fbpx

Vida en el más allá – La audiencia con la Junta Kármica – Lección 31.2

Anteriormente vimos lo que sucede con el alma cuando deja su cuerpo físico. En esta lección hablaremos de su audiencia con la junta kármica.

Las almas descansan en el más allá

Luego de que el alma ha sido purificada hasta donde la ley de su vida lo permita, es ubicada en una ciudad etérica, acompañada de un grupo de seres que pudieron haber sido familiares, se le asigna una casa, una habitación, y un lugar de servicio voluntario. Durante todo ese proceso el alma descansa.

La confusión de algunas almas suele ser grande incluso luego de un tiempo. Requieren de una paciente orientación, ya que se les permite ver el uso de los siete rayos, la precipitación instantánea de la ropa, ven que el alimento, aunque innecesario, aparece de la nada, ven que se desarrollan actividades trascendentes que parecen magia, y pueden sentirse algo decepcionados al no encontrarse con el perdón de sus pecados como vanamente habían creído.

El alma recibe la citatoria para acudir a su audiencia

Cuando el alma ya se ha aclimatado y está más tranquila, un ser ascendido o un ángel se presenta ante ella con la invitación para acudir a su audiencia con la Junta Kármica y recibir su juicio vivencial.

Debido al libre albedrío, el alma podrá aceptar o rechazar la invitación. Si acepta deberá asistir, recibir su juicio, recibir su nuevo plan de vida y esperar el momento para reencarnar. Si no acepta, tendrá que esperar a la siguiente citación. Si no acepta continuadamente debido a dudas y temores, se quedará ahí rezagada, ya que el único medio que existe para obtener la ascensión es la vida física. Pero esto no dura mucho tiempo, las almas invariablemente aceptan la invitación. Anteriormente ese tiempo de espera se prolongaba hasta los 200 años, actualmente ese periodo ha quedado reducido a dos años. Con la nueva dispensación traída por Saint Germain y El Morya, las almas allá arriba, actualmente, casi se pelean por un cupo.

Las almas que han registrado gran temor en sus conciencias respecto a lo que es el mundo superior, son quienes se resisten a la idea de acudir a su audiencia. A pesar de que habitan en planos donde no tienen la presión de las creaciones humanas, su conciencia mal calificada sigue imperando. Verán, un alma no es más evolucionada por el simple hecho de desencarnar y elevarse al plano astral alto, el alma sigue siendo tal cual era en su vida física, incluso su aspecto etérico sigue manteniendo cierta decrepitud en tanto siga manteniendo temores y dudas. El temor de presentarse ante el tribunal de amor, por lo general se debe a las creencias de las religiones, las cuales inculcan la idea de un infierno donde el alma es atormentada eternamente y quemada en una paila hirviente.

En el momento de la citación, aparece un Maestro Ascendido o ángel recubierto con una capa violeta y una diadema con una estrella de oro de siete puntas. En sus manos porta la citatoria en forma de pergamino enrollado con una cinta de color violeta.

Antes de acudir a su audiencia, el alma se apercibe de las grandes oportunidades que tiene para interactuar con los ángeles, los maestros y otras almas que también acuden a su citatoria. Al llegar encuentra un templo majestuoso, grande y de luz blanca, el cual tiene enfrente unas amplias escaleras blancas de al menos doscientos metros de ancho.

Al gran edificio se ven entrar a grandes grupos de almas con un ángel guía, así como a almas individuales con un ángel guía. Los grandes grupos de almas son las menos evolucionadas y reciben su audiencia en grupo. Estas almas son conducidas ahí luego de haber pasado por los salones de fuego violeta, conservan cierto estado de sonambulismo y no son conscientes de lo que ocurre sino hasta ser llevadas a su lugar de descanso.

Luego de una espera, el alma es llevada a una sala de audiencias acompañada en todo momento por su ángel guía, donde se encuentran los seres de infinita luz y amor que componen la Junta Kármica en sendos estrados de oro, capas de fuego violeta y coronas de oro tachonadas por amatistas en símbolo de la era de la liberación.

