fbpx

Ángeles y Elementales | Gran recopilación

yosoyespiritual yosoyespiritual 3.7K vistas Escribe tu comentario 56 minutos de lectura Enseñanzas


EL REINO ANGÉLICO

El Reino angélico consiste en Arcángeles, Serafines, Querubines, Devas y Ángeles.

Los Ángeles son Seres totalmente puros y perfectos, que crecen en tamaño y capacidad a través del servicio. Su Servicio es para con la humanidad, y se extiende tanto a los individuos encarnados como a desencarnados que habitan los Ámbitos Celestiales.

Los Ángeles tienen el cabello dorado o de color claro, y son extremadamente hermosos. Un Ser Divino los imbuye con una Virtud Divina en particular, y la irradian a una persona o condición que necesite asistencia. Existen Ángeles de la Fe y la Protección, de la Sabiduría, del Amor Divino, de la Pureza, de la Consagración, de la Sanación, de la Paz, de la Invocación de la Llama Violeta, de la Llama Azul, de la Llama Rosa y de las demás Virtudes Divinas. Son portadores de la Virtud del Ser que los creó.

Ojalá la humanidad pueda algún día saber lo que los Ángeles y Devas han hecho al conducir la radiación del cielo a través de la atmósfera inferior de la Tierra, haciendo que el mismo aliento físico, inspirado por las fosas nasales, sea dador de vida en vez de ser cargado con un verdadero veneno que destruiría la forma física.

Puesto que los Ángeles realizan y manifiestan su Plan Divino, no necesitan afanarse. Ellos solo brillan. Son la obediencia encarnada. En silencio, dispuestos y en obediencia gozosa, responden instantáneamente a un llamado. Los Ángeles custodian e irradian energía. Al custodiar la energía, ellos envuelven su amor divino alrededor de una corriente de energía para que no se disipe, y para que ninguna fuerza destructiva pueda utilizarla. Por ejemplo, los Ángeles del Ceremonial recogen y cuidan la Energía que los estudiantes en sus clases califican constructivamente.

Ya que los Ángeles irradian una cualidad específica, ellos expanden esa virtud en la humanidad. Por consiguiente, podemos llamarlos y pedirles que expandan una virtud particular dentro de nosotros. Dicha virtud puede desarrollarse inmediatamente en nosotros o existir en un estado latente.

Los elementales crean formas, los Ángeles vitalizan la forma a través de los sentimientos. Si bien los elementales responden y reflejan los pensamientos de la humanidad, los Ángeles responden a integrantes del Reino Angélico y no asumen ni expresan las cualidades humanas cuando sirven a la humanidad. Sin embargo, cuando la discordia es demasiado grande, puede que resulten incapaces de aguantar el esfuerzo y sostener su virtud, de esta manera, se vuelven deficientes en su radiación. Entonces, retornan a un Templo de las Siete Esferas Internas, en donde son recargados e imbuidos con la cualidad que están destinados a irradiar.

LA EVOLUCIÓN DE UN ÁNGEL

Los Ángeles evolucionan a través de la asociación con el Reino elemental y la humanidad. También evolucionan mediante la custodia y el control de la energía. A través de dicho servicio, los Ángeles pueden convertirse en querubines, Serafines, Arcángeles, y finalmente, grandes seres quienes vigilan y protegen planetas, galaxias y grandes sistemas de mundos todavía por nacer.

El Arcángel Jofiel trabaja con el Reino Angélico en Su Templo, en donde los ángeles más pequeños son instruidos en cómo atraer la radiación y cómo irradiar un sentimiento. El Deva o instructor a cargo irradiará un sentimiento, quizás la Fe. El color y poder de esta cualidad pasa desde Su cuerpo y es instantáneamente recreada en los mundos de sentimientos de los pequeños Ángeles, quienes se entretienen y absorben su cualidad y virtud y son felices.

A medida que crecen, recorren una corta distancia desde el templo, y la cualidad de la virtud que han absorbido pasa por sus cuerpos sin ninguna resistencia o control, conformando pequeñas chispas de luz de la cualidad y color del sentimiento. Cuando aprenden a sostener la virtud por un período de tiempo más largo, entonces se les asigna algún Deva miembro del Reino Angélico que está a punto de entrar a la atmósfera de la Tierra. Se les pide que sostengan la cualidad (Fe o lo que sea) dentro de sí hasta que el Ángel señale alguna corriente de vida sobre la Tierra que necesite de esa cualidad y luego, los dirige a verterla. Algunas veces son capaces de sostener la radiación y algunas veces no, ya que están en entrenamiento. Si son capaces de seguir adelante, entran a la atmósfera de una ciudad y la guardiana Silenciosa de esa ciudad los dirige a un hogar, donde quizás una madre está cuidando a un niño enfermo. Al pequeño ángel se le instruye para liberar la cualidad (de la Fe) dentro del mundo del sentimiento del necesitado, y así presta el servicio para el cual fue creado.

La Fe del Pequeño Ángel es un regalo al ser humano, y el ser humano siente la presencia del Ángel en una oleada de nueva esperanza y confianza, pero ni lo ve ni conoce a su pequeño visitante celestial, porque el pequeño Ángel se apura rápidamente de regreso al aura protectora de su director, el contingente completo regresa apresuradamente al sol o templo de donde vinieron.

Así, los pequeños ángeles crecen hasta que tienen suficiente control de la energía para que se les ponga a cargo de un hogar, una iglesia, un hospital o institución de alguna clase. Y allí permanecen, atrayendo la energía pura desde la Deidad para bendecir a las personas y ayudar a disolver sus cargas, atendiendo a todos sus llamados sinceros, escuchando sus oraciones y tratando de entretejer esas energías en un gran pilar de luz hacia arriba para llevarlas a las grandes alturas donde podrán ser escuchadas y respondidas por los Maestros Ascendidos, permitiendo que Dios actúe.

