que avanza por la escalera de la vida. Estos dones irán llegando de manera paulatina y natural mediante una aplicación consciente de las leyes universales.

La Telequinesis

Es un proceso que permite mover objetos a distancia con el poder de la mente, en una frecuencia superior y con la ayuda del ello. Este don, ha de emplearse, como todos los poderes divinos: para el servicio de la humanidad.

Funciona con la implementación de la energía plasmático radial, y se requiere de un gran momentum de amor cohesivo y concentración para utilizarla.

La levitación

Es la facultad del ser para permanecer suspendido en el aire. Se realiza en estado (delta) o de iluminación. El rayo blanco es el que produce flotabilidad. en este caso, lo que ocurre es, una inversión de la polaridad de los campos electromagnéticos, ya sea porque se conoce el mecanismo, o por la intervención del Yo Superior. La luminosidad que rodea al ser que levita, se debe a que, en un estado perfecto de iluminación, el cuerpo mental superior se integra con el cuerpo inferior, proyectando la luz de su Ser Crístico hacia los cuatro cuerpos inferiores.

El amado Jesús nos dice: La levitación se aplica tanto al espíritu como al cuerpo. Cuando se desarrolla la levitación espiritual, cada individuo puede zambullirse en el corazón de su propia Presencia Divina y traer adelante la plenitud de la Verdad, pero la masa de la humanidad nunca desarrollará esos poderes espirituales hasta que utilice el medio del “puente” para conducirla al ámbito de la Verdad donde podrá sentarse humildemente a los pies del Maestro y adquirir los medios y maneras para desarrollar su propia percepción espiritual.

El maestro Morya nos dice: ¡LA LEY es LA LEY! Ningún hombre supera la ley de gravedad hasta que él se atiene a ciertas disciplinas de respiración y abstinencia. Así, aunque miles de Nosotros utilizamos la bendición de la levitación, hasta que el hombre la quiera lo suficiente como para preguntarnos por la Ley y atenerse a ella, ¡Nosotros caminamos en la dignidad del silencio… y somos la Ley Encarnada!

La Bilocación

Esta habilidad se usa para prestar un servicio en el que es necesario proyectar una copia tridimensional en otro lugar.

A partir del chakra superior se proyecta la imagen al sitio deseado. Para ello, estando en estado Alfa por medio de la conjunción del Ajnachakra y el Shahasrara, enviamos una proyección tridimensional a otro sitio.

De esta manera quedan dos copias de un mismo ser en dos espacios distintos, uno es el que dirige las acciones mediante la energía plasmático radial, enviando órdenes conscientes a la copia o proyección, de manera que es como si su propia consciencia estuviera allí, en el nuevo cuerpo que creó.

La Teletransportación

Se logra, con el uso adecuado y consciente de los chakras equilibrados y en conjunción con los dos chakras superiores en el centro VISNU: es decir, alineada perfectamente «la vara del mago» (los siete chakras) y en perfecta armonía con nuestro yo superior y nuestro Ser Crístico.

Esto nos permite ubicarnos de un lugar a otro con el mismo cuerpo físico. El ser se traslada de un lugar y a otro. Para ello no necesitamos desplazarnos, sino que nos situamos en un espacio-tiempo, en un lugar determinado. A través de este don, basta simplemente con pensar en ese lugar y en unión con nuestro Yo Superior en esta materia, llegamos ahí.

La Ubicuidad

En un poder divino, adquirido por inteligencias que han llegado un nivel superior de desarrollo espiritual. Consiste en revestir el cuerpo sutil de varias personalidades, las cuales en un tiempo más o menos cercano, fueron una realidad en el plano terrestre; también permite estar presente en varios sitios al mismo tiempo.

Es similar a la bilocación, con la diferencia que en la ubicuidad no es necesario un ente que proyecte y otro que reciba, sino que una misma consciencia se proyecta en uno o más de sí mismo. Estas copias suelen revestirse de distintas formas o aspectos.

La energía condensada en instrumentos tecnológicos

Casi todas estas habilidades o poderes, pueden ser precipitados desde las esferas superiores y ser condesados en artefactos para ser utilizados de manera mecánica. En eras pasadas, existieron variedad de instrumentos o artefactos de inmenso poder, pero que al pasar de los tiempos fueron relegados al plano de la fantasía. En eras venideras, varios de estos artefactos volverán a ser precipitados al plano material.

Nos vemos en la siguiente parte de esta lección, en la que vamos a hablar de la super humanidad pasada y futura.

Te invito a suscribirte, comentar y compartirlo para que llegue a muchas más personas.

El amor de la Presencia YO SOY está siempre contigo.

Hacer un aporte



Curso | Aprende a Decretar Correctamente

PRODUCTOS RECOMENDADOS


Tienda Espiritual

Un comentario

  1. Muchas gracias Gabriel llegué a tu página a través de YouTube. Gracias por todas tus enseñanzas me han Sido de gran ayuda . Que Dios te colme de bendiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Habilidades extrasensoriales y poderes divinos - Lección 30.3

Habilidades extrasensoriales y poderes divinos - Lección 30.3 - El desarrollo de las habilidades extrasensoriales es un proceso natural
 
Suscribirse al canal de YouTube