fbpx

Nacimiento de Jesús | Dispensación Cristiana

yosoyespiritual yosoyespiritual 983 vistas 1 comentario 2 minutos de lectura Saint Germain

Estuve presente en el inicio de la Dispensación Cristiana, y cargué en Mis brazos al amado Maestro Jesús (quien habría de ser el primer ímpetu de dicha Dispensación), aun antes de que su madre lo recibiera. Acaricié suavemente los suaves cabellos de ese bebé. Miré dentro de esos grandes ojos líquidos que todavía no había enfocado sobre el plano de conciencia y sombras en el que había venido a operar.

Toqué esas manos tan suaves como pétalos que un día habrían de resucitar muertos, y a través de las cuales fluirían las energías mediante las cuales brazos tullidos serían restaurados y los ciegos verían. Contemplé la forma del bebé. Les digo que en aquel entonces no parecía haber mucho, excepto la fe, para llevarnos hacia adelante con la esperanza de establecer un credo que se convertiría en el aliento de vida de millones.

Caminé toda la distancia hasta Egipto con ese infante y la bella novia adolescente. Confeccioné el primer par de sandalias para esos pies de bebé. Escuché cuando mi bella María le hablaba a su hijo acerca de la importancia y devoción que todo hombre debería sentir hacia las almas de otros hombres. De esa manera aprendí la bondad del Eterno en aquella vida sencilla.

¿Quién lo hubiera pensado entonces — al vivir nosotros de manera tan sencilla, ya que Yo me ganaba el pan como carpintero — que llegaría el día en que la Religión Cristiana sería aceptada por millones, que se construirían grandes edificios, y que miles de voces se unirían en canto y adoración a ese pequeño niño y a su madre bendita? Y, no obstante, ¡así fue!

Diario de el puente a la libertad – Saint Germain

Libro de decretos

Libro gratuito en la tienda virtual. Disponible en formato físico, clic en tu ubicación:

enseñanzas para ti

Meditaciones Diarias

Rayo Azul

Fe, fuerza, poder, protección, voluntad divina

Rayo Dorado

Iluminación, discernimiento sabiduría, paz, armonía

Rayo Rosa

Amor Divino, adoración, confort, cohesión

Rayo Blanco

Pureza, creatividad, Resurrección y Ascensión

Rayo Verde

Verdad, curación, concentración

Rayo Oro Rubí

Paz, Gracia, Saneamiento, Provisión y Ministerio

Rayo Violeta

Trasmutación, misericordia, liberación, perdón

Iniciación

Lecciones esenciales. Inicia tu estudio por aquí

Seguir:
"Todos los hombres buscan anhelantes a DIOS y se preguntan con inquietud: ¿Cómo saber y cómo poder encontrar a Dios? - Si realmente quieres conocer la imagen exacta de DIOS, déjate de más búsqueda y “CONÓCETE A TI MISMO”. En ti está Dios presente, sapiente y consciente". Arriba soy espíritu divino, abajo soy espíritu encarnado, luego, YO SOY lo que el Creador Es.
1 comentario
  • Que gran dicha, Saint Germán Maestro, que pudo contemplar y estar cerca de nuestro amado Padre Jesús. Acompáñanos a todos sus seguidores que lo amamos y respetamos como nuestro Padre espiritual. Bendito sea. Namaste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Video sugerido