Ejercicios PrácticosGabriel SilvaVideos

MEDICINA CÓSMICA para sanar a otras personas

Lección 26.2

Clic para ver la primera parte.

Sanar a otro ser usando la medicina cósmica – paso a paso

La medicina cósmica es una técnica de curación que puede llevarse a cabo de forma individual o grupal, es decir, puedes tener a varios pacientes a la vez, por ejemplo, los integrantes de tu familia. Si eres el único sanador presente, debes considerar no tener muchos pacientes a la vez, ya que la efectividad de tu concentración puede disminuir al intentar concentrarte en varias personas al mismo tiempo. O bien, trabajar en conjunto con otros sanadores para curar a una sola persona o a un grupo de ellas.

Recomendaciones:

  1. El paciente debe estar acostado preferiblemente y el sanador o sanadores deben conservar una postura erguida o de meditación.
  2. Puede hacerse en silencio o armonizar el ambiente con música relajante, se recomienda mucho la música mantránica.
  3. Si es posible, indica al paciente que durante todo el proceso se visualice lleno de luz, que la parte afectada de su cuerpo, mente o emociones, se vuelve luz radiante de color blanco. Indícale que se visualice transparente y luminoso en todo momento. Si tu ya aplicas otro tipo de curación energética en tus pacientes, también puedes indicarles que lo hagan, el beneficio recibido será mucho mayor.

Paso 1: El sanador debe estar en equilibrio

Por supuesto, el efecto curativo no tendrá el mismo efecto si lo ejecuta una persona poco preparada en su trabajo espiritual, que si lo ejecuta una persona que ha adelantado un trabajo espiritual consciente mediante los ejercicios vistos en pasadas lecciones: Ejercicios psico-físicos, toma de energía y protección, respiración pránica, visualización y meditación contemplativa.

Estos ejercicios purificadores, capacitan al sanador para que la energía divina fluya a través de él con mayor facilidad y efectividad.

El sanador debe poseer reverencia por la vida, humildad y gran ética personal. Debe ser consciente de su estado interno y no manejar la energía si se encuentra desbalanceado. El sanador debe tener una gran reverencia en la invocación de las energías, recordando que solo es un instrumento del Padre creador para llevar a cabo estos trabajos de curación en sus tres niveles: físico, mental y espiritual.

Paso 2: Solicitar el permiso del ser crístico y la presencia YO SOY

Ya sea que lo manifieste verbalmente o no, el paciente no siempre coopera con la terapia de curación, puesto que vive dentro de un mundo ortodoxo y no podría aceptar que, a través de la energía, un órgano físico sea curado. En este caso le hablaremos a su ser Crístico pidiéndole para que este hermano pueda comprender que el dolor físico y las enfermedades han sido generadas por él mismo, a través de memorias recalcitrantes, pensamientos, sentimientos y acciones discordantes; Se le debe hablar a su ser crístico mentalmente solicitando permiso para efectuar el trabajo de curación y que la energía fluya de acuerdo a su voluntad divina; ya que la enfermedad que padece éste ser, bien podría deberse a una programación de tipo kármico en la que no es posible interferir.

“Amada presencia YO SOY y amado santo ser crístico en esta persona (di su nombre), te invoco para que hagas fluir la energía curativa para que él o ella pueda alcanzar la armonía y el equilibrio perfecto. Pido que esto sea realizado en armonía con todos, bajo la gracia divina y de manera perfecta, que así sea”.

Puede darse el caso que queramos enviar energía curativa a una persona que se encuentra lejos, en ese caso también habremos de solicitar permiso a su cristo interno. La persona en cuestión, bien puede estar enterada o no que pondremos en acción esta practica curativa. La energía le llegará de manera perfecta según sea nuestro nivel de concentración y hasta donde su ser interno lo permita.

Recordemos que la energía enviada, no parte de nosotros, sino de un impulso generado a niveles superiores desde su propia presencia YO SOY, haciendo descender sobre ella parte de las dadivas que por cuenta propia no ha podido descargar.

Paso 3: Invocación a los seres curadores

“Amados maestros y seres de luz del rayo verde, Mesmer, Hilarión, Madre María, Arcángel Rafael, amado Cervatus jefe de los ángeles curadores, Visa y Cristal, pido su asistencia en esta terapia de curación. Cúbrannos (al sanador y al paciente) con su energía todopoderosamente activa para que revitalice, purifique y ascienda nuestras células y cada partícula de nuestra composición”.

Paso 4: Construcción del quirófano y la camilla

Salimos en consciencia proyectada elevándonos a un par de kilómetros, conformamos una habitación de energía electro radiante de color blanco. Conformamos una camilla de luz electrónica pulsante de color verde, y atraemos al paciente a este lugar.

Paso 5: Luz violeta y blanca

Hacemos descansar al paciente en la camilla de luz verde y llenamos la habitación con llama violeta que consume todo tipo de imperfección. Sostenemos la imagen del paciente perfecto y luminoso por un momento, viendo cómo se queman y disuelven todas las apariencias de enfermedad. Elevamos el fuego violeta al corazón de su presencia YO SOY, y hacemos el mismo proceso con la luz blanca. La luz blanca limpia y purifica toda la energía aún no transmutada, devolviendo al paciente su brillo y salud original. Luego de unos instantes, elevamos la luz blanca al corazón de su presencia YO SOY.

Paso 6: Luz verde

De la camilla de luz verde se desprenden miles de hilos luminosos que se conectan al paciente, irradiando sus órganos, células, átomos, chakras, aura y todo su ser. Este es el punto más importante, el beneficio obtenido radica en la atención firme, armoniosa y sostenida sobre una imagen perfecta del paciente. Debemos observarlo luminoso, perfecto, radiante, transparente y lleno de vitalidad. Luego de haber sostenido allí la atención por unos minutos, elevamos la luz verde a su presencia YO SOY para ser sublimada en pureza y perfección.

Paso 7: seres curadores

Observamos a los grandes maestros, elohims, ángeles y arcángeles alrededor del paciente, solicitamos con humildad, amor y reverencia que lo limpien, sanen y purifiquen completamente. Nos visualizamos disponiendo nuestras manos hacia adelante para ser coparticipes de este momento de curación junto a estos grandes seres. Visualiza al paciente perfecto y luminoso en todo momento.

Paso 8: Protección para el paciente y para el sanador

Retiramos al paciente de la camilla, y la vemos elevarse junto con el quirófano hacia la Primera Causa para ser consumidas y liberadas. La misma protección aplicada al paciente aplícala también para ti. Lo envolvemos con una esfera de luz rosa y oro rubí de amor divino, sanación y confort, con una esfera azul radiante de protección invencible, con una pirámide verde de salud perfecta, y una estrella de seis puntas de color dorado destellante por encima de su coronilla para que pueda despertar su consciencia y reciba la iluminación que tanto necesita.

Regresamos el paciente a su cuerpo físico, viéndolo desde arriba sano, feliz y con su conciencia iluminada. El sanador (continuando en estado alfa), se eleva en meditación hacia la fuente cósmica para recargar su energía, ser vitalizado y dar gracias al Padre Creador en ese momento de gracia divina.

Paso 9: Palabras finales

Nos recargamos en la fuente maravillosa de nuestra gran presencia YO SOY. En seguida, envolvemos al planeta en una esfera radiante de luz verde, deseando que todos los seres puedan manifestar la salud que tanto necesitan. Descendemos, entramos al cuerpo físico por la coronilla y dirigimos unas palabras a nuestro paciente de forma audible o mentalmente dependiendo el caso:

“En el nombre, poder y autoridad de la Presencia de Dios que YO SOY en ti querido hermano o hermana, te doy el poder de controlar tu energía de manera perfecta. Eres un ser de grandes cualidades, capacidades y virtudes divinas que el Padre ha depositado en ti como un voto de fe y esperanza. Busca el reino de Dios y su justo uso y todo lo demás te será dado por añadidura. Recuerda amado hermano, todo aquello que siembres habrás de cosechar. Cuando piensas, sientes, hablas y actúas regido por la rectitud y el amor, la Presencia de Dios en ti te llevará al logro de la paz, la armonía y el equilibro, al logro de la verdad, la sabiduría y el amor infinito. Amado hermano, te envío la plenitud de mi amor divino para bendecirte y desearte que prosperes. Padre celestial, hágase en él tu voluntad divina”.

Este tratamiento puede hacerse en presencia del paciente o a distancia, esté él consciente o no de este regalo de curación. Ante todo, debemos pedir permiso a su Santo Ser Crístico y a su Presencia YO SOY, y proceder siempre con humildad y desinterés; con amor divino y sobre todo en SILENCIO y profundo secreto, sin esperar algo a cambio; sin pregonar y sin pregoneros. Para que nuestro Padre que todo lo ve y lo sabe, sea la verdadera recompensa de un acto realizado con amor.

Lo importante es la auto purificación

• La energía curativa que descargamos sobre otras personas funciona maravillosamente, ayuda a estabilizar sus vehículos inferiores y sus chakras, limpia sus esferas mentales y deshace las obstrucciones energéticas. Sin embargo, la invitación es a auto sanarse mediante el uso de las herramientas ya explicadas. La energía divina funciona, pero a menos de que el individuo no se auto purifique voluntariamente, eventualmente la enfermedad volverá a manifestarse en él.

• Como la humanidad aún no ha alcanzado un dominio maestro sobre la energía, el individuo no debe dejar de lado la medicina tradicional y conocimiento científico de las personas capacitadas.

• Recuerda que el nivel de efectividad curativo depende en gran medida de la pureza del sanador, por eso, purifica todo tu ser antes de servir como intermediario purificador para los demás.

Te invito a suscribirte al canal para recibir actualizaciones 🙂

Suscribirse al canal
Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

MEDICINA CÓSMICA para sanar a otras personas

La medicina cósmica es una técnica de curación que puede llevarse a cabo de forma individual o grupal, es decir, puedes tener a varios pacientes a la vez
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend