60kSeguidores
363kSuscriptores
17kSeguidores

Magos negros, su surgimiento y disolución

Después del tiempo de la Aparición y Ascensión del Amado Jesús, surgió gente que se opuso diametralmente a la Maravillosa Luz que él había enseñado e irradiado. A esta gente se le conocía como fuerzas de la oscuridad. Dichas personas habían profundizado lo suficiente en el entendimiento de las Leyes Internas del propio ser como para determinar que contaban con cierto poder de pensamiento, y que contaban con una energía tremenda que podían dirigir para bien o para mal, como se les antojara.

Esta gente se dio a conocer en aquel tiempo como magos negros, y como tales se les ha conocido a lo largo de los siglos. En una ocasión —el “cuándo” me lo reservo— llegó a haber una escuela de estos magos negros que se propuso entrampar (y lo logró) a esos estudiantes de la Luz que habían fracasado en sus intentos por ir más allá de cierto punto de Iluminación. Fueron muchas las veces que atrajeron a los estudiantes a la plena actividad de su entendimiento.

Por otra parte, hubo muchos en quienes la Presencia de la Luz fue lo suficientemente fuerte como para repeler la influencia de estos magos negros. Después de librarse una contienda, a tales estudiantes se les permitió continuar por su camino.

Fue la observación de que esta actividad se estaba dando lo que atrajo la atención de los Grandes Maestros Ascendidos de Luz a esta escuela, la cual fue desbandada y dispersada. Desde aquel entonces no se ha vuelto a permitir que se forme un foco de esta índole con más de dos o tres individuos en un sitio en particular.

Antes de que esto pasara, los magos negros crearon poderosos pensamientos-forma que ellos operaban a la distancia que fuera. Fue así como se produjeron grandes estragos y angustia durante sendos períodos finales de Atlántida y Egipto; y, de hecho, tales individuos constituyeron las causas subyacentes de todos los períodos de gran destrucción. ¿Por qué? Pues, porque aparte de su propio poder para generar fuerzas destructivas, utilizaban la fuerza destructiva generada por la humanidad, causando así la destrucción de toda una raza o continente.

Desde el advenimiento o aparición de Jesús sobre la Tierra, a estos magos negros no se les ha permitido conformar tales puntos o focos poderosos en los que pudieran reunirse gran cantidad de ellos. Les cambió la suerte, y entre sus filas estaban aquellos que los Maestros Ascendidos vieron que querían salir de la oscuridad y convertirse en Luz. Tales individuos fueron liberados —uno por uno— de las garras de las fuerzas de la oscuridad. Se convirtieron en grandes exponentes de la Luz porque estaban familiarizados hasta con las más sutiles actividades de la dirección equivocada de esta magna Energía de Dios. Es así como esta trasmutación se sigue dando aún hoy día. Por esta razón nos sentimos animados en cuanto a que se puede disipar algo de la fuerza destructiva que, a veces, parece estar muy cerca de triunfar, y evitar muchas actividades cataclísmicas.

La tremenda efusión de la Actividad Crística en los corazones y mentes de los seres humanos que ha tenido lugar desde 1884, ha permitido que se hagan muchas cosas maravillosas que hubiera sido imposible hacer antes. De allí que todos aquellos que sean lo suficientemente afortunados como para recibir estas Ideas, deberían tener el valor suficiente para perseverar con un corazón valiente, sabiendo que en esta época toda nube tiene su Revestimiento Dorado, y detrás de ésta —el Cáliz de Cristal, la Pura Luz de Cristo, ¡Dios en Acción!

No importa cuán amenazantes puedan parecer las nubes de tormenta, todos aquellos que se paren firmes e inflexibles ante la Luz —ante la Magna Presencia Crística Individualizada— encontrarán que sus corazones valientes serán recompensados. Experimentarán el Revestimiento Dorado de dichas nubes; y ante ellos aparecerá el Cáliz de Cristal, lleno hasta rebosar con el Poderoso Amor, Paz, Luz, Sabiduría y Abundancia de Dios sempiterno. Esta promesa, se lo aseguro, no es algo imaginario —y un día será realizada para todos aquellos que se paren firmes y leales ante la Magna “Presencia” Maestra, su propio Ser Divino Interior.

Saint Germain – Libro: Instrucción de un maestro ascendido

Hacer un aporte



Curso | Aprende a Decretar Correctamente

PRODUCTOS RECOMENDADOS


Tienda Espiritual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

Magos negros, su surgimiento y disolución

Esta gente se dio a conocer en aquel tiempo como magos negros, y como tales se les ha conocido a lo largo de los siglos.
 
Suscribirse al canal de YouTube