fbpx

El MaháChohán habla de Dios, la ascensión y el desapego

yosoyespiritual yosoyespiritual 992 vistas Escribe tu comentario 18 minutos de lectura Enseñanzas

LA NECESIDAD DE AQUIETARSE

(Enero de 1956)

Sólo puedo afirmar la afirmación tan repetida de Mi amado Hijo, Saint Germain: “La necesidad del estudiante, sin importar qué edad pueda tener, es aquietarse a menudo en el transcurso del día para permitir que las Energías, Directrices, Radiación y Poder de la Presencia fluyan dentro de (y alimenten a) los cuerpos inferiores y la conciencia externa”. En Oriente, la práctica de la meditación concentrada sobre la Fuente Suprema precede a toda actividad. En Occidente, donde los requerimientos de cada hora parecen exigir la atención y las energías del chela, este período de comunión espiritual a menudo se descuida, confirmándose con un sentimiento de vanagloria de la propia rectitud en cuanto a que el servicio es tan grande que literalmente no hay tiempo para “aquietarse y saber que ‘YO SOY’ Dios”.

EXTERIORIZAR LA NATURALEZA DE DIOS

(Febrero de 1955)

Es Mi responsabilidad y obligación ante la Presencia “YO SOY Cósmica, alimentar, desarrollar y exteriorizar el Espíritu Santo a través de toda corriente de vida sobre el planeta Tierra, o que pertenezca a su evolución. El Espíritu Santo es la verdadera Naturaleza de la Divinidad, y está preordenado que todo Hijo de Dios deba, en algún sitio y momento, manifestar un Espíritu Santo a través de las energías de su propio mundo. Cuando la Chispa de Divinidad indica que está lista para dar inicio a este empeño, Yo vengo a asistir en el desarrollo del Espíritu Santo de dicho individuo.

OBEDIENCIA ILUMINADA

(Marzo de 1956)

Una de las fuentes principales de la infelicidad, la frustración y la aflicción experimentadas por la humanidad, es la capacidad de desobedecer las Directrices Divinas de su propia Presencia “YO SOY” individualizada y de la Hueste Ascendida de Luz. La elección entre la obediencia jubilosa, dispuesta e iluminada a las indicaciones de la Presencia, y el uso voluntarioso o ignorante de su libre albedrío para crear imperfección, es una cuestión personal entre cada hombre y su Dios. Sin embargo, hasta que cada miembro de la raza humana llegue a un deseo personal de hacer la Voluntad de Dios, no conocerá la felicidad permanente ni el júbilo del logro victorioso —lo cual consigo trae Paz, Abundancia y Expansión Espiritual.

EL USO DEL ESPÍRITU DE RESURRECCIÓN

(Abril de 1956)

La Vida, en su esencia primigenia, es obediente a las calificaciones de la inteligencia auto- consciente (ascendida o no), de esos seres que han escogido a través de sus propios centros de pensamiento y sentimiento, desarrollar un momentum del Poder Resucitador, quienes dan ese Poder como una herencia impersonal a toda vida que viene detrás de ellos sobre el sendero hacia la redención. De esta manera, hay momentums de Sanación, de Paz, de Iluminación, de Resurrección, etc., los cuales pueden ser magnetizados y utilizados por uno y todos los Reinos a fin de desarrollar y purificar sus mundos individuales, así como también el Reino al cual pertenecen. Tal es el Espíritu de Resurrección.

Muchos seres humanos nos saben absolutamente nada de la presencia de este Espíritu, y menos aún saben cómo sintonizarse con ese Espíritu y hacerlo propio. El Reino de la Naturaleza, del cual soy supervisor, se abre ansiosa, dispuesta y obedientemente a la infusión de este Espíritu y, por su conducto, manifiesta el susodicho “milagro” de la resurrección cada primavera. Estos comparativamente pocos que ya han hecho Su Ascensión de esta Tierra (deseando dentro de sí resucitar las energías de sus mundos) también lo han utilizado, y Su Liberación y ascenso desde las sombras han probado su eficacia de actuar por ellos. En este tiempo de Pascua, cuando reconocemos a uno que probó el poder de la Llama de la Resurrección como la “superación victoriosa del último enemigo” (la muerte), esperamos encontrar a otros que también escogerán invocar y utilizar esta Llama, y encontrar los resultados prácticos en un alma, mente, cuerpo y mundo emocional resucitados.

RESPONSABILIDAD Y OPORTUNIDAD DE LA ENCARNACIÓN

(Mayo de 1956)

En el principio, la Presencia “YO SOY” individualizada proyectó conscientemente una parte de Sí Misma al mundo de las apariencias físicas a fin de expandir la perfección y belleza del Reino del Cielo sobre el planeta Tierra. El poder centrípeto de la Inmortal Llama Triple alrededor del cual se modeló el cuerpo físico, se denomina a menudo el “poder de Puro Amor Divino”. Partiendo de los elementos naturales que se encontraban en y alrededor del planeta Tierra, los constructores de la forma —junto con el Santo Ser Crístico— construyeron el cuerpo físico tan semejante a la imagen Divina (v.g. la Presencia “YO SOY” individual) como fue posible. Luego, comenzó el largo viaje que, a través del libre albedrío, causó distorsiones en el cuerpo físico y sus vehículos acompañantes (mental, emocional y etérico). El hombre está hoy en el punto en que su propio uso de la Vida lo ha ubicado. Algunos pocos desean en sus corazones regresar a su Estado Divino y asumir su Herencia Divina como hijos e hijas del Reino. Esto requiere que aprendan las lecciones que se han provisto para ellos en el salón de clases de la Vida, en el cual se han adecuado a vivir (v.g. el planeta Tierra). De esta manera, nacer en el planeta Tierra es una de tales oportunidades de aprender dichas lecciones que resultarán en Maestría personal de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción. Tengo el júbilo de darle a cada una de tales personas el aliento de vida al principio de cada encarnación, y de amablemente tomar el último aliento desde los pulmones al cierre de esa encarnación.

LOS SEÑORES DEL KARMA

(Junio de 1956)

Son pocos los seres humanos que están enterados del gran servicio prestado por el augusto gremio conocido como los Señores del Karma. De esos pocos, muchos los consideran con miedo al castigo, y sólo últimamente la gratitud y amor de la humanidad se ha elevado a este Tribunal Kármico por su servicio de misericordia más que de retribución.

EL PROCESO DE LA ASCENSIÓN

(Julio de 1956)

Primero, recordemos que el proceso de conscientemente convertirse en parte de las evoluciones que pertenecen a la Tierra, siguió a la elección voluntaria de quienes deseaban realizar la Voluntad de Dios en el mundo de las apariencias físicas. Mediante el uso de libre albedrío dado por Dios, cada individuo decidió dentro de sí ofrecerse de voluntario para conscientemente reducir la acción vibratoria de sus vehículos emocional, mental y etérico hasta el punto en que la Inmortal Llama Triple dentro del corazón pudiera atraer a su alrededor la sustancia y energía del mundo físico. Este proceso de crear un cuerpo físico partiendo de los elementos de tierra, agua, aire y fuego, requirió del uso de la fuerza centrípeta anclada dentro de la Inmortal Llama Triple de Dios que atrajo los elementos purificados de la atmósfera de la Tierra a un bello cuerpo físico, hecho a imagen y semejanza de su propia Presencia “YO SOY” individualizada. El proceso de sublimar (refinar mediante el Fuego Violeta) esos elementos conscientemente atraídos, hasta hacerlos emitir luz de nuevo, es también un proceso consciente, una ascensión gradual a la Imagen Divina que se ha distorsionado debido a la mala utilización de las facultades de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción.

PREPARACIÓN DE LA TIERRA PARA LAS NUEVAS RAZAS-RAÍCES

(Agosto de 1956)

El Designio Divino original para cada corriente de vida que escogió encarnar en el planeta Tierra, consistía en permitirle a cada individuo una encarnación bajo cada uno de los Siete Rayos. Considerando que la Rueda Cósmica gira una vez en catorce mil años, a cada Rayo se le da dos mil años para interactuar sobre la Tierra y todas sus evoluciones en su interior, sobre su superficie y en su atmósfera. El desarrollo de la Naturaleza Crística a través de la forma física requiere del sustento provisto por la vertida de cada uno de estos Siete Rayos. Por tanto, antes de que la creación en la Tierra y en su atmósfera de la impureza acumulada por quienes habían vivido sobre ella, una corriente de vida individual podía fácil y jubilosamente lograr la plenitud de su desarrollo en este ciclo de catorce mil años. Muchas de tales corrientes de vida lograron la expresión perfecta de su propia Divinidad en las primeras Edades Doradas, cuyos registros actualmente no están disponibles a las masas.

DESCARGAR EL BIEN DE TU CUERPO CAUSAL

(Septiembre de 1956)

Tan pronto como la Llama Divina individualizada se proyecta adelante desde Su Creador, tan pronto como puede realizar por sí misma y sentir la identidad de “YO SOY”, dicho individuo comienza a crear ciertos momentums de energía calificada, los cuales conforman un aura a su alrededor. Esta aura aumenta en tamaño, poder, virtud y radiación a medida que la Presencia “YO SOY” individualizada continúa atrayendo vida desde su fuente, y experimenta con los centros creativos de pensamiento y sentimiento. A esta aura espiritual se le conoce como el Cuerpo Causal de la Presencia “YO SOY”.

Cada individualización de Dios tiene una expresión distinta, diferente y empero enteramente bella de dicha gloria a su alrededor, determinada por su uso de la Vida y por la avenida particular de servicio a la cual se ha dedicado la Individualización de Dios. Esta aura espiritual es la expresión del Espíritu Santo en, a través y alrededor de la Presencia “YO SOY”. El requerimiento de la hora es purificar los cuatro vehículos inferiores (físico, etérico, mental y emocional) de todas las evoluciones que pertenecen a la Tierra, de manera que los gloriosos momentums de los Cuerpos Causales de corrientes de vida no-ascendidas puedan verter adelante sus regalos y bendiciones a la raza, a través de los seres externos de la humanidad.

LA ASOCIACIÓN ESPIRITUAL ENTRE LOS MAESTROS Y LA HUMANIDAD

(Octubre de 1956)

La conformación de la Gran Hermandad Blanca por Sanat Kumara fue propiciada por el requerimiento de la hora de re-establecer una comunión consciente entre el Ámbito de los Maestros Ascendidos y la conciencia externa de la humanidad. Cuando el velo de maya (tejido por los propios seres humanos partiendo de sus pensamientos secretos, sentimientos, palabras habladas y acciones) separó en conciencia a la humanidad de su propia Presencia “YO SOY”, del Reino de los Ángeles y de los Seres Cósmicos y Ascendidos, la humanidad quedó sumida en un verdadero estado de confusión y oscuridad externa. Esta Gran Orden comenzó la larga e ingrata tarea de empeñarse por alcanzar las mentes externas de los “pocos” que, en los recovecos de su memoria, retenían algún concepto del estado ideal en que Maestro, ángel, elemental y hombre caminaban y servían en conjunto con un propósito en común: REALIZAR EL PLAN DIVINO DE DIOS.

Después de centurias, los “pocos” respondieron y, al transcurrir el tiempo, otros se interesaron en auto-prepararse para ser reinstalados en el Reino de Dios. Cada uno de tales individuos, al lograr y sostener un estado de gracia espiritual, liberaban un emisario espiritual voluntario desde otra galaxia o sistema, para que regresara a Casa. Entonces, los nuevos miembros, a su vez, comenzaron la larga y tediosa tarea de interesar a otros en asumir sobre sí la tarea de la redención personal de las energías de sus mundos, de manera que pudieran convertirse en conductores conscientes del propósito y plan para esta Tierra. Actualmente, en vista de que estamos en momentos de un cambio planetario y universal, estamos acelerando los empeños de TODOS dentro de quienes hay un deseo por re-establecer una “comunión” consciente con el Ámbito Divino—desde donde en verdad fluyen todas las bendiciones.

Permítanme aconsejar a los chelas fervorosos, interesados y sinceros que mantengan la vigilancia sobre sus propios motivos, ya que allí yace su pasaporte para tal liberación o, por el contrario, su continua esclavitud a los deseos de los vehículos físico, etérico, mental y emocional que rodean a sus todavía contaminadas almas. El hombre no necesita de guía externo alguno — salvo por discernimiento, honestidad de introspección y humildad— para mostrarle el motivo que estimula su empeño. Mi amada Pallas Atenea y el Maestro Hilarión están particularmente interesados en ayudar a los aspirantes cuyos motivos sean impersonales y humildes, hacia una mayor realización de la Verdad por cuenta propia. Ellos saben que, en esa realización, el chela deseará servir de manera impersonal a toda la evolución, tal cual lo hacen los miembros de la Hermandad.

EL DESAPEGO A PERSONAS, SITIOS, CONDICIONES O COSAS

(Noviembre de 1956)

Tal cual he dicho repetidamente, el fundador de cualquier religión mundial trae la Verdad, los seguidores de dicha religión la entretejen en sus conceptos, ideas, patrones y métodos de adoración. Así, la pureza de la idea original a menudo se pierde debido a los fervorosos y sinceros

—si bien a menudo conducidos a conclusiones erróneas— seguidores de la Religión Mundial original. Uno de tales Seres, ahora Señor del Mundo, conocido por millones de personas como Gautama Buddha, enseñó el desapego a cosas y la doctrina de la carencia de deseos. Esto ha sido representado erróneamente por muchos de los fervorosos seguidores de Su religión.

EL RENACIMIENTO ESPIRITUAL

(Diciembre de 1950)

El primer nacimiento espiritual del hombre tiene lugar cuando es creado a imagen y semejanza de Dios partiendo del mismísimo Corazón de Dios Padre-Madre, y se le dan todos los Poderes de sus Padres-Dioses. Este primer nacimiento espiritual creó lo que se conoce como la “Presencia YO SOY”, el Arquetipo Divino. Así como en el Reino de la Naturaleza el patrón de un cedro es creado antes que la bellota, asimismo el Hombre Divino es creado antes que el hombre físico. Este “renacimiento” al que se refirió Jesús [Juan 3:3] tiene lugar cuando el Patrón Divino de la corriente de vida es plenamente exteriorizado a través de la personalidad externa, de la misma manera que el árbol de cedro se exterioriza a través de la bellota. Ambos siguen la misma Ley.

Diario de El puente a la libertad de el Mahá Chohan

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Video sugerido