fbpx

Candidatos a la ascensión | Serapis Bey

Candidatos a la Ascensión

¡Candidatos a la Ascensión! ¿Qué les parece la tarea de redención? En esta encarnación, ustedes enfrentan las tareas por las cuales fervorosamente clamaron apenas algunos cortos años atrás, cuando se encontraban entre quienes procuraban encarnar, y fueron escogidos como candidatos probables para la Ascensión. Pareciera que fue ayer —a ustedes estoy seguro de que les parece un poco más lejano, ya que en esa tarea redimir las energías de la corriente de vida era tras era, centuria tras centuria, la constancia de empeños más grandes de los espíritus encarnados. Aquéllos de ustedes que pidieron la oportunidad para ser candidatos a su propia Ascensión en una vida terrenal, se ofrecieron de voluntarios para esforzarse en atraer de vuelta mediante la Ley del Círculo todas las energías enviadas por ustedes desde el principio de los tiempos. Se ofrecieron a pasar esas energías por el Fuego de Transmutación (la Llama Violeta de Amor de la Liberación y devolverlas a la pureza y perfección, ya que ésta fue la manera en que la recibieron desde el Gran Sol Central, a través del sol físico y sus propias Presencias Electrónicas.

No es una tarea pequeña de parte del Gran Tribunal Kármico evaluar la valía de un alma y su capacidad para asumir el retorno total del karma en una vida terrena. Esas corrientes de vida a las cuales les da tan grande oportunidad, son fuertes y maduras en espíritu, capaces de traer de vuelta, a través de los Fuegos de Purificación, toda las energías de los cuerpos mental, emocional, etérico y físico, antes de ser honrados con el nombre de “Candidato a la Ascensión.”

En eras anteriores, eran pocos los candidatos a la Ascensión que pasaban por las puertas del nacimiento en el transcurso de un año, ya que no había conocimiento consciente del Fuego Sagrado en el plano terrenal fuera de los Retiros. Las corrientes de vida cuya acción vibratoria y naturalezas espirituales estaban desarrolladas al punto en que podían entrar a un Retiro, eran pocas y espaciadas entre sí.

FUEGO DE PURIFICACIÓN

Por ejemplo, Amados Corazones, si ustedes hubieran pedido la oportunidad de convertirse en “Candidatos a la Ascensión” y hubieran tenido que satisfacer los requerimientos mínimos que hubieran hecho en su espíritu, alma y cuerpos externos representantes apropiados para entrar conscientemente a un Retiro (antes de que se pusiera de manifiesto el conocimiento del Fuego Sagrado de Saint Germain), en realidad ninguno de ustedes hubiera calificado. En las eras que han transcurrido, Individuos que iban a convertirse en Seres Ascendidos en el transcurso de una vida terrenal, tuvieron que estar en capacidad de entrar conscientemente a Luxor, conscientemente capaces de entrar a otros Retiros de Maestros Ascendidos en el mundo, y recibir allí el conocimiento secreto y sagrado de los Fuegos de Transmutación.

Cuando el Maestro Saint Germain recibió permiso de parte de la Ley Cósmica para traer a la humanidad de la Tierra en general el conocimiento del Fuego Sagrado de Purificación (Llama Violeta), entonces la calificación para “Candidatos a la Ascensión” bajó considerablemente, y cualquier corriente de Vida podía, mediante la proximidad a la literatura o a las conferencias, aprender acerca del uso del Fuego Violeta. De esa manera, aunque no estuvieran plenamente calificados para entrar conscientemente a un Retiro, podrían aprender cómo purificar y redimir su energía. Sin este Fuego de Transmutación (esta tremenda actividad del Rayo Violeta, según la presentó el amado Saint Germain), no hubiera corriente de vida alguna en la Tierra que todavía estuviera karmicamente atada, que pudiera completar el curso de la evolución y ascender al Ámbito Libre en Dios.

