Pablo el Veneciano

Así pueden atraer la presencia de los Ángeles | Mahá Chohán

En eras tempranas —tal cual está registrado en la Biblia— los Ángeles caminaban y conversaban con los hombres todo el tiempo; y en los días venideros, esto volverá a ocurrir.

Al tiempo que los individuos escogen convertirse en co-trabajadores con la Hueste Angélica, tendrán una tremenda oportunidad de atraer esos Seres celestiales cerca de sí, a la manera única que evoca la presencia de un Ángel: LA RADIACIÓN DE AMOR.

Cuando aparece un individuo de este tipo, grandes cantidades de Seres Angélicos están siempre bañándose en el aura de dicha persona. Ustedes han visto cómo una polilla se apresura hacia la llama, pues de la misma manera la Hueste Angélica se apresura hacia una vertida armoniosa de energía —sea a través de los hombres o de la Naturaleza en sí.

Si ustedes le pidieran a los Ángeles que entraran a su mundo, Ellos traerían mucho de la liviandad y contentamiento Cósmico de los cuales requiere la personalidad suya. Ellos actúan en los cuerpos internos exactamente como el agua opera en alguna planta sedienta.

Los Ángeles constituyen un tremendo agente sanador, así como también un poder dador de Paz para las almas perturbadas.

Ustedes podrán tener tantos de estos seres celestiales como sus sentimientos permitan que entren a su asociación personal.

Si los invitan, ustedes sentirán Su presencia; y una vez que hayan sentido Su presencia, ustedes vivirán de manera tal que los mantendrá siempre al lado suyo.

Aplicación diaria: ustedes pueden comprobar esta Ley enviando adelante tantas veces como puedan durante el día, vibraciones fuertes de Amor; y sentirán las corrientes de los Ángeles regresar sobre ellas, de la misma manera que si ustedes arpegiaran un arpa y dieran una nota de armonía.

 

ATRAYENDO A LOS ÁNGELES

Mis hijos benditos:

¡Cuan preciosas resultan a Mi corazón sus expresiones de amor, las cuales vienen a Mí en sus epístolas individuales y retornan a ustedes en el rayo de sus propias dulces energías con Mi radiación y bendición, no sólo para su victoria final, sino para su verdadero confort y estímulo! ¿Han pensado que si bien Mi cargo es el de “Confortador”, ustedes, a su vez, constituyen un “confort” para Mí a través del dulce intercambio que tenemos unos con otros? Amor es la Vida misma, y todo -—desde la más pequeña molécula hasta la mismísima Deidad— responde al Amor. Cuando más Amor se vierte a la vida en general, tanto más Paz, Armonía y Bendiciones de toda clase se recibe en retorno. No se cansen del recto actuar y del recto desear. Estas actividades pagan dividendos no solamente en el “más allá”, sino en el propio diario vivir.

La Vida, tal cual ustedes saben, es una actividad de energía y vibración—un recibir y un dar. Estamos constantemente recibiendo la Vida Inmaculada a través del latido del corazón, y con igual constancia, mediante nuestros pensamientos y sentimientos individuales, estamos transmutando su cualidad a sea cual fuere la expresión que dicte el estado de ánimo del momento, cuando la totalidad de nuestros esfuerzos debería estar centrada en elevar la cualidad de nuestra energía dirigiendo conscientemente pensamiento y sentimiento puros a nuestra vida.

Frecuentemente oímos decir, “oh, cómo desearía poder ver y sentir la Presencia de los Ángeles”. Verán, los Ángeles se parecen mucho a los pájaros y al Reino de la Naturaleza en general, como el cervatillo y el conejo o cualquiera de las delicadas criaturas que representan al Reino de la Naturaleza. Si estudian la reacción de estas pequeñas criaturas a la vibración, comenzarán a entender cómo las pacíficas y delicadas vibraciones le permiten a un pájaro descender sobre las manos de ustedes, o un cervatillo echarse a sus pies; y es esta la misma vibración que se requiere para traer y sostener la Presencia de la Hueste Angélica durante su meditación, o como una presencia protectora en el hogar, o alrededor de las corrientes de vida dé Aquéllos a quienes se sienten dedicados en el momento.

El cultivar ese sentimiento pacífico en sí mismos —que pueden comprobar una y otra vez mediante la reacción del Reino físico de la Naturaleza hacia ustedes— es auto-prepararse para convertirse en co-trabajadores con el Reino Angélico y, así, contribuir en gran medida a Su vertida de Amor y Luz a la gente de la Tierra. San Francisco de Assisi podía atraer a cualquier criatura del bosque mediante Su radiación de Paz, y por Su verdadero amor por estos seres; y estaba constantemente rodeado por incontables miembros de la Hueste Angélica quienes obedecieron Su comando en más de una ocasión al proteger y sostener vidas, disolviendo plagas e impidiendo tormentas de furia catastrófica.

Por tanto, los individuos que pueden hacerse uno con la conciencia y la radiación de la Hueste Angélica, podrían entrar al centro de un tornado y devolver esa energía a la Paz; y tales personas constituirán un tremendo poder en los días venideros. Tales individuos serán también presencias comandadoras de Paz únicamente a punta de radiación, teniendo un efecto aquietador sobre las naturalezas turbulentas de aquéllos que contacten en el curso ordinario de su diario vivir. Estamos dando inicio ahora a una búsqueda a lo ancho del mundo por voluntarios, y consideramos, con gran esperanza, que podemos entrenar a suficientes miembros del Género Humano de manera que cuando las Hueste Angélica venga a la encarnación en grandes cantidades, ya se habrán establecido centros a los cuales Ellos naturalmente gravitarán por el aparentemente natural curso de los eventos.

 

Tomado del libro: El Puente a la Libertad – Mahá Chohán

Serapis Bey Editores

Etiquetas

yosoyespiritual

"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente"

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a nuestra comunidad:

Así pueden atraer la presencia de los Ángeles | Mahá Chohán

tal cual está registrado en la Biblia— los Ángeles caminaban y conversaban con los hombres todo el tiempo; y en los días venideros, esto volverá a ocurrir.
Cerrar
Cerrar

Adblock Detectado

Por favor, considere apoyarnos mediante la desactivación de su bloqueador de anuncios. Luego de desactivarlo recargue la página.
Suscribirse al canal de YouTube

Send this to a friend