En raras ocasiones los Ángeles han encarnado. Obligados por las mismas leyes al igual que cuando la comunidad encarna, las Bandas del Olvido son puestas alrededor de su conciencia y generalmente no recuerdan que originalmente pertenecían al Reino Angélico. Ejemplos de miembros encarnados de este Reino son el amado Serapis Bey ahora Chohán del Cuarto Rayo (Serafín), y la amada Madre María, la madre de Jesús, la Llama Gemela del Arcángel Rafael, ahora sirviendo con Jesús como Co-Jerarca del Templo de la Resurrección.

ARCÁNGELES, SERAFINES Y QUERUBINES

Toda la Hueste Angélica está bajo la dirección de los siete Grandes Arcángeles. Después que la Tierra fue creada, la Hueste Angélica fue enviada para vigilar y nutrir la naturaleza espiritual de la humanidad, para irradiar las siete Cualidades Divinas dentro de la Conciencia Divina que la humanidad desarrolla. Esto ayuda a desarrollar la maestría consciente.

Los Arcángeles dirigen Legiones de Ángeles. Cada uno de los Siete Arcángeles encarna, guarda e irradia Virtudes Divinas de uno de los Siete Rayos. Para lograr la Ascensión, el chela debe dominar estas Virtudes Divinas de los Siete Rayos.

Los Siete Arcángeles fueron los primeros en ocupar los cargos de Chohanes de los siete Rayos de Poder Creador. Ellos encarnan SENTIMIENTOS de Dios Padre-Madre, así como los Elohim encarnan las CUALIDADES MENTALES. Por invitación de Saint Germain, por primera vez en centurias, los Siete Arcángeles vinieron en la década de los 1950s y dictaron sendos discursos a los estudiantes del Puente a la Libertad.

El nombre de los Arcángeles y sus Archaíí (Arcangelinas, sus Complementos Divinos) son:

Rayo 1 – Arcángel: Miguel – Arcangelina: Fe.

Rayo 2 – Arcángel: Jofiel – Arcangelina: Constanza.

Rayo 3 – Arcángel: Chamuel – Arcangelina: Caridad.

Rayo 4 – Arcángel: Gabriel – Arcangelina: Esperanza

Rayo 5 – Arcángel: Rafael – Arcangelina: María

Rayo 6 – Arcángel Uriel – Arcangelina: Doña Gracia.

Rayo 7 – Arcángel: Zadkiel – Arcangelina: Santa Amatista

Las actividades específicas de cada uno de los Arcángeles serán consideradas en la lección de los Siete Rayos.

Los Serafines son los guardianes de las energías de los Grandes Seres y están siempre en actividad con los Elohim en la construcción de planetas y sus centros espirituales. También sirven como Mensajeros de los soles de una galaxia.

Los Serafines se mueven en grupos de siete, en una formación en forma de “V”. Cuando los Serafines se mueven por los cielos o la esfera de la Tierra, emiten una Luz Blanca y muchas de las estrellas fugaces y cometas que han sido registrados por la ciencia, no son sino el veloz tránsito de un grupo de Serafines a través de la atmósfera superior. Su estatura varía de dos a cinco metros. Sus caras y cuerpos son exquisitamente hermosos, y tienen una línea en el mentón que denota tremenda fuerza y determinación.

Los Querubines, más grandes en tamaños que los Ángeles, tienen las mismas cualidades, pero tienen mayores responsabilidades. Los Querubines son la guardia y protección de grandes corrientes de energía atraídas por Seres Ascendidos y Cósmicos. Ellos sirven mayormente en los niveles internos. Ha sido solo en los últimos años – debido a la necesidad de la hora y al “Impulso Cósmico” bajo la cual todas las fuerzas Cósmicas hacen un último esfuerzo concentrado para despertar a la humanidad – que los Querubines tratan y sirven a la humanidad. Por ejemplo, la Querubina Lovelee vino para guardar y proteger las energías de la Dispensación del Puente a la Libertad.

Los querubines pueden convertirse en Ángeles Devas. Hay Ángeles Devas sobre los hospitales e iglesias, guardando las energías y dando asistencia.

EL ÁNGEL GUARDIÁN

Aquellos que han jurado lograr su Ascensión en esta encarnación, tienen disponibles muchos ayudantes benéficos, que, de aceptarlos y utilizarlos con Amor y Gratitud, los asistirán grandemente en el cumplimiento de esta meta.

Uno de tales ayudantes provisto por Dios en su infinito Amor por Sus hijos, el Ángel Ministrador, también llamado el “Ángel Guardián”. Hace millones de años, cuando por primera vez encarnamos, un Ángel se ofreció de voluntario ministrándonos ayudarnos en nuestro viaje, en nuestro objetivo de expresar a Dios en una esfera de vibración más baja, en un planeta. Este hermoso Ser nos ha servido en todas las necesidades, encarnación tras encarnación, a pesar de nuestras transgresiones y mala calificación de la energía. ¿No es ahora un buen momento para reconocer este servicio desinteresado y dar nuestra gratitud ilimitada por este regalo sin precio prestado durante eones?

Antes de unirse a nuestra corriente de vida individual, este Ángel fue entrenado en los Niveles Internos para éste esfuerzo específico. De este modo, nuestro Ángel Ministrador está muy al tanto de la tarea del Individuo, a saber, expresar las Virtudes Divinas de los Siete Rayos (que son iguales a las Siete Esferas Internas, nuestro salón de clases anterior, por el que pasamos antes de encarnar en la Tierra).

Todos en la tierra, incluyendo los “rezagados” tienen un Ángel Guardián. Este Ser Angélico ha prometido quedarse con nosotros hasta que alcancemos la Ascensión. El reconocimiento, aceptación, gratitud y cooperación consciente con los Ángeles Guardianes no sólo nos ayudará en nuestro desarrollo espiritual ¡sino también contribuirá a Su evolución! Hacemos esto deteniendo nuestras actividades unos cuantos minutos al día, vertiendo nuestra gratitud a este Ser desinteresado, dándole la bienvenida a su servicio. Al hacer esto el Ángel podrá asistirnos veinticuatro horas al día, en vez de únicamente durante la noche. El amado Jesús, la Madre María y Saint Germain cooperaron con su Ángel Ministrador y fueron grandemente bendecidos por esta relación.

Todos los Ángeles Guardianes sirven bajo el comando de Uriel, el Arcángel de la Ministración. Ellos han asistido a cada individuo durante millones de años, y continúan siendo entrenados y revitalizados en los más altos salones de clases para asistirnos mejor.

Podemos expresar las Virtudes divinas de los siete Rayos invocando a los Ángeles Ministradores para que nos ayuden a desarrollar las siguientes facultades:

1.- La VOLUNTAD y el DESEO de servir a Dios y a toda su creación.

2.- El desarrollo de las facultades de DISCERNIMIENTO y SABIDURÍA del Segundo Rayo; la percepción del reconocimiento del más alto nivel de la Verdad, tal como escoger entre diferentes descripciones de la Enseñanza de los Maestros Ascendidos.

3.- La exteriorización y sostenimiento de los sentimientos de AMOR DIVINO, COMPASIÓN, TOLERANCIA, PACIENCIA Y COMPRENSIÓN.

4 .- El sostenimiento de la PUREZA del concepto Inmaculado viendo toda la Creación de Dios en la forma en que Dios la mira, pura y perfecta, sin discordia; negando la inarmonía del “mundo aparente”.

5.- La asistencia en la CONSAGRACIÓN Y CONCENTRACIÓN para perseverar. Reflexiona mucho en la vida de Jesús. Piensa como Él ejemplificó el espíritu de darse así mismo todo el tiempo. Reflexiona sobre la vida de la Madre María y observa como dicho Ser consagrado ha bendecido a toda vida asistiendo en la creación del corazón físico de cada corriente de vida encarnada. Date cuenta que hay virtudes, talentos y poderes que Dios te ha prestado, por los cuales algún día deberás rendir cuentas. Decreta que los Mostradores-del-camino de la raza no sean culpados por los pecados de omisión en esta hora crucial. Aquí las actividades de Re-consagración por el Amado Arcángel Rafael juegan parte importante en el sostenimiento de la constancia del Ángel Guardián al mantener Su sentimiento entusiasta.

6.- Tener PAZ Y CURACIÓN. Estos Ángeles Ministradores son conductores naturales tanto de la Paz como de la Curación, pero a veces es difícil lograr que la humanidad se aquiete lo suficiente en pensamiento y sentimiento para recibir estos regalos. Aun cuando el cuerpo físico duerme por la noche, su aura todavía está moviéndose alrededor, el alma lanzándose de aquí y para allá en varias direcciones, siempre en búsqueda de alguna clase de felicidad. Es parte del servicio de éste Ángel Ministrador el aquietar los sentimientos, mente, memoria y cuerpo de carne y traerles Paz.

7.- Finalmente, los Ángeles Guardianes están muy poderosamente desarrollados en el Rayo de la Invocación. Por supuesto tienen acceso constantemente a la Virtudes de la Deidad, y debido a que tienen constantemente el Don Divino de la Visión Interna. Saben exactamente que requiere la corriente de vida a quién se han ofrecido servir. Por tanto, de tiempo en tiempo, cuando la Ley Cósmica lo permite (de acuerdo a las obligaciones kármicas del alma concerniente), estos Ángeles invocan la ayuda de los Seres Ascendidos y los Poderes de la Luz para atraer la asistencia particular que dicha corriente de vida requiere en el momento.

El Ángel Guardián nos asiste todo el tiempo, durante la encarnación y durante el período de tiempo en que no estamos encarnados. Debe recordarse que cuando quiera que en nuestros centros de sentimientos están activos – ocurre despiertos, soñando, o cuando no estamos encarnados- estamos creando karma. El Ángel Guardián está obligado a estar con nosotros todo el tiempo y a ofrecer asistencia en proporción directa a la asistencia solicitada y bienvenida. La asistencia es mayormente en la forma de proyección de Rayos de Luz revestidos con una virtud divina en particular. En ocasiones, el individuo también recibe sentimientos de advertencia y “soplos” cuando no hace cierta cosa.

Esfuérzate conscientemente en hacer amistad con tu Ángel Guardián. Cuando lo hagas, te encontrarás gradualmente dejando ciertos hábitos destructivos que has tenido desde que naciste en esta encarnación, esos hábitos algunas veces vienen en tu corriente de vida quizás desde muchas centurias atrás. Entonces empezarás a entrar en esa nueva era en tu vida, de vivir más agradecido, donde tu Santo Ser Crístico podrá expandirse a través de ti en juventud, belleza, honor y dignidad.

El amado Arcángel Rafael dijo recientemente que los hábitos y momentos en las edades se han convertido en corrientes poderosas de energía, algunas veces realmente “ríos” de fuerza. Sin embargo, no hay nada más poderoso en este Universo que los sentimientos de la Gracia y Paz. ¡El hombre vivo más fuerte es aquel que puede sostener la Paz al frente de toda irritación, y el más débil es aquel que no puede sostener dicha Paz! De esta manera, nunca se diga en tu presencia que una persona pacífica es débil. No el de un tipo letárgico sino en un individuo verdaderamente pacífico, Gandhi por ejemplo, no fue una persona letárgica, es un poder para Dios en este mundo físico de apariencias. El Amado Rafael asiste al Ángel Guardián para recuperar su balance de energía. Así, re-consagrado, el Ángel regresa al servicio con entusiasmo renovado.

¡Recuerda! tú tienes un Ángel Guardián personal que ha de estar contigo durante muchas centurias. Al llamarlo, permite ahora a ese Ángel Ministrador ungir diariamente tus cuatro vehículos con su sustancia y sentimientos de Amor Divino, Luz y Gracia, ayudándote así a mantener la Paz sostenida, a pesar de cualquier apariencia humana o agravantes. Dale tu completa atención tan solo por unos pocos minutos cada día, aceptando conscientemente durante ese tiempo en tus sentimientos la ayuda que Él desea darte.

Si no fuera por estos Seres trascendentales de Luz y Amor que se han auto-entregado a la humanidad aquí, ¡muchas corrientes de vida hace tiempo se hubieran autodestruido completamente! Dios Bendiga a los Ángeles Guardianes, a todos y cada uno de ellos benditos; y Dios Bendiga a nuestros Amados Uriel y Doña Gracia, por su poder sostenedor de amor y Gracia por la Vida.

A LOS ÁNGELES

Ángeles del Amor, Ángeles de la Paz, a ustedes nuestro llamado.

Ángeles de la belleza, Ángeles de la Gracia.

Vengan con la perfección que nos hace a todos libres.

Ángeles de la Llama Rosa, Confort y Alivio, Ángeles de la Curación, a ustedes cantamos, Ángeles de la Amabilidad y la Felicidad, aceptamos los regalos que traen.

Ángeles de la Sabiduría, Ángeles de la Verdad, a ustedes enviamos nuestro llamado.

Ángeles de la Victoria, Ángeles de la Alegría, vengan con la Perfección que nos libera a todos.

Ángeles de la Llama Dorada, de la Iluminación también, Ángeles que bendicen, a ustedes cantamos.

Ángeles del Equilibrio y la Maestría, aceptamos los regalos que traen.

Ángeles de la Fe, Ángeles del Padre, a ustedes enviamos nuestro llamado.

Ángeles del Valor, Ángeles de la Fuerza.

Vengan con la perfección que nos hace a todos libres.

Ángeles de la Llama Azul, Buena Voluntad y Salud, Ángeles de la guarda, a ustedes cantamos, Ángeles del servicio y la Unidad.

Aceptamos los regalos que traen.

Ángeles de la Liberación, Ángeles del Amor, a ustedes enviamos nuestro llamado.

Ángeles de la Misericordia, Ángeles del Equilibrio, vengan con la perfección que nos libera a todos.

Ángeles de la Llama violeta Transmutadora, Ángeles que perdonan, a ustedes cantamos, Ángeles de la Justicia y el Éxito Divino, aceptamos los regalos que traen.

Ángeles de la vida, Ángeles del cielo, a ustedes enviamos nuestro llamado.

Ángeles de la Llama Verde, Oro y Rubí, vengan con la perfección que nos libera a todos.

Ángeles del Fuego Blanco, de la Pureza también, Ángeles que elevan, a ustedes cantamos. Ángeles de la Llama de la Ascensión de Dios, aceptamos los regalos que nos traen.

EL REINO ELEMENTAL

Cuando la Tierra fue creada, fue hecha hermosa por el Reino de la naturaleza. Bajo la supervisión de la Amada Virgo, Directora del elemento tierra, Amarilis Diosa de la Primavera Y el Mahá Chohan, Gran Señor de los siete Rayos, se confeccionaron flores hermosas, arbustos y árboles. El Poderoso Neptuno, Director del elemento agua, creó las aguas cristalinas; la Amada Aries, Directora del elemento aire, hizo el aire que los hijos de la Tierra respiran. Los Ángeles vinieron como guardianes de las Virtudes Divinas, y para los Tres Reinos, elemental, angélico y humano, el Plan Divino consistía en servir juntos desarrollándose cada cual siempre hacia arriba, hacia la Gran Perfección.

Los elementales fueron creados para servir a la humanidad a través de su elemento particular; las Salamandras a través del fuego, las Ondinas a través del agua; las Sílfides y Hadas a través del aire, y los Gnomos a través del elemento tierra. Algunos son llamados Espíritus de la Naturaleza y Devas de la Naturaleza. Todos estos pequeños elementalitos componen los cuerpos de los elementales superiores. Por ejemplo, cada ser humano tiene un elemental que sostienen la salud del cuerpo físico, y a su vez, ese elemental está compuesto de otros elementalitos de fuego, aire, agua y tierra que sostienen su existencia.

A medida que los pequeños elementales evolucionan y se van remontando a planos mas elevados, dejan de conformar vehículos físicos, dejan de desarrollar pequeñas tareas de la naturaleza inferior, elevándose, y desempeñando labores en los planos mas sutiles o elevados, similar a cuando un ser humano hace su ascensión.

Los elementales son los trabajadores de la naturaleza

Es a través de los efectos y usos de su vida que estos pequeños seres proveen al hombre con los ropajes de carne que usan, el agua que toman, la tan abundante comida suministrada, el aire que respiran, y todo lo necesario para sostenerse sobre la Tierra. El Plan divino era que el Hombre fuera servido con Amor, y que en retorno la humanidad vertiera Amor, gratitud y bendiciones al Reino elemental.

Si pusieras a un elemental, a un hombre y a un Ángel delante del cáliz de tu Altar, cada conciencia lo vería de la manera siguiente: el elemental vería a todos sus pequeños amigos justo en el vidrio que constituye la forma, sus caras brillantes, sus cuerpecitos sosteniendo el contorno de la copa y la base; el hombre vería el vidrio y juzgaría su valor, preguntándose si era cristal o alguna otra cosa; y el Ángel vería los Poderes del Fuego Sagrado atraídos por tu invocación y decretos, fluyendo a través de la copa. Las actividades de los tres Reinos son necesarias para tener una perfecta manifestación en este mundo de la forma.

La tierra representa la densidad, el cuerpo físico, la forma. El agua representa el cuerpo emocional. El agua constituye la mayor parte de la Tierra, el cuerpo emocional abarca la mayor parte de tu energía. El aire es tu libertad; el fuego es el Poder de Purificación e Inmortalidad.

A menudo los niños pequeños ven y hasta juegan con hadas y otros seres de los elementos, por lo que si lo dejan saber, usualmente son castigados por sus padres y otros.

Los elementales varían en tamaño, desde menos de tres centímetros hasta tres metros. Hay grandes ondinas de este tamaño en los océanos. Los elementales, en su estado natural, actúan sólo por Amor Divino. Su naturaleza es imitar o retratar lo que ven. Son esencialmente seres mentales; e-le-mental significa “mente de Dios”.

LOS SIETE ELOHIM

Los siete Elohim son seres poderosos de Amor y Luz quienes respondieron a la invitación del Sol de este sistema y ofrecieron su ayuda para manifestar la Idea Divina para este sistema, creado en los amantes corazones de nuestros Amados Helios y Vesta, Dios y Diosa de nuestro Sol físico. A través de las eras del tiempo, los Elohim han aprendido a usar con éxito los Poderes Creativos de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción, como Dios quería que fueran utilizados desde el principio. En un esfuerzo cooperativo, los Elohim exteriorizaron todo nuestro sistema en manifestación perfecta, de cuyo sistema la Tierra es solo un pequeño planeta.

Los grandes Devas de la Naturaleza sirven con los siete Elohim para crear y sostener la belleza de la naturaleza. Los siete Elohim representan las Actividades Mentales y Cualidades del Creador. En la frente de cada individuo que encarna en la Tierra, se ancla una pequeña Llama de cada una de las corrientes de vida de los Elohim. A través de esta Llama Séptuple, los Elohim dan sus facultades y conciencia a cada corriente de vida. Esto contribuye a mantener un balance y cumplir el Plan Divino en el mundo exterior.

Los siete Elohim y Sus Rayos Gemelos o Complementos Divinos son:

Rayo: 1

Aspecto Masculino: Hércules, Aspecto Femenino: Santa Amazonas

Rayo: 2

Aspecto Masculino: Casiopea, Aspecto Femenino: Minerva

Rayo: 3

Aspecto Masculino: Orión, Aspecto Femenino: Angélica

Rayo: 4

Aspecto Masculino: Claridad, Aspecto Femenino: Astrea

Rayo: 5

Aspecto Masculino: Vista, Aspecto Femenino: Cristal

Rayo: 6

Aspecto Masculino: Tranquilidad, Aspecto Femenino: Pacífica

Rayo: 7

Aspecto Masculino: Arcturus, Aspecto Femenino: Diana

LA EVOLUCIÓN ELEMENTAL

Recordemos que hay tres líneas de evolución, humana, dévica y angélica. Los elementales pertenecen a la línea de evolución dévica. El rango más alto de ésta línea evolutiva son los Devas y los Elohim. Todo pequeño elemental de la naturaleza fue creado por un Elohim, así mismo tendrá que evolucionar hasta convertirse en un gran espíritu Deva de la naturaleza o incluso llegar a convertirse en un Elohim, desde el cual volverá a repetirse el proceso mediante la creación de más vida elemental en el universo.

La vida elemental se encuentra en todas partes. Es la vida elemental la que compone todas las formas corpóreas que sirven como vehículos para la evolución de las tres líneas evolutivas: Humanos, ángeles encarnados y toda la vida animal, mineral y vegetal. Los seres elementales también son hechos a imagen y semejanza de sus Padres, en este caso, a imagen y semejanza de los Devas y Elohims, quienes son sus creadores.

El Reino elemental evoluciona desde la más pequeña inteligencia, hasta los constructores de la forma, los Devas de la Naturaleza, los Elohim, las Guardianas Silenciosas y los Directores de la Vida elemental aire, agua, tierra y fuego. Los constructores de la forma crean los cuerpos del género humano. Ellos realizan este Servicio junto a la Amada Madre María, Madre de Jesús, quién forma el corazón. Los Devas de la Naturaleza supervisan la creación de un jardín y de las montañas, valles y lagos. Los Elohim crean los planetas de una galaxia, ellos no son los planetas como tal, sino que los crean mediante sus poderes de precipitación (leer el libro: Los siete Elohims hablan de los siete pasos para la precipitación). La Guardiana Silenciosa protege el proyecto original para un planeta entero o para una galaxia. El Mahá Chohán trabaja en conjunto con el Reino elemental.

El entrenamiento de los elementales comienza en los Templos de la Naturaleza bajo la supervisión de los Devas de la Naturaleza. Ellos se reúnen y el Deva crea, de su propio cuerpo Luz, una hermosa flor o algún otro diseño, como una hoja de hierba o un copo de nieve. Entonces, todos los pequeños elementales en la clase se esfuerzan por encarnar una forma como esa. Tratan de imitar esa figura en forma, color y diseño.

Aquí los elementales aprenden a dominar todas las cualidades asociadas con la creación, el motivo y la voluntad para manifestar, la percepción de cómo hacerlo, el amor por el esfuerzo, manteniendo la claridad del diseño original, la consagración y concentración para llevarlo a cabo, el ritmo de la Aplicación, la voluntad para manifestar ese diseño una y otra vez y finalmente, la habilidad de envolver el diseño en Paz y Serenidad.

Al principio, los elementales sólo son capaces de sostener el cuadro solo por uno o dos segundos, pero finalmente pueden encarnar esa forma. Si se trata de una flor de manzana, el maestro en ese templo notifica al Deva de la Naturaleza que hay un grupo de elementales listos para convertirse en flores en un manzano en el huerto de alguien.

