fbpx

Los siete templos | Serapis Bey

Discurso del amado Serapis Bey en la conferencia del Royal Tetón

30 de Julio de 1954

Pues bien, ahora les contaré la historia de Luxor y les daré algo placentero. Yo también tengo un lado dulce, ¿saben? Sí, yo trabajo con la Hueste Seráfica. MÍ naturaleza, créanlo o no, es el Amor.

TEMPLO UNO – RENDICIÓN A DIOS

Le hacemos llegar la notificación correspondiente a quienes están listos para entrar al Templo Uno. Al entrar al Templo Uno, ellos renuncian a sus nombres, posiciones, títulos, en fin, la sustancia de este mundo. Se convierten en meramente un hermano o hermana, se ponen las sencillas vestiduras de lino, y se elevan o caen por su propia Luz. Se les da un nombre interno (inter name) permanecen en ese templo hasta que hayan hecho la RENDICIÓN A DIOS, e igualmente estén dispuestos a realizar su razón de ser. Eso es lo que estamos decididos a encontrar dentro de la conciencia de ustedes en esta clase. Si lo encontramos dentro de una docena de ustedes, sentiremos que nos ha ido muy bien. Aquéllos que lo logran, que están dispuestos a convertirse en seres sin nombre, que están dispuestos a ponerse las burdas vestiduras de lino y las sandalias, entonces están listos para el Segundo Templo.

TEMPLO DOS – SABIDURÍA

En el Templo Dos, todos están felices. Es el templo del amado Kuthumi y los educadores. Se ha estudiado el bien en el Cuerpo Causal, y allí está la acción de la Ley que tan familiar le resulta a muchos de ustedes. Así, desde el Cuerpo Causal y desde el corazón, el chela determina dónde está su más grande servicio posible para la comunidad y la humanidad. Decide convertirse en un gran cantante un gran artista, un inventor, un maestro, un sanador, un sacerdote, y así sucesivamente.

Se le asigna entonces a un templo donde puede desarrollar una capacidad cada vez mayor, de acuerdo a la disciplina o campo de acción que haya escogido, y dedica muchas horas al día al servicio impersonal. El Maestro y el grupo de chelas en conjunto, utilizando el conocimiento que han recibido, dirigen ese conocimiento dentro de los mundos mental y emocional de la humanidad, donde es captado en los canales externos de servicio mundial, por la conciencia sensible de las personas que tienen intenciones constructivas.

TEMPLO TRES – CONFORT

Luego viene el Templo Tres. Fue en el Templo Tres donde Blavatsky se fue. Es en el Templo Tres que casi todos nuestros amigos se van. Es el templo en el que se les requiere que vivan con seis otras corrientes de vida, quienes tienen en sí la particular naturaleza, características y cualidades en general que les produce irritación (para aprender tolerancia). Les toca vivir y orar con ellos. Tienen que vivir y aprender la Ley que Saint Germain les dio no hace mucho -que las personas resisten personas, lugares, condiciones y cosas porque de hecho no han logrado la Maestría sobre ellas. Aquí, los fuegos de la rebelión y el resentimiento, así como las múltiples y diversas auto-justificaciones, hacen arder el alma hasta convertirla en cenizas.

Después de haberse auto-ajustado a estos seis individuos, se les muda otro grupo con otros seis, a menos, por supuesto, que estén entre los pocos que no necesitan de esto; y se ha dado el caso de algunos que no podían ser movidos por la radiación externa. Quienes pasan desde el Templo Tres a la Maestría, se presentan ante Mi por primera vez desde que entraron a Mi Retiro.

¡Muchos, pero muchos, han partido por la puerta abierta!

TEMPLO CUATRO – UNIFICACIÓN CRÍSTICA

En el Templo Cuatro viene la experiencia maravillosa que ustedes han tenido por un instante —la unificación con el Cristo. Es una iniciación de la cual Yo mismo soy el Maestro presidente. Aquéllos que han aprendido a vivir con sus prójimos, se han ganado entonces el derecho de vivir con Dios… ¡y de ver la “Presencia” cara a cara! Aquí, se rasga el velo. Se revela el Santo Ser Crístico, y se establece el anclaje del cual ustedes gozarán.

TEMPLO CINCO – CONSAGRACIÓN

Aquellos de ustedes que pasan por esa experiencia, llegan al Templo de la Consagración. Esta es otra experiencia feliz, y los que aquí se encuentran no conocen nada de naturaleza discordante. Se quitan las vestiduras de lino, las sandalias, y son conscientemente investidos bajo la radiación de Hilarión, con las vestiduras del sacerdote, las joyas de autoridad, los cetros de poder, las palabras secretas de Invocación. Tiene lugar una ceremonia exquisita, en la que cada uno sube los escalones del templo y preside, por primera vez, en sacar el Fuego Sagrado visible directamente desde Lo Universal, en cualquiera de los Siete Templos, de acuerdo con el Rayo al cual pertenece esa corriente de vida.

TEMPLO SEIS – SERVICIO EN SILENCIO

Muchos permanecen aquí y no avanzan más. Quienes escogen entrar al Templo Seis, vuelven a pasar una vez más por una tremenda renuncia. Son los misioneros bajo el Arcángel Uriel y el Amado Jesús. Se guardan las bellas vestiduras, los terciopelos y las sedas. Se cambian las joyas de poder y las coronas de sus cabezas por el platillo de limosna y la vestidura de mendigo. El chela hace un voto de silencio, y se va de Luxor para realizar un servicio específico de beneficio mundial, a través de la radiación.

INICIACIONES DE JESÚS

El Maestro Jesús, en ese cuerpecito de niño, pasó por la iniciación, a través de la consagración del sacerdocio. ¿Pueden imaginar eso? Sólo Su propia Luz y Yo sabíamos quién realmente era Él —ni su maestro ni los grandes hombres y mujeres de gran estatura que eran los aspirantes en aquella hora lo sabían. Como un infante, no mayor de cinco años de edad, con ojos enormes, llevando puesta una diminuta toga blanca que su madre le había tejido, se paró a la par de los demás iniciados. Cuando ese niño ascendió por los escalones, y se le puso la vestidura hecha a la medida, no había ni un sólo ojo seco entre ellos. Ni siquiera su madre estaba allí. No podemos aflojar nuestra disciplina por persona alguna. María y José se sentaban bajo una higuera en las afueras del Templo. No creo que María dejara de orar, no sólo en la hora de la coronación, sino en todos los momentos intercurrentes también.

El Maestro Jesús no completó en aquel entonces las Iniciaciones Sexta y Séptima en Luxor. Muchos de los aspirantes que salen tan esperanzados desde el corazón del Retiro, no regresan. A algunos los matan. Otros son lapidados. Algunos son mártires. Otros son absorbidos por el mundo. Algunos sí regresan, y son esos pocos los Candidatos a la Ascensión que habitan en la Séptima Esfera, y quienes mediante la Radiación se convierten en fuentes de alimentación y misericordia para la Esfera de la Tierra, hasta que llegue el momento en que se logre su completa Victoria.

El Puente a la Libertad – Serapis Bey

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Video sugerido