52.1kSeguidores
309kSuscriptores
13.6kSeguidores

Identificar la voz de la verdad | Kuthumi

Cada corriente de vida en el Sendero, tarde o temprano, llega a cierto punto donde él comienza a volverse a la “Tranquila, Pequeña Voz” dentro del corazón. Al principio, el individuo comienza a confiar en la intuición, después en la inspiración y, más tarde aún, en ese contacto consciente que precede a la maestría auto-consciente, cuya consecución constituye su Liberación Divina de todos los conceptos humanos y de toda forma humana.

Este es el punto más difícil en el Sendero Espiritual, y Yo pido que cuando llegues al lugar donde entras al Corazón del Silencio – donde comulgas con tu propio Ser Divino – que seas extremadamente sabio, alerta y cuidadoso con la respuesta que recibirás, primero de todo de tus propios cuerpos, porque tú eres un mecanismo complejo – un ser séptuple. Veamos: mientras que la gloria de tu Cuerpo Electrónico, de tu Cuerpo Causal y de tu Santo Ser Crístico, nunca pueden guiarte mal, tus cuerpos inferiores tienen voz, conciencia e inteligencia propias, y estas voces, estas conciencias y esta inteligencia dentro de ellos, se esfuerzan a menudo por servir a sus propios fines egoístas a través de ti.

Uno de los principales requisitos para la Maestría Espiritual es el discernimiento. Pídeme a Mí, si lo deseas, a Mi Amado Señor Maitreya, o al gran Señor Buddha, ese discernimiento con el que tú puedas reconocer la Voz del Silencio.

Has de saber, siempre, que los mensajes que engrandecen la personalidad, eso que hace crecer al ego, no es la “Tranquila Pequeña Voz” de la Presencia, sino más bien los murmullos etéricos de tus propias experiencias pasadas, los deseos emocionales de tu mundo de sentimientos, o los conceptos y preceptos mentales de tus vidas pasadas.

Recuerda que te has sentado, en el pasado, ante muchos maestros, que te han dado tanto la verdad como falacias, y dentro de tus cuerpos mental y emocional, y en tu conciencia etérica, están incrustados estos conceptos, algunos de ellos solidificados y petrificados y durmiendo en el interior de estos cuerpos durante siglos. A medida que la Llama comienza a incrementarse a través tuyo, estos conceptos son revivificados y resurgen, y tú debes reconocerlos por lo que son – ¡no necesariamente la Voz de la Verdad!

A medida que avanzas en la comprensión de La Voz del Silencio, has de saber que aquello que te hace humilde, eso que te hace amoroso, eso que te hace puro, eso que te hace armonioso, es de Dios. Los sentimientos que agitan en tu corazón ese deseo de hacer de esta Estrella un Planeta de Luz, de aliviar la carga de tu prójimo, de elevar a aquellos que están en el dolor y en el sufrimiento a la comprensión y a la armonía – eso es de la Luz. Aquello que decrece la personalidad e incrementa el Poder del Cristo – ¡eso es de Dios!

Tomado del libro: El primer rayo – El Morya – Recopilado por Thomas Printz

Aportar



Curso | Aprende a Decretar Correctamente

PRODUCTOS RECOMENDADOS


Tienda Espiritual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Identificar la voz de la verdad | Kuthumi

¡no necesariamente la Voz de la Verdad! ese discernimiento con el que tú puedas reconocer la Voz del Silencio.
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend