La actividad destructiva del pensamiento | Saint Germain

El que algún ser humano encarnado en la Tierra pueda pensar que Dios introducirá Su Perfección al tiempo que el individuo está constantemente generando y utilizando fuerzas negativas y destructivas, es algo completamente descabellado.

La fuerza constructiva es una forma de fuerza positiva, mientras que la fuerza destructiva no hace más que abrirle la puerta a otra fuerza destructiva distinta a la que uno ha generado para sí. La fuerza destructiva es intensamente dinámica. La fuerza constructiva es siempre dinámica y mil veces más poderosa, ya que ése es su elemento natural y su actividad.

Los Maestros Ascendidos nunca han considerado sensato hablar mucho de lo que ocurre a causa de la actividad destructiva del pensamiento, pero me parece que tú y tus estudiantes sinceros son lo suficientemente fuertes como para soportarlo, por lo que les diré lo siguiente: todos ustedes han visto las chispas doradas en el aire. En un arranque de ira, resentimiento o condenación interna, el pensamiento reviste esa estructura atómica que rodea al individuo, y la naturaleza la impulsa hacia adelante con gran fuerza —afectando a personas que, sin saberlo, han dejado su puerta abierta, cargando las condiciones y cosas hasta un punto tal que ni se lo imaginan.

Esta fuerza generada sale, y si bien algunos fragmentos de ella podrán encontrar cabida en otra parte, su acumulación —mediante el moméntum— regresa y revolotea dentro de la atmósfera etérica de su creador.

Cuando la condición antes descrita se aplica a un individuo en particular, ¿acaso sorprende que las cosas le salgan mal? Es de esta manera cómo algún gran mal o crimen cometido en un lugar se registra allí con gran vivacidad y por eso individuos sensibles que llegan a dicho lugar a menudo sienten o ven —o ambos— la condición que allí quedó.

 

Saint Germain

Tomado del libro: Instrucción de un Maestro Ascendido Saint Germain – pag 75

 

BENDICIÓN

¡Magna Presencia de Dios! Te damos alabanzas y gracias por Tu Dulce Vertida hoy día, por la Esplendorosa Hueste que está dando de Su vida, Sanación, Serenidad, Sabiduría y Poder en grandes e interminables torrentes, a los estudiantes sinceros que acuden a la Luz. Te damos gracias.

 

Artículos relacionados

8 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Únete a nuestra comunidad:

La actividad destructiva del pensamiento | Saint Germain

La fuerza constructiva es una forma de fuerza positiva, mientras que la fuerza destructiva no hace más que abrirle la puerta a otra fuerza destructiva
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios. Enseguida recargue la página.
 
Suscribirse al canal de YouTube
Send this to a friend