América, TE AMAMOS – Decreto de agradecimiento

¡Oh, América, TE AMAMOS! Magna Semilla de la Manifestación Eterna de Dios, te alabamos y te damos gracias porque eres sostenida y gobernada sólo por Dios. El día en que se estableció la independencia en tu corazón, te convertiste en un Centro Esplendoroso de Luz para toda la humanidad. Alabamos y damos gracias porque de tu abrazo saldrá la paz y la prosperidad para la humanidad. Detrás de ti está el poder que sostendrá y mantendrá el Reino de Dios en la Tierra. Su Luz habrá de iluminar y fortalecer los corazones de tus hijos en todos los puestos de mando; y de todo emanará el Amor, la Justicia y la Sabiduría. ¡América, te amamos!

¡América, te amamos! ¡América, te amamos! ¡América, te amamos! ¡América, te amamos! Hoy en día, oh América, esos Poderosos Mensajeros de Dios que han pasado antes te contemplan con sus corazones llenos de Amor y Fortaleza, el Amor de la “Magna Presencia YO SOY” derramándose para sanar, bendecir y prosperar a tus habitantes. La sustancia de la tierra se está acelerando a una mayor actividad, y así como los Hijos de Dios caminan la Tierra, asimismo ellos sentirán la Corriente de Dios que entra, acelerándolos a un mayor Amor, lealtad y deseo de Tu Liberación; ¡OhAmérica! Pareciera que estás atada, pero no es así. Tú estás entrando a tu Gran Liberación. Pareciera que estás en las angustias del dolor, pero renacerás en una gran paz, salud, felicidad y prosperidad. Damos alabanzas y gracias porque quien habla es la Sabiduría de Dios —“La Magna Presencia YO SOY”.

El Niño Cristo que te envuelve, América, ha crecido en Majestad y Poder. Ya no importa, sino que comanda la obediencia de todo lo externo al servicio de la Presencia Interna. El Poder del Amor Divino te gobierna y consume todo la que no es de su clase. ¡América! Damos alabanzas y gracias porque tú eres una Gran Joya en el Corazón de Dios, la Lámpara de Iluminación encendida por la “Magna Présencia YO SOY”, el Cáliz, la Copa de Cristal que, en su Puro Esplendor, sostiene la Liberación, la Paz, la Salud, la Prosperidad y la Iluminación de todos aquellos que permanezcan en tu abrazo. Que todo el mundo sienta tu Esplendor y sea bendecido por Él. ¡Paz! ¡Paz! ¡Paz! Y en la tierra, buena voluntad al hombre.

Artículos relacionados

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

América, TE AMAMOS - Decreto de agradecimiento

¡Oh, América, TE AMAMOS! Magna Semilla de la Manifestación Eterna de Dios, te alabamos y te damos gracias porque eres sostenida y gobernada sólo por Dios.
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. Enseguida recargue la página.
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend