52.1kSeguidores
337kSuscriptores
13.6kSeguidores

Purificar la energía ancestral automáticamente – El cuerpo Causal

Lección 29 parte 7

Introducción

¿Alguna vez te has puesto a reflexionar acerca de toda la energía que tenemos pendiente por liberar? Tal vez sea algo abrumador hacerse una idea. ¿Cómo sería posible liberar tanta energía después de tantas vidas de avance y retroceso? Prácticamente implicaría repetir el mismo número vidas, y cada una de ellas ir de puerta en puerta solicitando y ofreciendo liberación. Pero, ¿Cómo hicieron los amados maestros de sabiduría para alcanzar la victoria sobre las apariencias del mundo si ellos también habían acumulado karma a lo largo de sus existencias?

Existe una energía maravillosa, capaz de purificar pasado, presente y futuro a nivel multidimensional, esta energía otorga al individuo la liberación de toda causa y núcleo de limitación, actual o ancestral, una energía que hace posible condensar la liberación en una sola vida. En este video vamos a estudiar esa energía y su funcionamiento.

Purificación automática

Todos sabemos acerca del efecto auto reparador de las células, las cuales se agrupan de maneras específicas para reparar de manera autónoma algunas heridas, expulsar virus y sanar algunas enfermedades. Seguramente alguna vez notaste que cuando te lastimaste y se produjo una herida, al cabo de algunos días esa herida desapareció. Este efecto reparador que tenemos en el cuerpo físico, no es propio de él, sino del espíritu o la chispa divina que tenemos en el corazón y que somos realmente. Un cuerpo sin espíritu no es capaz de auto repararse.

Esta cualidad reparadora funciona también a nivel etérico, mental y emocional, por lo cual, ante eventualidades donde se ven comprometidos nuestros cuerpos sutiles, sobre ellos actúa un poder reparador que se desenvuelve de manera automática, de manera que siempre busca estabilidad y armonía. Y a pesar de que la humanidad suele ir en contra del bienestar natural que posee, ese bienestar siempre trata de expresarse.

Como seres humanos, nos vemos sometidos a la fuerte atracción del mundo de apariencias, el cual provoca toda clase de inestabilidades emocionales y mentales. Y como aquello en lo que enfocamos nuestra atención tiende a expandirse, en nuestro mundo van encontrando lugar la tristeza, la falta de autoestima, el desaliento y la incomprensión.

En esta batalla interna entre lo puro y lo impuro a través de los años, el efecto auto reparador de los electrones va perdiendo efectividad, produciéndose el consecuente envejecimiento acelerado de las células y la denominada muerte que vendría siendo algo normal para nuestro estado de consciencia actual.

Incluso, en los casos más serios como el alcoholismo y la drogadicción, donde existe presencia de entidades limitantes, la reparación automática de los electrones sigue funcionando con normalidad, tratando de que la chispa divina tenga un templo cuerpo saludable en el cual habitar para el cumplimiento perfecto de su plan divino. No obstante, a muchos seres les ocurre que, debido a al poco dominio sobre sus emociones, en lugar de permitir que el efecto auto reparador haga su trabajo, se encargan de sabotear su propia recuperación, su propio progreso, impidiendo que se manifieste su bienestar natural.

Es una realidad que, una persona podría liberarse de cualquier clase de oscuridad si apartara su atención del mundo de apariencias, que tan real le parece. No solo sanarían sus cuerpos, emocional, mental y etérico, sino que la salud perfecta empezaría a manifestarse en su cuerpo físico, como por arte de magia. Por supuesto no es magia, sino el efecto auto reparador natural que todos tenemos.

Este restablecimiento automático de nuestra composición energética no está limitado a los seres humanos, sino que se manifiesta también en los seres elementales, en los ángeles y en el planeta mismo. Cada parte de la vida busca perfeccionarse tratando de proyectar hacia el exterior, aquella perfección interna que ES realmente.

Si una persona buscara purificarse podría empezar por el acto más sencillo de todos: Cesar. Sí, cesar en su mal uso energético. No obstante, para que el efecto auto reparador funcione debe recibir un estímulo que le de impulso, de lo contrario el cuerpo emocional, quien constituye el 90% de nuestra composición, lo seguirá impidiendo. Este estímulo inicial lo estudiamos previamente y lo denominamos “proceso purificador”. Luego del impulso, la reparación automática vuelve a funcionar, por eso el momentum puede durar años y años sin hacer esfuerzos intensivos, y volverse cada vez más grande y poderoso si se sigue haciendo la respectiva aplicación.

La relación del momentum con el cuerpo causal

Recordemos que el momentum es una acumulación de energía. Todo, absolutamente todo genera momentum, desde una sonrisa, hasta un mal pensamiento. Si es positivo, el momentum brilla y construye, si es negativo, el momentum se opaca y destruye.

El momentum es energía auto reparadora, el momentum es inteligente, y como tal, procura dirigirse hacia los lugares, personas y cosas que requieran ser purificados, en todas las direcciones del tiempo y sin necesidad de nuestra intervención. Es como la digestión, que así no seamos conscientes de ella, cuando consumimos algún aliento, este se digiere. Así es el momentum, actúa automáticamente cuando se lo magnetiza. Él se dirige hasta la última partícula de energía que necesite ser liberada, incluso de aquellas situaciones que sucedieron hace 50 años o 50 vidas.

El momentum que se acumula con el proceso purificador es de una energía tan fina, pura y grande, que cuando es sostenido armoniosamente durante un periodo prolongado, se empieza a convertir en un canal de comunicación directa con el cuerpo causal.

La Presencia YO SOY está rodeada por el cuerpo causal: siete esferas concéntricas de energía espiritual que contienen el registro de todas tus buenas obras. Son los tesoros en el cielo, y en virtud de su brillo y tamaño, seremos merecedores de nuestra ascensión.

A lo largo de los siglos y las eras, mientras tomamos experiencia en el plano físico, ese cuerpo causal fue alimentado por nuestras buenas obras. A medida que se incrementa en tamaño y brillo, nuestra evolución en el plano físico se va volviendo superior. Llegará un momento en que el cuerpo causal sean tan grande y poderoso que magnetizará los vehículos inferiores hacia arriba, produciendo la transfiguración y la ascensión.

Existe una forma de estimular el crecimiento de este cuerpo causal, un secreto que durante milenios fue transmitido como un misterio ocultista entre quienes poseían ciertos niveles avanzados. Ahora está frente a tus ojos y tus oídos. Y en esta oportunidad, como punto de partida, lo hemos denominado: “Proceso purificador”.

Cuando a través de un proceso purificador, también conocido como proceso de transformación alquímica, se magnetiza momentum, el cuerpo causal empieza a crecer sobremanera. La Presencia YO SOY en las alturas y el santo Ser Crístico empiezan a participar activamente con su chispa en evolución en el plano físico, le proveen más energía para que éste la use en el campo de la vida y se acelere el encuentro y la unión entre estas dos partes del mismo espíritu divino.

“Ustedes no saben cuan cerca están de lograr su victoria” -Saint Germain.

Esta poderosa técnica de iluminación inicial, fue la misma que empleó, hablando en términos de intensidad, el maestro Siddharta Gautama Buda durante siete años, luego de los cuales regresó para enseñarle a sus discípulos, y posteriormente ascendió.

Si ustedes han hecho su proceso al detalle y con toda la armonía, con toda seguridad habrán comprobado la maravilla que produce. Y aunque en estas lecciones estamos hablando de casos complejos relacionados con la adherencia al plano psíquico y astral, hemos dejado claro que todos pueden lograrlo. De hecho cuando lleguemos a una de las siguientes lecciones, donde hablaremos del destino del plano astral veremos que incluso aquellas almas que se encuentran en el plano astral, tendrán una oportunidad para ascender.

Quien ha acumulado momentum durante al menos un año, nunca más volverá a caer el adormecimiento de la consciencia, pues habrá despertado para siempre.

Una vez que se ha impulsado la energía a través del momentum, la sanación integral empieza a desenvolverse de manera automática, no existiendo un impedimento que la limite y siendo más bien un impulso que la nutre, la recuperación automática finalmente terminará rejuveneciendo a la persona, otorgándole años de sana juventud, y lucidez en la vejes, que también desaparecerá en alguna vida posterior cuando hayamos dominado totalmente nuestra energía. Si es que antes no hemos ascendido.

La purificación automática empezará a filtrarse por todos los canales espacio temporales, produciendo liberación en todo sentido.

Los sabios de la antigüedad conocían este secreto de inmortalidad, y no estaban resignados a la eventual desintegración de la materia como ocurre actualmente. Pero ciertamente, contamos con esa cualidad maravillosa que estamos empezando a redescubrir.

Impedir el funcionamiento de la reparación automática

¿Qué pasa cuando impedimos a toda costa que el poder auto reparador funcione en nosotros? Sucede que la energía se empieza a acumular más y más, y termina expresándose en forma de enfermedad. La energía represada siempre saldrá a expresarse de alguna forma, ya sea pacíficamente a través de la sublimación con los rayos divinos, la presencia divina y los maestros de sabiduría, o a través de enfermedad o accidente.

La vida siempre buscará formas de hacernos despertar. La enfermedad física es la última etapa de una energía represada que no se ha liberado.

A veces la vida mueve el universo para que la energía se manifieste a través de una enfermedad o un accidente, y la vida misma le habla al individuo: ¡Mira! Moví el universo para mostrarte esto, me encargué de coordinar galaxias enteras, personas, animales y cosas para que a tu vida llegue esta enseñanza, ¡mírame! ¡aprovéchame! ¡reacciona! Y ustedes creerán que, algunas personas, incluso entregándoles las llaves que abren la puerta, ¿se rehúsan a hacerlo? ¿Qué sucede entonces?

Aquí les comparto algunas muestras de enfermedad física que surgieron raíz de la energía no liberada, las cuales, no son exclusivas de estos ejemplos, también pueden aparecer por otros motivos. Veamos.

Cuando una persona se niega a ver la realidad, a pesar de que ésta se le entrega en las manos y a la claridad de sus ojos, suelen presentarse enfermedades oculares.

Cuando se sostiene un permanente fanatismo, temor y separatividad que impide que la luz llegue a su vida, y a través de su personalidad limita a otros para que también puedan encontrar la verdad de su propia Presencia Divina, de la energía superior y de nuestros guías divinos, suelen presentarse enfermedades a nivel del corazón y la tiroides.

Cuando se guarda o reprime emociones, se presentan enfermedades a nivel del estómago e intestinos, como el estreñimiento.

Cuando se vive en constante sentimiento de tristeza, desamor, confusión emocional, resistencia frente a un acontecimiento que se quiere evitar pero que se siente obligado a sufrir, se manifiesta la diabetes.

Cuando se es pesimista, quejumbroso, preocupado, derrotista o se es inflexible, la energía se manifiesta en forma de dolor lumbar y debilidad en las rodillas.

¿Qué sucede cuando una persona no se purifica?

Bueno, sucede lo mismo de siempre. La energía oscura que se volvió incontrolable, empieza a sepultarse debajo de otras experiencias que ocupan la atención del individuo, cae en la ilusión de “el tiempo todo lo sana”. Y como “ojos que no ven, corazón que no siente”. La consciencia deja de ocuparse de esa energía que imploraba ser liberada, asentándose en las profundidades del subconsciente, cristalizándose, definiendo inconscientemente el comportamiento, la forma de pensar y ser de la persona.

Eventualmente, esta energía represada se manifiesta como enfermedad. Los años de sana juventud disminuyen, se acelera el envejecimiento, se va perdiendo la lucidez y el propósito de la vida.

Como la energía siempre busca ser liberada, ésta saldrá a manifestarse con mayor fuerza cuando se le presenten vivencias similares, llenándola de su efecto natural, la angustia. Acumulando a su paso una gran deuda kármica que deberá saldar lo antes posible, antes de que el planeta cierre sus puertas como salón de clases.

La deuda kármica se ve incrementada cuando la persona sabe cómo liberarse, pero aun así continúa sin ponerse en acción. Cuando esta persona tenga, digamos, doscientos años y decida por fin purificarse, notará que las memorias más antiguas que creía olvidadas de pronto resurgen en busca de una liberación definitiva.

“El tiempo todo lo sana”, es una ilusión. El hecho de que ustedes y yo estemos aquí en este momento, después de siglos, de cientos y quizá miles de vidas, aprendiendo y procurando ser mejores personas, es la prueba evidente de que el tiempo no es la fuente de la sanación. El tiempo es una herramienta poderosa y nuestro mejor aliado, cuando se aprovecha constructivamente.

Liberar a los implicados con el momentum

Cualquiera que sea la forma en que se manifestó una energía indeseable, siempre tiene que ver con una persona o un grupo de ellas. El proceso purificador es una herramienta maravillosa que sirve para liberar a aquellas personas con quienes se tuvo algún conflicto.

El momentum es energía auto reparadora, el momentum es inteligente, y como tal, procura dirigirse hacia los lugares, personas y cosas que requieran ser purificados, en todas las direcciones del tiempo y sin necesidad de nuestra intervención. Es como la digestión, que así no seamos 100% conscientes de ella, cuando consumimos algún aliento, este se digiere. Así es el momentum, actúa automáticamente cuando se lo magnetiza. Él se dirige hasta la última partícula de energía que necesite ser liberada, incluso de aquellas situaciones que sucedieron hace 50 años o 50 vidas.

A pesar de que el momentum propende por liberar todo a su paso, las personas involucradas o aquellas que tuvieron que ver con ese malestar que queremos liberar, no suelen estar dispuestas a recibir este regalo de sanación.

La libre determinación o libre albedrío, que es una cualidad de la chispa divina en cada ser, no se ve influenciada por ninguna clase de energía que la misma persona no esté dispuesta a aceptar. Podría venir el mismísimo Jesús y tenderle la mano, el Gran Siddharta Gautama Buda a ofrecerle su asistencia, el poderoso Lord Maitreya a servirle de impulso, pero si el ser se niega a recibir la ayuda, no hay nada que pudiera interferir en la decisión de su libre determinación.

Debido a eso, el momentum libera cuanto puede para beneficiar el bienestar de quien lo magnetizó, produciéndole la liberación de la causa que lo mantenía atado. Esa liberación se produce a nivel espiritual, por lo cual el cuerpo causal del individuo crece en tamaño e intensidad, provocando que esa parte de la experiencia sea marcada como cumplida y siendo promovido a un nivel de comprensión superior donde deberá desarrollar tareas que requieren mayor responsabilidad.

Entonces ¿cómo se libera a los implicados si ellos se rehúsan a estar en verdadera paz?

Hay dos escenarios, uno es para cuando ellos se encuentran en el plano físico, que es el mejor escenario, y el otro para cuando hayan abandonado la vida terrena.

Aunque pareciera extraño, a veces lo único que se necesita para producir liberación, es un encuentro amistoso. Sí, escuchaste bien, un simple encuentro, unas palabras de bondad, de comprensión, de amor, de sentimientos que construyan, que den paz, una mirada, una sonrisa, un apretón de manos, un abrazo.

No obstante, estos encuentros no suelen producirse, ¿por qué? Mis amigos, a veces, para “ganar la batalla sobre otros”, muchos prefieren perder la batalla contra ellos mismos. Prefieren vivir con odio, con miedo, con rechazo y con inactividad, no serán, ni dejarán ser, no abandonarán su orgullo, pensando que así serán triunfadores.

Estos sentimientos autodestructivos llevan a que dicho encuentro se postergue hasta que hayan abandonado sus materias físicas, reencontrándose en el plano espiritual y recibiendo el embate de la ley cuando en sus planes de vida se les indique reencontrarse nuevamente en su vida física para liberar ese karma.

Esperar, pensando que el tiempo se va encargar de sanarlo todo, es esperar que de peras el olmo. Si para que la sanación se produjera solo se necesitara de tiempo, no habríamos recorrido cientos y miles de encarnaciones en busca del mismo objetivo. El hecho de que tú y yo estemos aquí hoy, yo grabando esta lección y tu leyendo esta enseñanza, es la prueba definitiva de que el tiempo no es el agente que produce sanación.

A través del tiempo nosotros mismos nos encargamos de enterrar las memorias que consideramos indeseables, nos encargamos de ignorar nuestras responsabilidades, nos ocupamos de desconocer la energía mal utilizada. La energía se sedimenta en las profundidades de la consciencia, y es recubierta por varias capas de otros sentimientos, hasta que, debido al mismo tiempo e inactividad, las causas y núcleos de aflicción se van perdiendo en la ilusión del olvido.

La invitación es a no esperar a que vuelvas a reencarnar para que por ley debas volver a vivir una experiencia con aquella persona, es momento de liberarse.

En vida hermano en vida

Si quieres hacer feliz a alguien que quieras mucho… díselo hoy, sé muy bueno. En vida, hermano, en vida… Si deseas dar una flor, no esperes a que mueran, mándalas hoy con amor. En vida, hermano, en vida… Si deseas decir “te quiero” a la gente de tu casa, al amigo cerca o lejos. En vida, hermano, en vida… No esperes a que se muera la gente para quererla y hacerle sentir tu afecto. En vida, hermano, en vida… Tú serás muy venturoso si aprendes a hacer felices a todos los que conozcas. En vida, hermano, en vida… La paz se manifestará en tu alma si sabes perdonar. Siente amor en tu corazón. En vida, hermano, en vida… Nunca visites panteones, ni llenes tumbas de flores, llena de amor corazones. En vida, hermano, en vida.

¿Qué sucede cuando aquella persona ya no se encuentra en el plano físico? Mucha de esa carga se libera a través de enfermedad o Momentum. Un momentum bien desarrollado que alimente el cuerpo causal de manera activa, asegura al individuo un retorno triunfante al mundo superior, en el cual, debido a sus méritos o tesoros en el cielo, podrá ser merecedor de un plan de vida libre de karma, en el que se dedicará a una tarea de liberación para sus hermanos, tal como lo hicieron muchos de nuestros maestros que ascendieron, o ser conducido a las escuelas del reino superior donde es preparado, sellando su libro de vida, siendo investido por la túnica sin costuras y logrando su liberación a través de la ascensión.

Es decir, se hace un intercambio, un canje, se observan los puntos faltantes en su plan kármico y se los balancea con las obras de liberación registradas en su cuerpo causal. Se anulan los puntos faltantes y se le otorga una dispensación especial. Esto puede hacerse durante la misma vida o al término de ella. Incluso bajo su propia solicitud consciente. En términos generales puedes decir: «Amada Presencia YO SOY y padrinos cósmicos, guías espirituales, hermanos mayores del plano ascendido, amados seres de la junta kármica, les solicito me permitan canjear esta experiencia dolorosa a cambio de este servicio que va a brindar bienestar e inspiración a un grupo de seres».

Y así, quien magnetizó el momentum e incrementó el tamaño de su cuerpo causal, se liberará, no obstante, la otra persona o grupo de personas, recibirán un nuevo plan de vida en el que tendrán que encontrar liberación dentro de las mismas circunstancias que se negaron a liberar.

Magnetiza tu momentum de luz, reactiva tu poder auto reparador. No importa cual parezca ser la apariencia, actualmente, todos estamos en la capacidad de hacerlo. Este poder de sanación automática funciona a nivel físico y espiritual.

Existen muchas técnicas para magnetizar momentum, siendo la meditación, el decreto y el uso de los siete rayos divinos, la herramienta más poderosa para lograrlo.

Te invito a suscribirte, comentar y compartir este video para que llegue a muchas más personas. Que el amor divino esté siempre contigo.

Curso | Aprende a Decretar Correctamente https://yosoyespiritual.com/cursos/decretar/

Si estás leyendo hasta aquí te amo, si te amo, aunque no lo creas, te bendigo y te mando un abrazo 🙏😉❤️ gracias por leer toda la descripción.

Aportar



Curso | Aprende a Decretar Correctamente

PRODUCTOS RECOMENDADOS


Tienda Espiritual

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Purificar la energía ancestral automáticamente - Lección 29.7

Purificar la energía ancestral automáticamente - Lección 29.7 - ¿Alguna vez te has puesto a reflexionar acerca de toda la energía que tenemos
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend