60kSeguidores
363kSuscriptores
17kSeguidores

Responsabilidad y oportunidad de la encarnación | El Morya

Hay millardos de individuos cuya utilización pasada de la energía los ha calificado para aprender el uso de la vida en el planeta Tierra. Estos individuos deben esperar la citatoria del Tribunal Kármico, una vez cada año en el mes de Mayo. Allí, de una gran cantidad de individuos que por Ley, Justicia y Misericordia están destinados a encarnar, se escogen aquellos que tendrán el privilegio de entrar a las actividades de la vida terrena en los próximos doce meses.

Se puede catalogar a las almas así citadas en varias categorías. Algunas son aquellas que se han pasado el suficiente tiempo en los Niveles Internos para haber aprendido algo de sus errores pasados, y se les da la oportunidad de utilizar su sabiduría recién encontrada en una nueva vida terrena. Algunas son aquellas que están renuentes a dejar los placeres de los Niveles Internos y asumir el «yugo» de su propio karma. Algunas son los chelas y estudiantes de los Maestros que se han ofrecido de voluntarios para ayudar en una hora mundial vital.

 

LOS SEÑORES DEL KARMA

El sistema ordenado, la Justicia Divina, la exactitud absoluta en el balanceo del uso personal, planetario y universal de la vida, es LEY. Los Señores del Karma son Instrumentos de esta Ley. Los miembros de este Tribunal sirven con el propósito de darle oportunidad a cada alma de crecer espiritualmente, sublimar su naturaleza humana, desarrollar y exteriorizar la parte del Plan Divino que mejor puede expresarse sólo a través de esa corriente de vida en particular.

 

Nota: Para saber más acerca del tribuna kármico, el proceso que siguen las almas recién desencarnadas y la encarnación de nuevos seres en este planeta, haz clic aquí.

 

PREPARACIÓN DE LA TIERRA PARA LAS NUEVAS RAZAS RAÍCES

En Nuestra actividad actual, con la cooperación de corrientes de vida no-ascendidas, Nos estamos esforzando por purificar de tal manera la atmósfera de la Tierra y la conciencia de sus habitantes, que grandes almas puedan encarnar y realizar su destino sin angustia de índole alguna.

No es la Voluntad Divina del Padre Eterno que un individuo tenga que sufrir al tiempo que aprende a controlar conscientemente los centros de pensamiento, sentimiento, palabra hablada y acción en este mundo de apariencias físicas. Sin embargo, las actuales condiciones de zozobra imperantes en la Tierra, además del karma discordante de individuos que todavía están encarnados aquí, han creado mucho sufrimiento y pesar. Esto es algo que Nos esforzaremos por remediar tan rápidamente como sea posible. Luego, podremos invitar a almas puras y bellas a encarnar.

 

Tomado del libro: Diario del Puente a la Libertad – El Morya – pag 111

Hacer un aporte



Curso | Aprende a Decretar Correctamente

PRODUCTOS RECOMENDADOS


Tienda Espiritual

3 comentarios

  1. En la metafísica un chela es un estudiante discípulo de un ascendido, que se encuentra absolutamente dedicado a una causa mentora y que todos los días dedica una parte de su tiempo a esta sagrada misión. esta palabra es de origen hindú y en la antigüedad con frecuencia era escrito y pronunciado como “cheta o cheda”.

    Chela

    Chela significa “servidor”, una especie de seguidor o aprendiz de un maestro, del cual obtiene instrucciones. El vínculo que existe entre el maestro y su discípulo es eternamente sagrado, mucho más que la relación existente entre un padre y un hijo; ya que si bien es cierto que un padre le otorga el cuerpo al alma encarnante, también es cierto que el maestro fomenta a que dicha alma pueda ser y pueda ver, le enseña a comprender y a ser lo que es, en su más profunda esencia.

    La vida de los chelas se encuentra llena de gozo, de cosas hermosas, pero también se encuentra abarrotada de exigencias, que necesitan de la más pura nobleza del discípulo, para que todos los poderes del ser superior sean atraídos hacia sus actos. De esta manera podrá obtener y asentar todas esas habilidades tanto espirituales como intelectuales donde los maestros habitan.

    El llegar a la maestría es la meta del discipulado, sin embargo no debe tomarse, como la sola obtención de un beneficio, sino como todas esas facultades que habitan en el alma deben ser renovadas en servicio de la humanidad, porque ese es el camino majestuoso de la autoconquista.

    Algunos de los principios o reglas establecidas para formar parte de los chelas, son:

    Debe estar comprometido a servir al maestro incondicionalmente.

    El discípulo debe reflexionar sobre sus defectos y trabajar en ellos para poder prestar un mejor servicio.

    El chela debe manifestar su deseo de servir a Dios, colaborando con su prójimo.

    Un discípulo debe cuidarse todos los días de las influencias negativas, sean visibles o no. y sobre todo debe poner en práctica todo lo que se le enseña.

    una vez que es aceptado, el chela debe pasar por diferentes experiencias que el maestro considera como necesarias, para desarrollar y perfeccionar las vías que la corriente de la vida utiliza antes de convertirse en maestro y lograr pasar a las gloriosas puertas de la liberación eterna.

    Bibliografía
    , Redacción. ( Última edición:15 de febrero del 2021). Definición de Chela. Recuperado de: https://conceptodefinicion.de/chela/. Consultado el 13 de junio del 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Responsabilidad y oportunidad de la encarnación | El Morya

Para saber más acerca del tribuna kármico, el proceso que siguen las almas recién desencarnadas y la encarnación de nuevos seres en este planeta
 
Suscribirse al canal de YouTube