Suena sencillo y, sin embargo, toma siglos de entrenamiento y auto-control, no sólo de parte de los elementales, sino del maestro también. La flor de manzana huele tan dulce y la gente disfruta caminando bajo ellas. El granjero tiene la esperanza de una buena cosecha en el otoño. Las abejas son felices mientras confeccionan su miel, y el elemental está feliz porque ha cumplido con su propósito. Luego, se completa la corta estación, la flor cae y el elemental regresa a su hogar para ser felicitado, para descansar y para su posterior reasignación.

Cuando el elemental está listo para una responsabilidad mayor, como, por ejemplo, para ser un Deva de la naturaleza, puede dirigir varios elementales para producir, por ejemplo, un hermoso jardín.

Algunos elementales se gradúan a un Servicio mayor y se convierten en Devas que protegen a toda una nación. Pocos elementales son escogidos para trabajar directamente con el Mahá Chohán. En esta asociación aprenden como atraer y dirigir esas magníficas corrientes que gobiernan toda la Naturaleza. Este entrenamiento le permite a ciertos elementales hacer solicitud para la posición de Elohim. Los Elohim, en una acción combinada y cooperativa, crean los planetas de una galaxia completa.

EL ELEMENTAL DEL CUERPO, FUNCIÓN Y PROPÓSITO

Antes de encarnar por primera vez en la Tierra, cada individuo fue llamado ante el Tribunal Kármico. En una solemne ceremonia, fue unido a un elemental llamado “elemental del cuerpo”. En esta ceremonia el elemental del cuerpo asumió la obligación de quedarse con la corriente de vida particular durante cada encarnación sucesiva hasta que el individuo alcanzara la Ascensión. El propósito del elemental del cuerpo es:

1.- Cooperar con el Ser Crístico y otros elementales llamados “constructores de la forma” en la creación del cuerpo físico, desde el momento de la concepción hasta el desarrollo completo;

2.- Realizar ciertas “funciones involuntarias” del cuerpo físico, tal como respirar, y

3.- Mantener todo el tiempo el cuerpo físico, así como también el etérico, mental y emocional, en buen estado; y en todo momento hacer del cuerpo físico un templo habitable.

ENTRENAMIENTO

La pura Sustancia-Luz Electrónica y las fuerzas de los elementos se dieron para el entrenamiento del elemental del cuerpo, a quién se le permitió contemplar la perfección del Santo Ser Crístico, el cual sería el patrón que habría de construir con la sustancia del ámbito físico.

Entre encarnaciones, al alma que evoluciona, actuando individualmente en el cuerpo etérico, se le permite permanecer en cualquier ámbito o esfera donde se haya ganado el derecho a habitar mediante su uso de energía en la vida terrena; y al elemental se le libera para disfrutar de cierta libertad en el Reino elemental y descansar hasta el próximo servicio, cuando al alma se le convoque nuevamente para una nueva encarnación.

Cada individuo es fuerte en una esfera particular. El elemental del cuerpo fue escogido de la misma esfera que el individuo, en su entrenamiento previo, llamado “Viaje a través de las Siete Esferas”. Si habitó la mayor parte del tiempo en la Quinta Esfera, por ejemplo, entonces el elemental del Cuerpo se escogió de esta misma Esfera.

El entrenamiento del elemental del cuerpo se dio en los Niveles Internos. Algunos elementales están instruidos para atraer la Sustancia-Luz Universal y seguir un patrón, crear una flor de llama o alguna sencilla manifestación de la naturaleza. La cantidad de tiempo que el elemental pueda mantener el patrón en su conciencia determina la duración de la forma manifestada. Al tiempo que estos potenciales constructores de la forma incrementaban su capacidad de sostener el patrón recibido de parte de los Grandes Devas de la Naturaleza, desarrollaban la escalera de la evolución a un punto donde se les pudiera confiar la construcción del templo (cuerpo) para que pudiera alojar la Presencia de Dios.

EL JARDÍN DEL EDÉN

Al principio, la creación del cuerpo era una experiencia jubilosa y feliz. Después que la Presencia proyectaba la Llama Inmortal dentro de la célula anaeróbica, el elemental del cuerpo atraía los elementos necesarios y recreaba, perfectamente, el diseño y Patrón del Santo Ser Crístico. Las formas de carne de esas primeras épocas eran hermosas más allá de toda descripción verbal, y verdaderamente prevalecía una Edad Dorada de belleza. El cuerpo etérico era el patrón que el elemental utilizaba para que este cuerpo más fino retratare la gloria total del Santo Ser Crístico, y era fácil para el elemental basarse en este patrón de tiempo en tiempo. El elemental tomaba posesión y moraba dentro del templo que había construido y cual mayordomo o guardián, mantenía las funciones que conservaban el cuerpo en un grado en que podían trabajarse (reparando, abasteciendo, etc.) y la asociación entre el habitante y el elemental era de felicidad.

LA CAÍDA DEL HOMBRE

Cuando el hombre empezó a experimentar con el uso de la energía, y a construir dentro de su cuerpo etérico ciertas formas de distorsión e impurezas de esencias, el elemental del cuerpo se confundió porque el patrón estaba distorsionado. De acuerdo a su característica básica, la cual consiste en manifestar la forma en la que fija su atención, obedientemente empezó a copiar y construir las distorsiones en la forma de carne.

Después de centurias de empeño por producir el Santo Ser Crístico a través de la sustancia provista por la corriente de vida en el cuerpo etérico, y el tremendo esfuerzo adicional de trabajar contra los apetitos y pasiones que el individuo desarrolló cuando cayó de la Pureza y la Gracia, el elemental del cuerpo pronto desarrolló una antipatía por la corriente de vida con la que estaba forzado a trabajar. De allí que el elemental del cuerpo dejó de ser un ayudante cooperador y amoroso, obstaculizando a menudo los proyectos y designios del individuo.

Cuando los Señores del Karma llamaban de nuevo a la corriente de vida que iba a encarnar, ésta usualmente aparecía en su cuerpo etérico, en el cual están registradas todas las experiencias pasadas, no sólo en la Tierra sino también en los Ámbitos Internos entre encarnaciones. Si los individuos van a prestar un gran Servicio a la Vida, los Señores del Karma a menudo le permitirán a los constructores Dévicos de la forma dar un entrenamiento adicional al elemental del cuerpo, atrayéndolo a una esfera de actividad Superior en los Niveles Internos, antes de que el alma sea convocada a encarnar. El patrón para el nuevo cuerpo es determinado por el karma, y lo que el alma ha logrado en vidas pasadas, determina la nueva apariencia del cuerpo, confort y eficacia para el alma. Esto limita la elección de los ropajes de la corriente de vida entrante. Si muchos de los registros etéricos son de naturaleza destructiva, esto causará una distorsión en la forma física.

El elemental del cuerpo también es citado en este momento, y a menudo se suscita una verdadera “escena”, porque el elemental, con todo derecho, rehúsa usar su energía para moldear y formar un cuerpo tan distorsionado como el cuerpo etérico de su socio en este largo viaje. El Ser Crístico de la corriente de vida también asiste, y el elemental del cuerpo es calmado por Su Presencia y ofrecimiento de apoyo. Luego, la sustancia que el alma ha cargado con su energía, pura o de otra forma, se le da al elemental del cuerpo para tejer dentro de la nueva forma física. Aquí, nuevamente, está bastante reticente a tomar dicha sustancia impura, y donde sea posible, salva “lo mejor” de los elementos para el exterior, poniendo la sustancia impura dentro de la forma. Esto quiere decir que le da prioridad a la belleza externa (piel, estética, forma externa) pero en el interior (órganos internos) coloca la sustancia impura.

Si en la encarnación subsecuente el estilo de vida del individuo sigue abusando de sus cuatro cuerpos inferiores por las malas comidas, carne, exceso de azúcar y sal, malos hábitos, fumar, bebidas alcohólicas, hábitos formados por las drogas, pensamientos, sentimientos y acciones inarmoniosas, el elemental del cuerpo se encontrará con una oposición constante a sus esfuerzos de copiar y exteriorizar la perfección del Ser Crístico. La relación del individuo con el elemental del cuerpo puede deteriorarse hasta el punto en que el elemental se torna abiertamente antagónico. Esto puede resultar en la desintegración temprana de las funciones del cuerpo físico, resultando en enfermedades tales como el cáncer.

COOPERACIÓN NECESARIA CON EL ELEMENTAL DEL CUERPO

Un gran amor, gratitud y entendimiento a tu elemental del cuerpo crea una afinidad entre éste y la forma física.

Recuerden que el elemental del cuerpo hace latir el propio corazón, activa el sistema nervioso, y cuida de las funciones apropiadas de los órganos de la forma física, y es usualmente condenado cuando cualquier parte del vehículo físico deja de funcionar apropiadamente. La verdad es que el uso destructivo del libre albedrío por los incontrolados vehículos, emocional, mental, etérico y físico del alma, crean un caos en el vehículo físico y el mismo elemental del cuerpo sirve constantemente reparando tal daño.

Cuando el individuo llega a un punto de comprensión, y se esfuerza en vivir por la Leyes de Pureza y Abstinencia de esas actividades que acaban con la estructura de la forma física, se da inicio a una nueva asociación y amistad entre el individuo y el elemental del cuerpo.

Esto, no obstante, no se construye en cuestión de un instante, porque las centurias de abuso y uso descuidado del templo, creado y sostenido por este elemental, no se olvidan fácilmente. Entonces, el elemental del cuerpo también debe esperar a que la envoltura etérica, sea purificada, lo cual forma su patrón. Cuando este cuerpo etérico ha sido mantenido en el Fuego Sagrado de la Llama Violeta, vuelve a tomar su patrón de Luz del Ser Crístico, el elemental del cuerpo puede rápidamente retratarlo en la carne.

Recuerden que la misma sustancia que compone la forma física, tejida del cuerpo etérico, ha sido utilizada una y otra vez en encarnaciones sucesivas, y ésta también requiere purificación para elevarse en acción vibratoria y emitir luz. Verán, por consiguiente, la necesidad del uso de la Llama Violeta y la acción de la Llama de la Pureza Cósmica; cuando esto se entienda y aplique conscientemente, tendremos de nuevo algo se esos “cuerpos duraderos”, que absolutamente no guardan registro de enfermedad, desintegración y finalmente muerte.

El Mahá Chohán ha dicho: “la Paz, la Unidad, la Armonía y la Comprensión entre los propios miembros (cuerpo, mente, alma, personalidad y Ser Divino) son esenciales para la ecuanimidad y el progreso en el Sendero”.

El pelear con el elemental del cuerpo es inútil. Consentirlo es perderlo. Conocerlo en la dignidad madura del amo de la casa, cuando le es requerido dirigir a su personal inmediato, es sabiduría.

LA PREPARACIÓN DE LA FUTURA MADRE

Muchos individuos que están a punto de convertirse en padres, no entienden el proceso complejo de la creación, dejándole esto al elemental del cuerpo y a los constructores de la forma. Sin embargo, una cooperación consciente con el elemental del cuerpo y los constructores de la forma contribuyen en gran medida a la creación del cuerpo físico que se desarrolla en un instrumento de perfección. Si las madres pudieran llegar a una compresión del papel vital que juegan en la formación de la naturaleza del bebe, la raza humana podría ser redimida mucho más rápido. Esto se hace manteniendo la mente con pensamientos limpios, puros y bellos, lavando las memorias de las impurezas del pasado, sosteniendo al cuerpo etérico, el Fuego de la Llama Violeta, y ¡manteniendo sus propios cuerpos físicos como templos del más alto Dios viviente!

Hace dos mil años, la Amada Madre María sostuvo “el Concepto Inmaculado” para la corriente de vida entrante. Jesús y Ella han ofrecido sostener este Concepto Inmaculado de la Perfecta Creación de Dios para todas las madres que les pidan hacerlo. Visualizar la luminosa Presencia de la Madre María les ayudará.

MEDITACIÓN Y DECRETOS SUGERIDOS

Fija tu atención en tu Presencia “YO SOY” y en el elemental de tu cuerpo. Vierte tu amor y gratitud a este bendito amigo, quién se ha comprometido a estar contigo hasta tu Ascensión.

Invoca la Ley del Perdón por todos los errores que hayas cometido, que han herido tu relación con el elemental de tu cuerpo.

Invoca la Llama Violeta para limpiar tu cuerpo etérico, para remover las causa, núcleos y efectos de pensamientos y acciones erradas del pasado, esto le dará al elemental de tu cuerpo un patrón más perfecto con que trabajar.

DECRETO

Poderosa Presencia “YO SOY”, Amado Mahá Chohán y Amada Madre María: Bendigan al elemental de mi cuerpo, por su servicio. Libérenlo al cierre de mi vida terrenal. Sin su amorosa presencia yo ni siquiera fuese. ¡Bendito elemental del cuerpo!

¡ASCIENDE CONMIGO!

¡AMADO “YO SOY”! (X3V)

¡POR LA PROPIA MANO DE DIOS! (X3V)

¡AHORA YO COMANDO! (X3V)

¡HAZLO HOY! (X3V)

¡HAZ QUE PERMANEZCA! (X3V)

RELACIÓN DE LA HUMANIDAD CON LOS OTROS REINOS

Originalmente la Tierra fue creada de sustancia pura, no tan densa como es ahora; había más colores translúcidos radiantes e iridiscentes. A medida que la discordia de la humanidad se fue incrementando, la sustancia de la Tierra se ensució, y se volvió más densa y oscura.

La naturaleza nunca produciría nada que fuera destructivo para la humanidad, pero como la vida elemental tiene por deber obedecer los mandatos de los individuos dotados con la Llama Triple en sus corazones, ha estado absorbiendo los pensamientos y sentimientos discordantes de la humanidad. Esto ha causado tornados, huracanes, maremotos, terremotos y desastres de la naturaleza, lo cual meramente es un esfuerzo por los seres de estos elementos de tirar fuera la impureza y discordia que el hombre les ha impuesto durante millones de años.

La materia de desecho que se ha derramado en la tierra y en las aguas, así como la energía impura que se ha vertido en el aire, han causado una presión de creación humana, no sólo en el hombre, sino en el reino elemental. Las actividades destructivas pueden ser controladas por la humanidad porque comprende la Ley y como hacer el llamado para liberar a los seres elementales de la discordia impuesta sobre ellos. Se puede invocar a la Presencia “YO SOY” y a los Maestros y Seres a cargo de este elemento y que gobiernan dichas actividades, para que dirijan y envuelvan en su Llama Cósmica, transmutando toda discordia e inundándolas con el Amor Cósmico. Luego, visualiza la Llama Violeta avanzando desde tu Presencia y los Grades Seres transmutando la discordia en paz y armonía. Observa entonces la Llama Rosa del Amor, envolviendo a los Seres de los Elementos, haciéndolos nuevamente felices y libres.

En caso de incendio, invoca a tu Presencia “YO SOY” y a la Amada Maestra Ascendida Lady Nada, para que vierta Su Radiación sobre el fuego. Visualiza esta radiación como un Manto Rosa. Se puede invocar también a Oromasis, Príncipe del Elemento Fuego.

Sabio es aquel que sinceramente se esfuerza en purificar su propio mundo y hacerse amigo de los pequeños seres de la naturaleza, vertiendo amor, gratitud, y bendiciones a estos seres tan incesantes que desinteresadamente sirven a la humanidad, si se desea protección en tiempos de crisis.

Dentro del hombre está el reino de la mente donde los elementales, respondiendo a su pensamiento, se convierten en la forma que sostiene en su mente. Dentro del hombre también está el mundo emocional, que es el reino de los Ángeles, al que ellos responden amplificando cada virtud, cada pequeña pulsación de esperanza, pureza, paz, amor o amabilidad generada dentro de los sentimientos. La mente es el centro magnético para el reino elemental; el mundo de sentimiento es el centro magnético para el Reino Angélico. Dentro de la humanidad, un día, ambos serán combinados conscientemente, y el hombre será maestro a través de la energía controlada en sus sentimientos, asociado con el pensamiento claramente dirigido, para ser un puente entre los dos grandes reinos; y algún día estos tres reinos estarán unidos de nuevo en adoración, en servicio, en evolución y en felicidad divina por la eternidad.

El reino elemental debe aprender a controlar la energía a través del pensamiento, a sostener un patrón y diseño constructivo para que tú y toda la gente puedan disfrutar la perfección diseñada en los templos de la naturaleza. El Reino Angélico debe aprender a controlar los sentimientos, para sostener dentro de si la virtud que ha escogido, hasta que se les ordene liberarla a uno que necesite de ésta.

¡EL HOMBRE DEBE APRENDER A CONTROLAR TANTO PENSAMIENTO COMO SENTIMIENTO Y, ASÍ, CONVERTISE EN MAESTRO!

Ya es hora de que la humanidad reconozca este servicio y envíe tanto al reino elemental como al Reino Angélico, el reconocimiento y amor que ellos se merecen, por su constante servicio a la humanidad. Sin el reino elemental no habría formas. Sin el Reino Angélico el hombre no podría atraer las bendiciones de Dios.

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Video sugerido