fbpx

Maestro y Chela | Santo Aeolus

Cuando un ser perfeccionado centra su atención sobre un miembro no ascendido de la raza, fluye allí, desde la conciencia del Maestro, una corriente sostenida de pura substancia electrónica que es llenado con el sentimiento, el pensamiento y el mero Ser del Maestro que dirige el Rayo de Luz de Su atención. Si con la vista interna pudierais observar el proceso mediante el cual el Maestro decide verter su Conciencia dentro del aspirante; veríais como salen del Maestro, olas de Luz y color que fluyen dentro de los cuatro cuerpos inferiores del individuo, agrandando cada uno de dichos cuerpos, así como también cambiando el color y tono de la energía que el Chela descarga. Durante este proceso, gran cantidad de substancia psíquica y astral es lavada del cuaternario inferior del estudiante y nueva esperanza llena sus cuerpos internos.

Si no fuera por una conexión espiritual así entre Maestro y Chela, el peso de la acumulación individual de substancia psíquica pronto le jalaría de vuelta a la mente de la masa humana corriente, porque la pesada presión actual de la creación humana alrededor del plano de la Tierra es mayor que, lo que la fuerza de cualquier ser no ascendido puede penetrar sin asistencia. Es esta transfusión espiritual – como quien dice – del Maestro, lo que le da un ímpetu adicional de valor, inspiración, Fuerza y Amor de la Luz al Alma aprisionada para que pueda mantener abierto el Sendero ante sí.

Ahora podéis ver porque tenemos tal deseo, que la gente centre su atención individual sobre la octava de los Maestros ascendidos, sobre el Omnipresente espíritu de Dios, sobre la Hueste angélica o sobre cualquier miembro de la Hermandad Blanca, tan a menudo como sea posible ya que; esto forma un vínculo o puente sobre el cual se puede enviar el alimento espiritual que sostiene el interés del Alma y que hace de dicha Alma un centro irradiante de inspiración para otras personas. Sin un vínculo así, mis queridos Chelas, el centenario sueño de las Almas volvería a sumir a la gente de la Tierra.

El servicio particular del Maestro Ascendido es el de intensificar la Luz en el corazón del Buscador, para que con su voltaje más poderoso y expandido pueda desplegar una mayor brillantez sobre su Sendero. La cantidad de Luz dentro del Chela Determinará su capacidad para percibir y reconocer a la Verdad y el constante incremento de dicha Luz a través de los conscientemente proyectados Rayos del Maestro Ascendido, representan el medio & arbitrio, mediante el cual la Luz del Buscador puede tener la intensidad suficiente como para permitirle encontrar el objeto de su búsqueda, que no es otra cosa que la realización de su propia unicidad con el Padre eterno de todos.

Ya que el viajero puede adelantar con mayor facilidad cuando la Luz del Sol del mediodía ilumina su Sendero, que durante las horas nocturnas, cuando cada rendija y piedra es ensombrecida; igualmente puede el Caminante sobre el Sendero espiritual, lograr su viaje con mayor facilidad y seguridad, cuando los Rayos de la Hueste ascendida, combinados y enfocados, le vierten Luz espiritual sobre su Sendero, mostrándoles los obstáculos, las vallas y la línea recta.

El individuo que pretende proceder sin la asistencia de los Maestros lo podrá hacer; pero será sólo su propia Luz del Alma, la que le podrá guiar. Esto se puede comparar con uno que viaja a través de la oscuridad del bosque, con sólo la parpadeante Luz de una velita, pudiendo proceder con la seguridad de la Luz del Sol del mediodía.

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
Deja tu comentario

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Video sugerido