EXPERIMENTACIÓN ÍGNEA

Mucho antes de que la actividad externa de la instrucción del YO SOY llegara al conocimiento de la humanidad, Saint Germain había recibido el consentimiento del Tribunal Kármico para tratar de poner de manifiesto este conocimiento. Mucho antes de que el más Viejo de ustedes estuviera listo para la vida terrena, la Ley Cósmica sabía que el Fuego Sagrado estaría disponible en el mundo de apariencias físicas para cuando ustedes hubieran llegado a su mayoría de edad, que serían expuestos a ese conocimiento, y debido a su voto interno, su deseo de transmutar y redimir las energías de su mundo serían atraídos a esta Ley tal cual les fuera presentada, y experimentarían con el uso de este Fuego de Purificación.

Por tanto, están endeudados en gran medida con el amado Maestro Saint Germain y con todos los que están relacionados con traer el conocimiento del Fuego Sagrado de Purificación al mundo externo. Están en capacidad ahora, Amados Corazones, de llamar de vuelta al círculo de sus propios poderes gobernantes, a esas energías que han flameado por toda la faz de la Tierra durante millones de años que, permaneciendo en el ámbito astral que rodea la Tierra, sigue siendo parte de su discordia generada e imperfección, llevando el sello de la vida de ustedes (patrón electrónico). Esta energía requiere ser redimida antes de que puedan sacudir de sus pies el polvo de la Tierra y ascender a su Estado Libre-en-Dios.

NACIMIENTO Y MUERTE

Se me pide ahora que les hable acerca del tema del nacimiento y la muerte. El Tribunal Kármico me Índica que ustedes están tomando por asalto las mismísimas puertas del cielo, en un magnífico deseo por ayudar a la humanidad de deshacerse de la necesidad de tener que retomar de nuevo un cuerpo terrenal, dándole la tremenda liberación para completar su evolución en los Niveles Internos. El Tribunal Kármico desea que ustedes comprendan algo de los intríngulis del acto de misericordia que han invocado, a fin de que puedan inteligentemente —en sus Aplicaciones— prepararse para el otorgamiento de tan grande petición y la bendición de liberar estas almas de la necesidad de reencarnar. Una cosa es pedir inocentemente liberación de la humanidad de tener que reencarnar, y otra totalmente distinta es conocer las presiones que pondrán sobre sí mismos y la presión que colocarán sobre los seres en los Niveles Internos, quienes! deberán cuidar, guiar, entrenar, educar y redimir estas filas cada vez más numerosas de millones y millones de corrientes de vida.

Permítanme recordarles ahora que cada individuo ha creado cierta cantidad de lo que ligeramente se describe como “karma destructivo” en cada vida terrena desde la “Caída del Hombre”. Este karma actúa en muchos planos, determinado por cual cuerpo es el principal ofensor en el caso. El cuerpo físico ejecutando actos de violencia, actos de asalto físico, asesinato y similares, descarga una tremenda energía vital dentro de la sustancia elemental del mundo físico. Esa sustancia permanece como parte de la vida elemental aprisionada del plano físico, hasta que el alma individual que la creó la retorne de vuelta en su propio cuerpo físico en alguna vida futura. Bajo la vieja Ley Oculta, esto se hacía mediante el sufrimiento y la enfermedad. Ahora, mediante la actividad del Fuego Sagrado, puede hacerse a través del uso de la Llama Purificadora (Fuego Violeta), siendo esta energía redimida y, así, liberada.

Las corrientes de vida llevan a cabo grandes actos de discordia en el plano mental, crímenes de crueldad mental. Los elementos mentales, cargados con la acción vibratoria y el sello del individuo, llenan la atmósfera mental y tienen que ser redimidos mediante presiones mentales que regresan al vehículo mental de esa misma alma en algún momento futuro.

Individuos que llevan a cabo actos de crueldad emocional cargan la sustancia del plano emocional —Me refiero al gran estrato de la masa— con ciertas actividades vibratorias, las cuales se registrarán primordialmente en el cuerpo emocional de la misma corriente de vida en una era posterior. Estos diversos tipos de crímenes —sea que se den en el físico, en el mental o en el emocional— en su círculo de retorno serán primordialmente las causas para las enfermedades de mente, de sentimientos y de la carne. Ahora bien, a fin de que un alma reciba su plena liberación de cualquier escenario de evolución, es menester redimir las energías que ha calificado imperfectamente.

Por esa razón, se requiere de esa alma que tenga un cuerpo en cada uno de estos planos —incluyendo una forma física a través de la cual pueda redimir la vida elemental física. Esa fue la Ley Oculta del pasado, tal cual la conocen. Esta fue la razón de que la Ley Cósmica no permitiera que individuos terminaran su progreso en los Niveles Internos hasta que hubieran perfeccionado y redimido sus energías físicas en el plano físico.

Cuando se manifestó la actividad del Fuego Sagrado, y se dio Inicio al gran trabajo grupal bajo el Maestro Ascendido Saint Germain, estaban establecidos lo que podrán denominar “Incineradores Cósmicos”, los cuales, en los Niveles Internos, asumían en sí las deudas sin pagar de la energía física que había sido calificada imperfectamente por ciertas corrientes de vida. A estos individuos, que habían prestado grandes servicios en otras eras, si bien todavía les quedaba algún karma por consumir, no se les requería regresar a la Tierra. Fueron los primeros individuos en disfrutar de la Nueva Dispensación, y se les permitió ir a Venus y a otras estrellas y sistemas a completar sus evoluciones. En los decretos masivos que invocan el uso del Fuego Violeta del Amor de la Liberación, el cuerpo estudiantil consumió para estos pocos individuos (que estaban entre los que habían recibido tal dispensación) la necesidad de regresar de nuevo en un cuerpo terrenal a completar su redención personal.

Llegamos ahora a la solicitud de ustedes de que aproximadamente trescientos millones de corrientes de vida cada año, en todos los estadios de obligación a la vida (absolutamente sin ningún conocimiento de cómo repagar sus deudas a este planeta Tierra físicamente, mentalmente y emocionalmente) sean liberadas de obligación adicional de utilizar el Fuego Violeta del Amor de la Liberación en una vida futura, ayudando a llevar esta Tierra de vuelta a la pureza y perfección que tenía cuando la humanidad puso pies en ella por primera vez. Esto significará, Amados Míos, que el cuerpo estudiantil —léase, los grupos activos conscientes que están haciendo esta petición y proclamando este poderoso fíat en cooperación con el Arcángel Miguel— tendrán que asumir esa deuda, al menos en cuanto al mundo físico concierne. Me gustaría que pensaran en esto y reflexionaran profundamente al respecto, ya que es una gran tarea la que asumirán sobre sí, y la cual el Tribunal Kármico me ha pedido que les explique.

No hago mención de esto para desanimarlos de ninguna manera. Es algo magnífico que estén interesados en la liberación de la humanidad de la rueda de muerte y nacimiento. Es magnífico que estén interesados en el progreso de la evolución de la Tierra. Tenemos la esperanza de que se otorgue al menos una dispensación parcial, de manera que podamos ver qué harán las actividades grupales por siquiera, digamos cien mil almas en el transcurso de un año. Si siquiera cien mil corrientes de vida que habrán de salir de la Tierra en este año en particular, fueran liberadas de la necesidad de reencarnar, y el cuerpo estudiantil fuera a asumir sobre sí el karma de esa cantidad, disolviéndolo exitosamente, esta causa recibiría una mayor consideración de parte del Tribunal Kármico durante Julio próximo. No significa, Amados Míos, que tengan que asumir ese karma en su propia carne, si bien sí significa que en la Aplicación y en el uso del conocimiento del Fuego Sagrado y de los tremendos Llamados pidiendo la purificación de las almas involucradas, ustedes prestarán un balance conscientemente inteligente e iluminado por la petición que han pedido con toda inocencia.