La Junta Kármica

Con el fin de regular la entrada de las almas dentro de los cuerpos físicos para darles una oportunidad de desarrollarse y madurar en la Tierra, y liberarlos al cierre de un ciclo determinado para hacer espacio a otras corrientes de vida, se creó una Junta de Seres Celestiales cuyas múltiples, diversas y complejas responsabilidades, están relacionadas con la provisión de la mayor oportunidad posible para cada una de las diez mil millones de almas que pertenecen a esta evolución.

La Junta Kármica vela por encontrar medios y maneras para que cada alma reciba la mayor oportunidad posible, tanto en el cuerpo terrenal como entre encarnaciones, para balancear su deuda a la vida, aprendiendo a controlar la energía y prepararse para completar su evolución.

Los integrantes del Tribunal Kármico son:

  • Pallas Atenea Diosa de la Verdad.
  • Kwan Yin Diosa de la Misericordia.
  • Elohim Vista (Cyclopea) El ojo todo avizor de Dios.
  • Lady Portia Diosa de la Justicia.
  • Madre Alexa Diosa de la Libertad.
  • Señor Saithru (El Gran Director Divino) Manú de la 7ª Raza Raíz.
  • Lady Nada Diosa del Amor.
  • Shri Magra, un anterior Señor del Mundo.
  • Madre María.

En ese momento hacen aparición todos los seres de luz que patrocinaron a esa alma, así como sus guías espirituales si los tiene, ya que únicamente cuando el alma ha alcanzado el estado de iniciado puede tener un guía espiritual. Si no tiene un guía estará acompañada por su ángel y por su Cuerpo Mental Superior. También podrá acudir a su audiencia cuanto ser de luz quiera presentar su testimonio de bien, así como los elementales o devas en representación de los animales que tuvo como mascotas.

Inicia la audiencia

Al iniciarse el juicio, y sin anestesia, un ángel lee en forma desconcertante todas las oportunidades que esa alma tuvo para hacer el bien a sus hermanos y las desperdició. Allí aparecen aquellos pequeños favores que se negó a brindar, los errores de omisión, que son la ayuda que negó o que reúso ofrecer a sabiendas de debería hacerlo, la atención que le negó a un hijo, las veces que se negó a perdonar prefiriendo enfermarse, todas las oportunidades que se le escaparon de las manos para hacer el bien, para elevar su propio bien y crecer espiritualmente. Le son mostradas todas las oportunidades que dejó pasar para encontrarse con la luz y la verdad. Revive las escenas en que hizo algún mal a alguien y el alma sufre y llora desconsoladamente de la misma manera en que hizo sufrir a otros. Se hace consciente de todas las oportunidades desperdiciadas y llora amargamente suplicando una nueva oportunidad.

Todo esto acontece, para que el ser valore sus actos, haciendo imposible la gratificación de lo malo, ya que padece exactamente como hizo padecer a otros, con su intolerancia, deshonestidad, crítica, burla, incomprensión, impaciencia, crueldad y toda cualidad autodestructiva. De esta manera toma conciencia y se impresiona sobre ella, el anhelo de no volver a cometer errores.

Dos de las frases más recurrentes que las almas expresan en ese momento son: “Si tan solo lo hubiera sabido”. Y “Suplico que me den un día más de vida para arreglar todo”.

En ocasiones, los seres de la Junta Kármica y la Madre María que lo presiden, tienen que intervenir irradiando su amor infinito, paz y misericordia para calmar los padecimientos del alma, quien hace derramar lágrimas, incluso, a los mismos seres de la Junta kármica que sienten el clamor de perdón y misericordia del alma, que reclama una nueva oportunidad de vida, la cual no necesariamente se le concede. Hablaremos más de los cupos para encarnar en una próxima parte.

Hay casos, en los cuales los seres que están presentando el juicio vivencial se han portado realmente mal, y no tienen allí a nadie que pueda dar testimonio de sus buenas obras, ya que toda su vida la dedicaron a la maldad, pero en ese momento puede aparecer uno de los seres del reino animal, un cuadrúpedo, por ejemplo, y da cuenta, del día en que lo defendido de alguien que pretendía torturarlo o del día que lo acarició con amor y ternura. Esto es muy tenido en cuenta, ya que no importa cuánto mal tenga acumulado un ser, siempre tiene algún bien, puesto que dentro de su corazón está la chispa inmortal, a imagen y semejanza del Gran Creador. A ese juicio puede presentarse hasta el más insignificante ser que el alma haya podido mínimamente beneficiar.