Las peticiones que se le presentan al Tribunal Kármico siempre son pagadas con la vida de alguien. Los grandes Arcángeles, los poderosos Devas y los Maestros de Sabiduría, quienes solicitan dispensaciones al Tribunal Kármico, siempre garantizan el servicio mediante el uso de Sus propias vidas por las dispensaciones que reciben. En su gran sabiduría, el Tribunal Kármico siempre evalúa la capacidad del diligente y fervoroso, quien ve un gran plan y empero no tiene la plena comprensión de lo que está contenido en la descarga de ese beneficio y bendición. El gran Arcángel Miguel en persona, como ustedes saben, ha ofrecido aceptar la totalidad del karma de estas corrientes de vida, pero en vista de que Su servicio ya emplea con creces la mayor parte de Su vida, no es cuestión de justicia ni de misericordia permitirle asumir ninguna obligación adicional a este respecto. En cuanto a los crímenes mentales y emocionales, estos pueden ser expiados al “otro lado” porque ustedes retienen su conciencia mental y mundo emocional, los cuales operan dentro del cuerpo etérico.

Comparecer ante el Tribunal Kármico

Cuando las almas salen de la Tierra, se encuentran en diversos estados de conciencia. Puede que les interese comprender algo del detalle relacionado con el pasar los individuos por los requeridos juicios del Tribunal Kármico y las asignaciones a sus niveles respectivos. Claro está, los chelas conscientes se encuentran inmediatamente con sus respectivos Maestros o algún miembro de la Hueste Angélica. Casi siempre están ansiosos de comparecer de una vez ante el Tribunal Kármico, con la cosecha de los esfuerzos de su vida. Estos seres, estos chelas y sus padrinos comparecen individualmente ante el Tribunal Kármico, generalmente dentro de las doce horas después del tránsito. Sin embargo, este “apuro” no es requisito. La misericordia de la Ley es tal que, después de que un alma sale del cuerpo, se le da lo que se denomina una “vacación espiritual”, algo de descarga y alivio de las presiones que usualmente se elevan a un climax, al tiempo que la corriente de vida se acerca cada vez más al cambio llamado “muerte”. Al individuo promedio, anticipando reunirse con familiares y amigos, se le da toda oportunidad (si sus seres amados están todavía en los Niveles Internos y no han reencarnado) de vacacionar con esos seres queridos durante cierto lapso, para renovar asociaciones y tener la felicidad que habían anticipado. Sin embargo, el estudiante usualmente prescinde de tanto como sea posible de todo aquello que no se aplica de hecho al progreso del alma. En su mayoría, desea comparecer rápidamente ante el Tribunal Kármico y recibir el dictamen sobre su servicio a la Luz.

Anatomía del Tribunal Kármico

Amados Corazones, el Tribunal Kármico NO está compuesto de Seres que están a la espera de impartir castigo. Su único servicio en este universo consiste en encontrar medios y maneras para que cada alma reciba la mayor oportunidad posible (tanto en el cuerpo terrenal cuanto entre encarnaciones) para balancear su deuda a la vida, aprendiendo a controlar la energía y preparándose para completar su evolución. El tremendo miedo y desdén que el mundo ortodoxo ha plantado en la humanidad concerniente al Día del Juicio es realmente desafortunado. Todo esto emana primordialmente del hecho que son pocos los individuos que viven de acuerdo con su luz y ellos, de por sí, son sus propios jueces. Aquello que asocia “juicio cósmico ” con “incomodidad”, es la experiencia que tal persona tiene cuando comparece en la libertad del cuerpo etérico y mira para atrás, viendo lo que podría haber hecho; es ese sentido de remordimiento individual, ese sentimiento que se experimenta cuando se ve lo que se podría haber hecho cuando se tuvo la oportunidad y los medios, y cuando se estaba en proximidad a ciertos individuos meritorios.

El Tribunal Kármico, en todo momento, actúa para bien del individuo, la unidad y toda la evolución. El chela que comparece ante el Tribunal Kármico en la mayor libertad del cuerpo interno, escudriña entonces las promesas que hizo antes de encarnar, escudriña su Cuerpo Causal, así como también lo hace su padrino y el Tribunal Kármico. Ve el tamaño, el color y el desarrollo del Cuerpo Causal al momento de nacer y luego (superpuesto sobre éste) ve la cosecha en el Cuerpo Causal del bien hecho en la vida que acaba de terminar. A veces el Cuerpo Causal se expande muy poco en tamaño y color en una vida terrenal. Ese es el juicio que el Tribunal Kármico y el chela individual consciente hacen en conjunto —ver qué se ha almacenado en los cielos mediante el trabajo consciente de acuerdo a la vida, talento, capacidad y votos del individuo. No hay dos individuos que puedan ser juzgados de la misma manera, ya que los talentos, la conciencia, el desarrollo y las oportunidades de cada corriente de vida difieren, pero cada quien es juzgado de acuerdo a su propia luz mayor, ya sea que vivió o no de acuerdo con la luz en el curso de su vida terrena.

¿SITIO DE CASTIGO?

El chela consciente, después de recibir ciertas indicaciones del Tribunal Kármico, inmediatamente se pone a trabajar en los Niveles Internos, para expiar tanto de su karma como sea posible en los ámbitos mental, emocional y etérico. Esta efluvia mental, emocional y etérica es lo que ustedes denominan “ámbito astral”. El chela desenvolviéndose conscientemente en este ámbito, se pone a trabajar con el Fuego Violeta y presenta el mismo servicio en los Niveles Internos que ustedes se están esforzando por prestar mientras que todavía están aquí en sus cuerpos terrenales. La iglesia la ha denominado a esa experiencia, “entrar al purgatorio” o limbo. La humanidad siente que es un sitio de castigo… ¡más no lo es!

Es un sitio en que los individuos expían conscientemente pecados mentales y emocionales mediante el libre albedrío y el deseo del chela. De esta manera, cuando recibe un nuevo cuerpo terrenal, gran cantidad de este karma ya habrá sido transmutado Cuanto más servicio presten aquí en estos términos tanto menos tendrían que hacer allá. Aun ustedes que son candidatos a la Ascensión, cuando entran a los Niveles Internos y cuando se están preparando para la Ascensión tienen que pasar por la purificación mental, emocional y etérica de los diversos estratos en que todavía hay creación discordante por consumir que les pertenece. Es por eso que el período de ajuste que antecede a la Ascensión -aún hasta de quienes reciben su liberación- a veces toma meses y hasta años. Ustedes son privilegiados entre todos los seres humanos, que están utilizando sus Fuegos de Purificación aquí y no están esperando hasta encontrarse en la libertad del cuerpo etérico. Han sido enviados por el Tribunal Kármico a redimir esa imperfección.

Cuando el hombre promedio pasa por el cambio llamado “muerte”, tal cual les dijera anteriormente, usualmente se toma cierto tiempo para visitar a sus seres queridos y amistades. Luego amablemente es convocado (a menudo grupos de tales individuos son citados al mismo tiempo) a entrar al Salón del Juicio y comparecer ante el Tribunal Kármico. Esta agrupación a veces incluye cientos o miles de individuos. Cuanto más alta esté el alma, cuanto más desarrollada esté su conciencia, tanto mayor atención individual recibirá la corriente de vida. En el caso de los menos desarrollados, cientos y miles entran juntos a los Salones del Karma. Este misericordioso Tribunal asigna estas corrientes de vida a cierta cantidad de expiación de sus propias energías calificadas destructivamente en el ámbito astral, y también los asigna a cierto entrenamiento en salones de clase para los cuales están preparados en los que se les enseña tanto de la Ley como puedan comprender en el momento. Este período de aplicación propiamente para expiar sus pecados tiene lugar cada veinticuatro horas. Deben escudriñar y disolver las formas discordantes de pensamiento y sentimiento, algunas de las cuales pueden haberlas creado muchos pero muchos cientos de años atrás. Esto se hace mediante el uso Fuego Violeta y mediante tanto del conocimiento de la Ley como puedan comprender y aplicar.

EL ÁMBITO DE LOS DURMIENTES

Quisiera referirme ahora al Ámbito de los Durmientes. Estos individuos ya sea no creen en ninguna existencia después de la muerte, o son los muy cansados y pesados de mente, quienes prefieren pasar a la aniquilación. La Ley es tan amable y misericordiosa que también a éstos se les da consideración. No se despiertan inmediatamente después de salir de sus cuerpos físicos. Yacen —a veces durante muchos, pero muchos años— en un estado de sonambulismo. Esto retrasa en gran medida su progreso, ya que no responden a la invitación del Tribunal Kármico a comparecer ante los Jueces y recibir sus dictámenes; no se ocupan activamente en aprender cómo expiar sus errores. De esta manera, se niegan a sí mismos la oportunidad de reencarnar y progresar sobre la escalera de la evolución.

LOS ATADOS A LA TIERRA

Por otra parte, tenemos las corrientes de vida que están atados a la Tierra. Han escuchado mucho acerca de éstas en la literatura ocultista. Son individuos con un fuerte amor u odio por las cosas de la Tierra y la gente de la Tierra. Son los que combaten a la muerte y, así después de pasar por ella, rehusan aceptar que ya no son más parte del mundo de apariencias físicas. Se aferran a las cosas que más amaban u odiaban, y viven de la vitalidad y magnetismo de los organismos vivientes de la humanidad encarnada. Claro está, a través de las actividades de la Nueva Dispensación, gran cantidad de estos individuos han sido cortados y liberados; y, debido a los tremendos Llamados Aplicaciones que ustedes han realizado, estas almas han sido sacadas de la atmósfera de la Tierra, a pesar de sí mismos. La razón de que algunos individuos permanezcan miles de años en el ámbito astral, es que rehusan responder a la citatoria a comparecer ante el Tribunal Kármico —se trata de una acción voluntaria. En tanto que no comparezcan, que no acepten las asignaciones de la expiación de al menos una medida de su propio karma, y que no estén dispuestos a asumir una postura osada y resuelta en la esfera en la cual el Tribunal Kármico considera que están más aptos para habitar, no podrán tener otro cuerpo terrenal. Este es un estado de conciencia muy obstinado y desagradable, Sin embargo, tales individuos tienen que pedir personalmente la oportunidad de ser escoltados al Tribunal Kármico y deponer la rebelión ante tener que limpiar sus propios mundos y aprender la Ley de la Vida. Ese es un llamado que ustedes podrían hacer con gran eficacia —que toda corriente de vida que salga de la Tierra, en vez de buscar el escape del inconsciente o de pretender vivir en la Tierra en el ámbito astral (atados-a-la-Tierra), puedan conscientemente y con dignidad, responder a la Ley Cósmica del Círculo y entrar a los Salones del Karma, para recibir allí el uso del Fuego Sagrado bajo la guía de un maestro competente, y comenzar a corregir las cosas.

Amados Míos, al referirme a los millones que están pasando por el cambio llamado “muerte” este año y cada año, tienen ustedes muchos miles que encajarán en alguna de estas categorías, las cuales les acabo de describir por un motivo. Si realmente desean que esta gente sea liberada de la necesidad de reencarnar en la Tierra, primero que todo, hagan el Llamado pidiendo que, de por sí, tomen ellos la decisión de entrar a los Salones del Karma sin mayor dilación y con dignidad; y que luego, mediante el libre albedrío, acepten la oportunidad de expiar las creaciones mentales, emocionales y etéricas que llenan el ámbito astral. Si ustedes hacen esto, Nosotros nos esforzaremos por crear para ellos los templos, hogares y grandes esferas que deben tener para habitar, mientras que el largo curso de preparación está en efecto para prepararlos para entrar conscientemente a la actividad de la Llama de la Ascensión.

Con gran detalle Me he dirigido esta noche a los grandes Constructores de la Forma y los Ángeles Devas, quienes están directamente ocupados con la construcción de estos magníficos templos partiendo de la vida primigenia. Algunos de estos templos ya han sido creados, y en ellos sus seres queridos están aprendiendo la Ley bellamente. Cientos y miles de estos Devas y Ángeles ya se han ofrecido de voluntarios para asistirme. Muchos, pero muchos miles de seres del Cuarto Ámbito también están dispuestos a ponerse en acción para crear lugares de morada para esta gente que sale de la vida terrenal. Las grandes Legiones del Señor Miguel están dispuestos a exhalar sus sentimientos de obediencia al Plan de Dios sobre aquéllos que dejen el cuerpo físico sin desear ninguna actividad consciente de la mente, para ver si pueden despertarlos y traerlos a los Salones del Tribunal Kármico.

Estamos haciendo todo lo que podemos desde nuestro lado. Queremos presentarles algo del patrón e imagen que tienen frente a sí, de manera que de aquí en adelante toda alma que salga de la Tierra este año sea eximida de la necesidad de reencarnar.

No me gusta recargarlos indebidamente, ustedes son tan amables, tan buenos, tan entusiastas, tan magníficos, amados hijos. Su deseo de servir no tiene comparación en esta Tierra, fuera de los Retiros. La constancia de sus empeños resulta muy placentera Nuestros corazones, particularmente al mío, ya que He comparecido como su padrino cuando ustedes dijeron que querían su Ascensión.

Yo he dicho: “Hay luz suficiente, hay suficiente fortaleza! fuego vital en estas almas mediante los cuales pueden lograrlo… ¡ si lo desean!” Ustedes han probado eso, por su perseverancia a lo largo de los años.

Ustedes están ocupados ahora en una gran actividad nueva. Sus poderosos Llamados están saliendo adelante para cambiar el curso de la Historia Cósmica. Ustedes están tratando de invocar el poder de la misericordia para cambiar las Leyes de nacimiento y muerte, para eliminar la necesidad de reencarnar para toda una evolución planetaria. Es, sin duda, uno de los proyectos más ambiciosos y meritorios que tanto Nosotros (que trabajamos con la humanidad) como el Tribunal Kármico hayamos atestiguado jamás. Si las cadenas caen de siquiera una corriente de vida, ustedes lo habrán hecho espectacularmente bien.

Ahora, Amados Míos, al tiempo que perseveran y a medida que Yo continúo con Mi empeño, crearé esos Templos de Luz, ustedes crearán esas fogatas cósmicas de Llama Violeta. Juntos daremos al Señor Miguel lo que pida, de manera que, a su vez, pueda Él dar prueba del interés y aplicación de ustedes al Tribunal Kármico y Ellos, viendo hacia la Tierra, puedan decir: “¡Sí! Los hijos de la Tierra —cada uno— serán libres!” Gracias por su paciencia y amor. Buenas noches.

NOTA: Durante 1954, el “Ámbito de los Durmientes” fue voluntariamente despejado por quienes habían permanecido allí durante muchos siglos. Esto se hizo debido al Llamado de los estudiantes. Los que ahora entran al “Ámbito de los Durmientes” para descansar entre encarnaciones, lo más que se les permite permanecer allí es un año.

30 de septiembre de 1954

El Puente a la Libertad – Serapis Bey

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Video sugerido