Luego se anuncian los momentos favorables y la alegría dentro del corazón del alma y sus acompañantes se hace evidente. Es un momento de alivio. El Santo Ser Crístico informa lo que se ha podido lograr según los talentos naturales del individuo y las oportunidades bien aprovechadas que ayudaron a disolver parte de su deuda kármica, así como aquellas buenas obras que contribuyeron al plan de los Maestros, sus servicios constructivos, impersonales y altruistas.

Antes de dar la sentencia, y que el alma sea puesta bajo la custodia del Ser que la llevará al salón de clases y la inscribirá en las actividades de estudio apropiadas para su evolución, cualquier integrante de la Gran Hermandad Blanca puede hablar a favor de tal alma y ofrecerse a tomar la responsabilidad de ella.

Si esto se aprueba, el alma individual es otorgada al Maestro y procede a una Esfera mucho más alta, recibiendo una asistencia mucho mayor que aquella que se hubiera ganado por mérito.

  • El Maestro Ascendido Kuthumi reclama a los educadores y a quienes han salido del cuerpo siendo jóvenes.
  • El Maestro Ascendido El Morya solicita a quienes han estado activos en asuntos de gobierno, aún si estos aparentan haber fallado en sus obligaciones.
  • La Maestra Ascendida Lady Rowena, solicita a quienes han usado el amor divino para sostener la Paz y la Hermandad.
  • El Maestro Ascendido Serapis Bey pide a los artistas, los músicos, los ingenieros, los diseñadores y los constructores de hermosos templos, catedrales y ciudades.
  • El Maestro Ascendido Hilarión pide a los médicos, enfermeras y científicos.
  • El Maestro Ascendido Jesús pide a aquellos que le han Servido bien en los canales ortodoxos.
  • Y el Maestro Ascendido Saint Germain pide a quienes consciente o inconscientemente, han adelantado la Causa de la Libertad, ya sea de esclavitudes políticas, religiosas, mentales y físicas. Así como a quienes han contribuido a la expansión de la enseñanza.

Ellos no necesariamente están ahí, sino que envían a un discípulo preparado.

Una vez terminado el juicio, habiendo intervenido El Ser Crístico, presentando su propio balance y después de haber intervenido sus guías, su ángel guardián y demás seres que le acompañaron, sus buenas obras son escritas en su libro de vida. Se hace un balance de lo que ha sido su vida anterior y se genera el karma para la próxima. Se escogen los posibles padres con la participación del mismo individuo, con excepción de quien terminó con su propia vida, en cuyo caso, los padres le son impuestos; se escoge el lugar donde transcurrirá su próxima vida. Cabe la posibilidad de que se le muestren parte de sus futuras vivencias, así como los seres que habrán de intervenir en su futura obra de teatro para que todo su karma se salde de la mejor manera.

Preparándose para reencarnar

Luego el alma es llevada a una de las Siete Esferas y recibe entrenamiento. Allí recibe transmutación, perdón, enseñanza y adiestramiento por seres de mayor evolución, asiste a las Bibliotecas Cósmicas, a retiros espirituales y aprende a usar los rayos divinos mediante la invocación e irradiación. Este proceso es opcional, y sinceramente se los recomiendo, bueno, yo espero que todos ustedes asciendan, pero si ocurre lo contrario, les recomiendo mucho tomar el entrenamiento. Este entrenamiento limpia mucho del nuevo karma, y como toda alma debe presentarse nuevamente ante la Junta Kármica antes de volver encarnar, su plan de vida es reajustado, su karma atenuado y sus experiencias cambiadas por otras más favorables. Un alma puede quedarse entrenando hasta que el Maestro Ascendido le lleva un pergamino con una misión importante.

Como ustedes saben, ustedes no son el cuerpo físico, el cuerpo físico en sí es vida elemental, el cuerpo físico es literalmente un ser elemental que se le presta al alma para que asuma una forma determinada en una encarnación, al finalizar una vida terrena, el elemental del cuerpo en su forma etérica va a descansar al ámbito de los devas y los Elohim, y regresa cuando el alma vuelve a encarnar para prestarle el servicio de conformar su cuerpo físico.

Cuando el alma está lista para reencarnar, se convoca al Elemental del Cuerpo, desde el descanso que ha tenido en sus propios ámbitos. Al elemental del Cuerpo se le presenta el patrón del cuerpo que el alma se ha ganado, lo cual, generalmente, le produce gran aversión, (Le produce aversión porque generalmente las almas se han ganado un cuerpo físico con enfermedades y defectos que el elemental debe replicar) y es entonces cuando los Constructores de la Forma, El Santo Ser Crístico y el Elemental, comienzan a prepararse; y a través de los mismos Salones del Karma pasa el alma camino a su nueva encarnación.

Ningún alma que encarna recibe más karma del que su desarrollo le permitirá expiar completamente dentro de una encarnación. No hay enfermedad, angustia o condición que, mediante la Ley de la Justicia y la Misericordia, haya de ser experimentada por algunas corrientes de vida en dicha encarnación que sea superior a la conciencia desarrollada y poder del individuo, a quien ese karma pertenece correctamente.

Cuando un alma reencarna, se le pone la venda del olvido sobre su frente para que no pueda recordar sus vidas pasadas. Esto es hecho por misericordia, ya que el peso del recorrido sería demasiado grande para que el cuerpo emocional lo pudiera aguantar cuando se le suma la experiencia de la vida en curso.

Una vez transcurrido todo el proceso de aprendizaje, purificación, probable adiestramiento, y habiéndose despedido de sus seres amados allá arriba, es llevado a una cámara especial, donde se inicia su proceso de desintegración, la disolución del Ello. Las experiencias superadas pasan a través de su Cuerpo Mental Superior a su Cuerpo Electrónico y finalmente al Cuerpo Causal donde son almacenadas como el gran cumulo de bien de esa alma, y los cuerpos etérico, mental y emocional se desintegran.

Los átomos permanentes

Los átomos permanentes son la base sobre los cuales se construyen los seres. Cada parte de la lámina de la Presencia YO SOY tiene su propio átomo permanente. Se llama permanente por que permanece precisamente, ese átomo nunca se desintegra, ni siquiera luego de atravesar todo ese proceso. La Presencia YO SOY tiene un átomo permanente sobre la cual está fundada, así mismo el cuerpo mental superior y cada uno de los cuerpos inferiores.

Luego de que se han desintegrado los cuerpos sutiles, solo queda el átomo físico-etérico, el átomo mental y el átomo emocional. Y todo lo que habrá de conformar al nuevo ser se encuentra archivado en su Cuerpo Mental Superior.

Los constructores de la forma, que son los elohims, los Maestros Ascendidos y los seres angélicos, contribuyen armoniosamente en una bella ceremonia de precipitación en la que nuevos cuerpos son dispuestos para el alma en evolución. Los cuerpos son construidos sobre los átomos permanentes y nace un nuevo ser, limpio y puro. Luego el cuerpo mental superior le descarga su karma correspondiente en forma de inteligentes archivos perfectamente plegados que se irán desplegando durante su nueva encarnación.

El Espíritu Santo o Mahá Chohán y la Madre María, preparan el corazón etérico para ser receptáculo del poderoso haz de luz proveniente de la Presencia, regulan el tremendo poder cósmico de sustancia auto luminosa de vida, lo reducen y lo anclan en el diminuto átomo permanente, reconectando su cordón cristalino desde su Presencia YO SOY a través de su Cuerpo Mental Superior, como una intrincada cirugía de resurrección. Anclando la chispa de divinidad en su nuevo corazón etérico.

El átomo permanente del vehículo físico es introducido dentro del cuerpo de la madre en el preciso momento de la fecundación, ese átomo permanente es insuflado con el aliento de vida proveniente del Espíritu Santo a las primeras 48 horas de la fecundación. Es de esta forma como el alma retorna otra vez al plano terrenal. En la siguiente parte veremos lo que sucede cuando a esa alma, los seres humanos, no le permiten nacer.

Continunamos en la próxima lección.

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Video sugerido